Qué esperar de la colonoscopia

Aunque muchos pacientes se ponen nerviosos, los médicos aseguran que no asusta tanto como algunos creen

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

DOMINGO, 22 de marzo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Como parte del Mes de concienciación del cáncer colorrectal, se está instando a los estadounidenses a que programen una colonoscopia para ayudar a detectar este tipo de cáncer tan común y tan prevenible.

Sin embargo, mucha gente está demasiado nerviosa o asustada de hacerse esta importante prueba de evaluación, recomendada a partir de los cincuenta o en caso de tener antecedentes familiares de cáncer colorrectal.

Una colonoscopia no asusta tanto como algunos creen, señala el Dr. Dale Burleson, cirujano colorrectal del Centro Médico Baylor de San Francisco.

La parte más difícil del procedimiento podría ser la preparación, pues los pacientes deben tomar un laxante en comprimido o jarabe para "vaciar" el colon. Esto es necesario para asegurar que el colon esté lo más limpio posible para que el médico pueda tener la mejor vista posible del órgano.

La preparación no es "tan mala como la pintan. Toma apenas algunas horas. Para cuando se mete a la cama, ya está preparado", aseguró Burleson en un comunicado de prensa del Baylor.

La prueba de colonoscopia en sí probablemente sea lo más fácil. "El paciente está consciente pero sedado, por lo que hay poca o ninguna incomodidad. Muchos pacientes me han dicho que no les resultó tan temible como habían esperado", aseguró Burleson.

Durante el procedimiento, se introduce un tubo largo y flexible con una pequeña cámara de video en el colon. La cámara envía imágenes a un monitor que mira el médico. Las imágenes se pueden imprimir y almacenar en una computadora.

La colonoscopia se usa para buscar inflamación, sangrado, úlceras, cambios de color y pequeños brotes de tejido llamados pólipos. La mayoría de los pólipos no son cancerosos, pero generalmente se extirpan durante la colonoscopia y se hace una biopsia para determinar si son benignos o malignos.

"El recubrimiento normal del colon debe tener un aspecto similar al del interior de la mejilla, totalmente liso. Buscamos algo que podría ser señal de afecciones digestivas o señales precoces de cáncer", explicó Burleson.

Más información

El Instituto Nacional sobre la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y del Riñón tiene más información sobre la colonoscopia.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: Baylor Health Care System, news release, March 10, 2009

--

Last Updated: