Un estudio con ratones sugiere que vapear podría aumentar el riesgo de cáncer

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 7 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- La nicotina del vapor de los cigarrillos electrónicos parece provocar cáncer en los ratones, sugiere un nuevo estudio de laboratorio.

La proporción de ratones que desarrollaron un cáncer de pulmón tras la exposición al vapor de los cigarrillos electrónicos con nicotina durante un año fue más o menos cuatro veces mayor que la de los ratones que solo respiraron aire filtrado, encontraron los investigadores.

Los ratones expuestos al vapor con nicotina fueron incluso más propensos a desarrollar tumores precancerosos en la vejiga, mostraron los resultados.

"La conclusión razonable es que las probabilidades de que un cigarrillo electrónico cause cáncer en los humanos son bastante altas", advirtió el investigador principal, Moon-Shong Tang, profesor de medicina ambiental en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, en la ciudad de Nueva York.

Pero otros expertos médicos dijeron que es demasiado pronto para saltar a esa conclusión.

"Creo que todos sabemos que los cigarrillos electrónicos y el vapeo probablemente no sean tan seguros como todos creen, pero no creo que se puedan sacar demasiadas conclusiones a partir de un solo estudio con animales", comentó el Dr. Fred Hirsch, director ejecutivo del Centro de Oncología Torácica en el Instituto Oncológico Tisch de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York. "Debe haber datos mucho más sustanciales".

Y la investigación con animales no siempre da resultado en los humanos.

En el estudio, Tang y sus colaboradores expusieron a 45 ratones de laboratorio a vapor que contenía nicotina cuatro horas al día cinco días por semana, durante un periodo de 54 semanas.

Un segundo grupo de 20 ratones se expuso al vapor de los cigarrillos electrónicos sin nicotina, y un tercer grupo de 20 ratones solo se expuso al aire filtrado del laboratorio.

Al final, alrededor de un 23 por ciento de los ratones que respiraron vapor con nicotina desarrollaron tumores en los pulmones, en comparación con apenas alrededor de un 6 por ciento de los ratones que respiraron el aire filtrado. Ninguno de los ratones que respiraron vapor simple desarrolló tumores.

Además, un 58 por ciento de los ratones que respiraron el vapor con nicotina desarrollaron hiperplasia urotelial de la vejiga, unas lesiones en la vejiga que con frecuencia se vuelven cancerosas, apuntó Tang. En comparación, alrededor de un 6 por ciento de los ratones que respiraron vapor simple y ninguno de los ratones que respiraron aire filtrado desarrollaron esas lesiones, mostraron los hallazgos.

Gregory Conley, presidente de la Asociación Americana del Vapeo (American Vaping Association, AVA), se mofó de los resultados. La AVA es un grupo sin fines de lucro que propugna una regulación sensata de los productos de vapeo.

Conley aseguró que el estudio y sus resultados eran "risibles", y dijo que los ratones "se expusieron a niveles masivos de aerosol de vapeo". Añadió que "cualquiera que utilice estudios con ratones, que son notablemente poco fiables, para desalentar a los fumadores adultos de cambiar a los productos de vapeo con nicotina debería sentirse avergonzado".

Pero Tang indicó que este y otros estudios en realidad demuestran que la nicotina puede convertirse en una sustancia cancerígena en el cuerpo, llamada nitrosamina, mediante un proceso químico llamado nitrosación.

Esto significa que la nicotina, que no se considera cancerígena, está "a apenas un paso de hacerse cancerígena", advirtió Tang.

Estudios anteriores de laboratorio con células de ratón y humanas encontraron que la nicotina de hecho puede convertirse en nitrosamina dentro del cuerpo, señaló Tang.

El estudio avanza a esos hallazgos, mostrando que la exposición al vapor con nicotina aumenta el riesgo de cáncer en los ratones.

El Dr. Wasif Saif, médico subjefe y director médico del Instituto Oncológico de Northwell Health en Lake Success, Nueva York, aseguró que la nitrosamina es un sospechoso razonable para el cáncer que se encontró en esos ratones.

"Todos sabemos que estos productos de la nicotina y los derivados de la nicotina son carcinógenos. Pueden provocar inhibición de la reparación del ADN en los tejidos", dijo Saif.

Aunque esto muestra que los productos de cigarrillo electrónico con nicotina probablemente fomenten al cáncer, Tang añadió que la prueba solo llegará en más o menos una década.

Entonces, los cigarrillos electrónicos habrán estado en el mercado durante dos décadas, que es más o menos el tiempo que los fumadores de tabaco tardan en desarrollar un cáncer de pulmón, aseguró Tang.

"Todavía no se sabe con certeza", dijo Tang. "Deberíamos saberlo en 10 años".

Hirsch se mostró de acuerdo.

"El efecto completo de esto no se puede evaluar a nivel clínico en los seres humanos hasta que haya pasado más tiempo", añadió Hirsch. "Debemos ver datos mucho más sustanciales, y por supuesto, al final del día, lo que nos puede decir la verdad son los datos clínicos".

El nuevo estudio se publicó en la edición en línea del 7 de octubre de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre los cigarrillos electrónicos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Moon-Shong Tang, Ph.D., professor, environmental medicine, NYU School of Medicine, New York City; Fred Hirsch, M.D., Ph.D., executive director, Center for Thoracic Oncology, Tisch Cancer Institute at Mount Sinai, New York City; Gregory Conley, president, American Vaping Association; Wasif Saif, M.D., deputy physician-in-chief and medical director, Northwell Health Cancer Institute, Lake Success, N.Y.; Oct. 7, 2019, Proceedings of the National Academy of Sciences, online

Last Updated: