El Juul, un minúsculo dispositivo, engancha a los adolescentes de EE. UU. al vapeo

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 10 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Unos minúsculos cigarrillos electrónicos que parecen una unidad de USB están dificultando que padres y educadores eviten que los jóvenes vapeen.

Y esos dispositivos están produciendo una nueva generación de estadounidenses adictos a los cigarrillos, advierten los expertos.

"La forma en que esos productos se pueden utilizar sin ningún tipo de detección de parte de los adultos es muy consistente con algo que resultaría atractivo para un joven", planteó Erika Sward, vicepresidenta de defensoría nacional de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association).

El mejor conocido de estos dispositivos es el Juul, un cigarrillo electrónico muy parecido a una unidad USB. De hecho, se carga insertándose en el puerto USB de una computadora, lo que hace que la ilusión sea incluso mayor, anotó Sward.

El dispositivo produce vapor en una variedad de sabores de fruta y mental, y es tan bien conocido que los estudiantes han convertido la palabra Juul en un verbo, añadió Sward.

"Quizá ni le digan vapear. Lo denominan Juuling", advirtió Sward. "Como resultado, parte de la información que se está usando para la educación de los jóvenes sobre los cigarrillos electrónicos no es suficientemente específica como para afrontar al Juul".

El Juul es tan popular que muchos jóvenes ni se dan cuenta de que se trata de un cigarrillo electrónico lleno de nicotina, dijo.

Pero Juul Labs, la compañía de San Francisco que fabrica el dispositivo, afirma que solo es para adultos que deseen dejar de fumar.

"No deseamos que los jóvenes utilicen nuestros productos", declaró al The New York Times Ashley Gould, director administrativo de Juul. "Nuestro producto no solo no es para jóvenes, sino que es para personas que no utilizan nicotina".

Pero Sean Christiansen, estudiante de secundaria de Maryland, declaró ante el senado del estado en Febrero que los fabricantes de cigarrillos electrónicos se están dirigiendo a su grupo de edad.

"Si alguien entra en los medios sociales, hay constantemente videos y fotos de estudiantes de secundaria que hacen 'trucos de vapeo'", testificó Christiansen, que tiene 14 años de edad. "Están diseñados para aumentar la cantidad de estudiantes de secundaria que desean consumir nicotina y productos de tabaco, y muchos jóvenes que no tenían interés en las sustancias antes de la escuela secundaria se han convertido en fumadores".

La edad legal para comprar tabaco en Maryland es de 18 años. Christiansen testificó que muchos jóvenes de 18 años compran cigarrillos electrónicos y los revenden a estudiantes más jóvenes.

"Sé que hay estudiantes de primer año que han comprado Juuls a estudiantes de último año, y que van a nuestra escuela intermedia y venden vapeadores a estudiantes de intermedia", afirmó Christiansen.

Esto ha conducido a un uso subrepticio de cigarrillos electrónicos en las escuelas, dijeron unos educadores.

"Es nuestro demonio", declaró al Times Nate Carpender, vicedirector de la Escuela Secundaria de Cape Elizabeth, en Maine. "Es la única cosa riesgosa que uno puede hacer en la vida (con pocas consecuencias, según ellos) para mostrar que uno es un poco rebelde".

En 2017, más de 1 de cada 4 estudiantes de último año de secundaria dijeron que habían vapeado en el año anterior, y la mayoría aparentemente no sabían que estaban jugando con un producto potencialmente adictivo, según la encuesta Monitoring the Future (Monitorizando el futuro) más reciente del gobierno federal.

Sward y otros expertos en control del tabaco plantean que Juul y compañías similares se dirigen a los jóvenes con sus productos.

La variedad de sabores "son atractivos para niños y adolescentes", advirtió Sward, y dispositivos como el Juul se venden en supermercados y gasolineras, "justo donde acuden las compañías tabacaleras que tienen a los jóvenes como objetivo".

"Es profundamente preocupante, pero Juul es igual que todas las demás compañías de cigarrillos electrónicos en cuanto a que ha copiado estas tácticas del manual de las grandes tabacaleras", dijo Sward.

Gregory Conley, vicepresidente de la Asociación Americana del Vapeo (American Vaping Association), planteó que "Juul Labs está siendo atacado de forma injusta con una avalancha de artículos negativos en los medios que dan por sentado que la compañía tiene malas intenciones".

"Aunque respaldamos el cumplimiento riguroso de la leyes de acceso de los jóvenes, discrepamos con los activistas que creen que las nuevas restricciones, impuestos y prohibiciones sobre los productos para adultos alguna vez han resuelto un problema en que está implicada la rebeldía juvenil", dijo Conley.

Aun así, Sward dijo que la edad legal para los productos de tabaco se debe subir a los 21 años, y que la FDA debe controlar algunas de las tácticas de mercadeo que atraen directamente a los jóvenes.

Los padres también deben aprender algunas cosas sobre estos cigarrillos electrónicos camuflados, aconsejó Sward.

Lamentablemente, aquí hay una curva de aprendizaje para los padres, dijo Michael McAlister, director de la Escuela Secundaria de Northgate en Walnut Creek, California.

"Si hubiera tenido un paquete de cigarrillos en mi habitación cuando era niño, lo habrían descubierto", declaró McAlister al Times. "Ahora, lo primero que tenemos que afrontar es el hecho de que no saben qué es un Juul".

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre los cigarrillos electrónicos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Erika Sward, assistant vice president, national advocacy, American Lung Association, Washington, D.C.; Gregory Conley, president, American Vaping Association, Stratford, Conn.; April 2, 2018, The New York Times

Last Updated: