Muchos cánceres de colon avanzados 'nacieron' listos para propagarse

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES, 18 de junio de 2019 (HealthDay News) -- En la mayoría de los pacientes con un cáncer de colon metastásico, la enfermedad podría haber comenzado a propagarse por el cuerpo muy pronto, cuando el tumor original no era más grande que una semilla de amapola, sugiere un estudio reciente.

Metastásico se refiere a la etapa más avanzada del cáncer, en que el tumor original se ha propagado a lugares distantes del cuerpo.

Tradicionalmente, esto se ha considerado como un evento "tardío", el resultado de que el cáncer acumule muchas mutaciones que le permitan invadir varios tejidos en el cuerpo, señaló Christina Curtis, investigadora principal del nuevo estudio.

Los hallazgos de su equipo le dan un giro completo a esa perspectiva.

Mediante el análisis genético de muestras tumorales, los investigadores rastrearon los orígenes de las metástasis de 21 pacientes con un cáncer de colon avanzado. Encontraron que era probable que el 80 por ciento de esas metástasis hubieran ocurrido muy temprano, incluso antes del diagnóstico del cáncer.

Básicamente, eso significa que algunos cánceres "nacen malos", dijo Curtis, profesora asistente de medicina y genética de la Universidad de Stanford, en California.

Aunque eso podría parecer desmoralizador, aseguró que los resultados podrían en realidad considerarse positivos.

Algún día, explicó Curtis, los médicos quizá sean capaces de usar las características genéticas de los tumores para averiguar cuáles pacientes con un cáncer de colon en etapa temprana necesitan un tratamiento más agresivo.

Eso podría significar, por ejemplo, administrar quimioterapia después de que los cirujanos extirpen el tumor del colon, para intentar acabar con las células tumorales que se han desplazado a otros lugares del cuerpo.

Además, apuntó Curtis, descubrir cuáles "impulsores" genéticos hacen que el cáncer se propague pronto podría permitir a los investigadores desarrollar nuevos fármacos que se dirijan a esos mecanismos.

Según el Dr. Martin Weiser, especialista en el cáncer de colon en el Centro Oncológico Conmemorativo Sloan Kettering, en la ciudad de Nueva York, "estos hallazgos son muy importantes. Es un trabajo excelente".

Muchos investigadores y médicos han sospechado que las metástasis con frecuencia ocurren pronto, anotó, pero estas son pruebas reales de muestras tumorales de pacientes.

"Esto muestra que hay cambios moleculares que ocurren pronto", dijo Weiser. Ese desarrollo temprano, añadió, debería hacer que determinar los culpables genéticos particulares sea más fácil.

"Tal vez podamos averiguar cuáles pacientes necesitan un tratamiento adicional pronto, y cuáles no", planteó Weiser.

En el estudio, publicado el 17 de junio en la revista Nature Genetics, Curtis y sus colaboradores comenzaron con muestras tumorales de 21 pacientes con un cáncer de colon que se había propagado al hígado o al cerebro.

Los investigadores compararon el patrón de mutaciones genéticas del tumor de colon original con el de las metástasis en cada paciente.

Encontraron que en 17 pacientes, las metástasis parecían originarse de apenas una célula, o de un grupo pequeño de células con similitudes genéticas, que se habían desprendido del tumor de colon original a principios de su desarrollo.

Luego, los investigadores revisaron los datos de más de 900 pacientes con cáncer de colon metastásico, y de 1,800 cuyo cáncer no se había propagado. Se analizaron los tumores originales de todos para detectar cambios en los genes que se sabe que están vinculados con el cáncer.

Los investigadores encontraron que ciertas combinaciones de mutaciones genéticas se relacionaban firmemente con las probabilidades de metástasis.

"Lo que parecía inclinar la balanza no era ninguna mutación genética única en particular, sino combinaciones específicas de mutaciones", comentó Curtis.

Por ejemplo, las mutaciones en un gen llamado PTPRT, en combinación con otras mutaciones específicas, se encontraron de forma casi exclusiva en los pacientes con un cáncer metastásico. Investigaciones anteriores han mostrado que cuando la función del PTPRT se pierde, una proteína de "supervivencia celular" llamada STAT3 se vuelve más activa.

Curtis dijo que es posible que un medicamento que inhibiera a la STAT3 pudiera prevenir las metástasis.

Se necesita más investigación para comprender mejor cuáles impulsores genéticos provocan las metástasis tempranas, y por qué algunos pacientes con cáncer nunca desarrollan metástasis, aseguró Curtis.

Los autores del estudio también están observando si el mismo fenómeno ocurre en otros tipos de cáncer.

Curtis enfatizó que los hallazgos no reducen la importancia de las pruebas de detección del cáncer de colon para encontrar la enfermedad en una etapa temprana. Tratar la enfermedad en sus etapas iniciales siempre es esencial.

Weiser planteó otra cuestión: los pacientes recién diagnosticados con un cáncer de colon con frecuencia creen que tienen que apresurarse a recibir el tratamiento, porque piensan que su riesgo de que se propague aumenta cada día. Pero si ese riesgo tiene más que ver con la genética del tumor que con el tiempo, quizá los pacientes sientan menos presión para tomar una decisión inmediata.

"Uno puede tomarse el tiempo para pensar en las opciones y asegurarse de recibir el tratamiento adecuado", añadió Weiser.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el tratamiento del cáncer de colon.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Christina Curtis, Ph.D., M.Sc., assistant professor, medicine and genetics, Stanford University School of Medicine, Stanford, Calif.; Martin Weiser, M.D., surgical oncologist, Memorial Sloan Kettering Cancer Center, New York City; June 17, 2019, Nature Genetics, online

Last Updated: