Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Vinculan vapear a diario con el doble de riesgo de ataque cardiaco

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

VIERNES, 24 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- Las personas que utilizan cigarrillos electrónicos a diario tienen el doble de riesgo de un ataque cardiaco, y las probabilidades se multiplicaban casi por cinco entre los que los utilizan junto con los cigarrillos tradicionales, sugiere un nuevo estudio.

"Usar ambos productos a la vez es peor que usar cualquiera de los dos por separado", advirtió el autor sénior del estudio, Stanton Glantz, director del Centro de Investigación y Educación en el Control del Tabaco de la Universidad de California, en San Francisco.

La mayoría de los adultos que vapean siguen fumando cigarrillos de tabaco, añadió. Más o menos un 66 por ciento de los casi 2,300 usuarios actuales de cigarrillos electrónicos del estudio también fumaban cigarrillos de tabaco.

En el estudio, los investigadores analizaron los datos de casi 70,000 estadounidenses que participaron en encuestas nacionales de salud entre 2014 y 2016. De los más de 9,300 usuarios actuales y ex usuarios de cigarrillos electrónicos, un 3.6 por ciento habían sufrido un ataque cardiaco en algún momento. La tasa más alta fue entre los que vapeaban a diario (un 6 por ciento).

Las personas que usaban tanto cigarrillos electrónicos como cigarrillos de tabaco a diario tenían 4.6 veces más probabilidades de haber sufrido un ataque cardiaco que las que nunca habían utilizado ninguno de los dos, mostraron los hallazgos.

Los investigadores dijeron que su estudio es el primero en examinar la relación entre el uso de los cigarrillos electrónicos y los ataques cardiacos.

"Aunque las personas quizá piensen que están reduciendo sus riesgos de salud, encontramos que el riesgo de ataque cardiaco por los cigarrillos electrónicos se añade al riesgo de fumar cigarrillos", apuntó Glantz. "Alguien que sigue fumando a diario mientras usa cigarrillos electrónicos a diario multiplica las probabilidades de ataque cardiaco por un factor de cinco".

La buena noticia es que el riesgo de ataque cardiaco comienza a reducirse de inmediato después de que los fumadores abandonan el hábito. Y esta nueva investigación sugiere que lo mismo sucede cuando la gente deja de vapear, añadió.

Los cigarrillos electrónicos emiten unos niveles más bajos de sustancias cancerígenas que los cigarrillos regulares. Pero ambos emiten partículas ultrafinas y otras toxinas que aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca y pulmonar, apuntaron los autores del estudio.

"La única forma de reducir sustancialmente el riesgo de ataque cardiaco es dejar de usar tabaco", enfatizó Glantz.

Los investigadores dijeron que no se sabía si los ataques cardiacos se relacionaban con la utilización de los cigarrillos electrónicos, de forma que los hallazgos no pudieron probar una relación causal. Además, algunos de los ataques cardiacos reportados en el estudio probablemente ocurrieron antes de la introducción de los cigarrillos electrónicos en Estados Unidos, alrededor de 2009.

El informe aparece en la edición del 22 de agosto de la revista American Journal of Preventive Medicine.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. ofrece más información sobre los cigarrillos electrónicos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: University of California, San Francisco, news release, Aug. 22, 2018

--

Last Updated: