El humo de segunda mano es una amenaza para todos, advierte el cirujano general

Informe encuentra que aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca, cáncer de pulmón y SMSL

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES 27 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Ninguna cantidad de humo de segunda mano es segura.

Y la única manera de proteger a los no fumadores es con ambientes libres de humo. Separar a los fumadores de los no fumadores dentro del mismo espacio aéreo o confiar en sistemas sofisticados de ventilación simplemente no funciona.

Esa es la conclusión de un nuevo informe del Cirujano General de los EE.UU. publicado el martes, que determinó que los no fumadores que estuvieron expuestos al humo de segunda mano en el trabajo o el hogar tenían un aumento de 25 a 30 por ciento en su riesgo de desarrollar enfermedad cardiaca y de 20 a 30 por ciento de desarrollar cáncer del pulmón.

"La ciencia ha comprobado que no hay un nivel libre de riesgo de exposición al humo de segunda mano. Voy a repetirlo una vez más: No hay un nivel libre de riesgo de exposición al humo de segunda mano", afirmó el Dr. Richard H. Carmona, Cirujano General de los EE.UU., en unos comentarios preparados. "Sólo los ambientes libres de humo protegen efectivamente a los no fumadores del humo de segunda mano en los espacios interiores", señaló.

Paul G. Billings, vicepresidente de políticas y defensa nacional de la American Lung Association, añadió que "en esencia, el Cirujano General concluyó cualquier debate científico sobre el humo de segunda mano. La evidencia es clara. El humo de segunda mano es dañino y necesita ser eliminado".

El completo informe, The Health Consequences of Involuntary Exposure to Tobacco Smoke (Las consecuencias de salud de la exposición involuntaria el humo del tabaco), se basó en las investigaciones más recientes sobre el tema. La última revisión completa del humo de segunda mano del Departamento de Servicios de Salud y Humanos de los EE.UU. salió en 1986. Ese informe concluyó que el humo de segunda mano causa cáncer de pulmón en los no fumadores.

Unos 126 millones de estadounidenses están aún expuestos al humo de segunda mano. Los riesgos están bien documentados e incluyen enfermedad cardiaca y cáncer del pulmón en adultos que no fuman, además de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), problemas respiratorios, infecciones de oído y ataques de asma en bebés y niños. Poco más del 20 por ciento de los niños resultan expuestos al humo de segunda mano en el hogar.

"Respirar humo de segunda mano durante incluso un periodo corto de tiempo puede dañar las células e iniciar el proceso del cáncer del pulmón", advirtió Carmona. "La exposición breve puede tener efectos perjudiciales sobre la sangre y los vasos sanguíneos, lo que aumenta potencialmente el riesgo de ataque cardiaco. La exposición al humo de segunda mano puede irritar los pulmones rápidamente o desencadenar un ataque de asma. Para algunas personas, estos efectos rápidos pueden amenazar la vida. Las personas que ya tienen enfermedad cardiaca o dolencias respiratorias están en riesgo especialmente alto", añadió.

Según el informe, casi la mitad de todos los estadounidenses que no fuman se exponen de manera regular al humo de segunda mano. En 2005, se estimó que como resultado de la exposición a segunda mano, 3,000 adultos no fumadores murieron de cáncer de pulmón, 46,000 de enfermedad cardiaca coronaria y 430 recién nacidos de SMSL.

El humo de segunda mano contiene más de 50 carcinógenos y es un carcinógeno conocido en humanos, agregó el informe.

El informe también encontró que vivir con un fumador aumenta el riesgo de un no fumador de cáncer de pulmón y enfermedad cardiaca en hasta 30 por ciento. La evidencia que relaciona el humo de segunda mano con el cáncer de mama es sólo sugerente, hasta el momento.

Y si bien se ha progresado en el control del humo de segunda mano, no es para nada suficiente, afirmaron las autoridades de salud.

"La buena noticia es que, a diferencia de otros peligros de salud pública, la exposición al humo de segunda mano se puede prevenir", aseguró Carmona. "Existe un método comprobado para proteger a los no fumadores de los riesgos de salud relacionados con la exposición al humo de segunda mano: evitar los lugares donde haya humo de segunda mano", aconsejó.

Según el informe, las prohibiciones de fumar completas como las que tienen la ciudad de Nueva York y Boston no han dañado al sector de hotelería y restaurantes. Además, restringir el tabaquismo en el lugar de trabajo no sólo reduce el el humo de segunda mano, sino también el tabaquismo activo.

Es probable que tales declaraciones alienten los esfuerzos legislativos para prohibir fumar en interiores.

"El informe ofrecerá una herramienta adicional y algunas conclusiones muy firmes para apoyar leyes y ordenanzas que prohíban fumar en todo el país", afirmó Billings. "Lo más probable es que el impulso y el ritmo de aprobar leyes para el aire libre de humo aumenten como resultado de este informe", apuntó.

"Estas son conclusiones muy contundentes porque esos son algunos de los argumentos que los enemigos de eliminar el humo de segunda mano tratan de usar", continuó Billings. "Me parece que este informe refutará esos tipos de afirmaciones de una vez por todas", añadió.

Mientras tanto, el Cirujano General tiene estos consejos para protegerse uno mismo y a sus seres queridos de los efectos del humo de segunda mano:

  • Haga de su hogar y vehículo zonas libres de humo.
  • Pídale a las personas que no fumen cerca de usted ni de sus hijos.
  • Asegúrese de que el centro de cuidado diurno y la escuela de sus hijos estén libres de humo.
  • Sea cliente de restaurantes y otros negocios sean libres de humo.
  • Enseñe a sus hijos a alejarse del humo de segunda mano.
  • Evite el humo de segunda mano, especialmente si usted o sus hijos tienen problemas respiratorios, enfermedad cardiaca o usted está embarazada.

Más información

Para más información sobre cómo protegerse usted mismo, su familia y sus amigos del humo de segunda mano, visite Smoke Free Homes.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Paul G. Billings, vice president of national policy and advocacy, American Lung Association, New York City; prepared statement from Richard H. Carmona, M.D., U.S. Surgeon General; June 27, 2006, The Health Consequences of Involuntary Exposure to Tobacco Smoke

Last Updated: