Follow Our Live Coverage of Covid-19 Developments

Los trasplante de médula ósea son menos riesgosos ahora

In English

MIÉRCOLES, 29 de enero de 2020 (HealthDay News) -- Los riesgos a los que se enfrentan los pacientes de trasplantes de médula ósea de EE. UU. se han reducido de forma marcada, muestra un estudio reciente.

Aunque este tipo de trasplante puede salvarles las vidas a los pacientes con cánceres de la sangre (como la leucemia) y otras enfermedades, hay riesgos potencialmente letales, anotaron los investigadores.

Pero el nuevo análisis de 1,148 pacientes que recibieron trasplantes de médula ósea en la Alianza de Atención del Cáncer de Seattle entre 2003 y 2007, y de 1,131 pacientes que se sometieron al procedimiento entre 2013 y 2017, mostró un declive significativo en el riesgo.

En comparación con el grupo de 2003-2007, el riesgo general de muerte tras el trasplante fue un 34 por ciento más bajo en el grupo de 2013-2017, aunque tuvieran más edad y estuvieran más enfermos cuando recibieron sus trasplantes, mostraron los hallazgos.

La tasa de mortalidad de los pacientes que recibieron los trasplantes entre 2013 y 2017 fue de un 40 por ciento, según el informe.

El declive en el riesgo se debe a una reducción en las complicaciones relacionadas con el trasplante, señaló el autor para la correspondencia, el Dr. George McDonald, miembro emérito del Centro de Investigación en el Cáncer Fred Hutchinson, en Seattle.

El riesgo de que los pacientes de trasplante de médula ósea fallecieran por complicaciones como las infecciones y las enfermedades del hígado, los riñones y los pulmones se redujo de un 30 a un 11 por ciento en los últimos 25 años.

También hubo una reducción en el riesgo de muerte por una recaída del cáncer, que sigue siendo una importante dificultad, indicó McDonald.

El estudio se publicó el 21 de enero en la revista Annals of Internal Medicine.

"Cada uno de nosotros ha trabajado duramente, haciendo que una pequeña dimensión del problema fuera menos grave", aseguró McDonald en un comunicado de prensa del Hutchinson. "Cumulativamente, esas pequeñas mejoras se han convertido en grandes mejoras en los resultados. Este artículo refleja 25 años de investigación clínica".

Como el estudio fue un análisis retrospectivo, no puede precisar qué factores son responsables de la mejora en los resultados de los pacientes. "Pero podemos hacer conjeturas bien fundamentadas sobre el motivo de que estén mejorando", añadió McDonald.

Los motivos posibles incluyen: unos mejores métodos para prevenir, detectar y tratar las infecciones que amenazan a los pacientes con trasplantes; la identificación anterior al trasplante de los pacientes que tienen un riesgo alto de complicaciones letales; el uso de regímenes menos tóxicos de quimioterapia y radiación para preparar a los pacientes para el trasplante; los avances en la prevención de la enfermedad del injerto contra el huésped, en que las células inmunitarias del donante atacan a los órganos del paciente; unas dosis más bajas de prednisona para tratar la enfermedad del injerto contra el huésped, lo que ha conducido a un número más bajo de infecciones.

Más información

El Programa Nacional de Donantes de Médula ofrece más información sobre los trasplantes de médula ósea.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: Fred Hutchinson Cancer Research Center, news release, Jan. 20, 2020

--

Last Updated: