Un informe sobre el cáncer de pulmón contiene buenas y malas noticias

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES, 13 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- Más estadounidenses sobreviven al cáncer de pulmón en los últimos años, pero menos personas con un riesgo alto reciben las pruebas de detección recomendadas.

Esos son los puntos destacados del más reciente informe "Estado del cáncer de pulmón" ("State of Lung Cancer") de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association, ALA), publicado el 13 de noviembre.

Hay tendencias positivas, que incluyen al número de supervivientes. En comparación con una década antes, la tasa de supervivencia a cinco años de los pacientes con cáncer de pulmón fue un 26 por ciento más alta en 2015.

Además, menos estadounidenses están siendo diagnosticados con la enfermedad. En el mismo periodo, los casos nuevos de cáncer de pulmón se redujeron en un 19 por ciento.

Pero también hay malas noticias. La mayoría de los estadounidenses con un cáncer de pulmón todavía se diagnostican en una etapa más avanzada, cuando las probabilidades de una cura son bajas. Incluso ahora, apenas alrededor de un 22 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón sobreviven cinco años.

Esto es a pesar del hecho de que hay pruebas de detección disponibles para el cáncer de pulmón, que se recomiendan a ciertas personas con un riesgo alto: los adultos de 55 a 80 años que son fumadores empedernidos actuales, o que dejaron de fumar en los 15 años anteriores.

Esa directriz fue publicada en 2013 por el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU., un panel de expertos médicos que financia el gobierno. La Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO), tiene unas recomendaciones similares.

Pero en 2018, el informe de la ALA encontró que apenas un 4 por ciento de los estadounidenses elegibles recibieron las pruebas de detección del cáncer de pulmón.

¿Por qué? En general, las nuevas recomendaciones de detección tardan un tiempo en llegar a la práctica, explicó la Dra. Andrea McKee, asesora médica de la ALA.

Pero las nuevas pruebas de detección del cáncer de pulmón implican algunos obstáculos específicos, indicó McKee. El uso de las TC para ese fin es "del todo nuevo", anotó, y un área local dada no necesariamente cuenta con los recursos.

Pero más allá de la logística, muchos estadounidenses (incluyendo a los médicos) quizá no tengan toda la información sobre las pruebas de detección del cáncer de pulmón.

"Hay mucha mala información, en los medios e incluso en la literatura médica que los médicos leen", advirtió McKee.

Un tema se relaciona con los "falsos positivos", cuando una prueba de detección sugiere incorrectamente que hay cáncer.

Las probabilidades de un falso positivo en una TC para el cáncer de pulmón son "bastante bajas", aseguró McKee. "Hay unas probabilidades de alrededor de un 10 por ciento en un primer examen, y baja posteriormente porque el radiólogo tiene ese primer [escáner] para fines de comparación".

Pero algunos informes han afirmado que la tasa de falsos positivos es de hasta un 96 por ciento, indicó McKee.

También ha habido informes imprecisos de que la detección con TC conlleva un riesgo significativo de "diagnóstico exagerado", en que una persona se diagnostica y trata por un cáncer que no habría resultado letal. Eso es un problema en una enfermedad como el cáncer de próstata, que con frecuencia crece con lentitud y quizá nunca provoque un daño.

"Pero, en general, el cáncer de pulmón es una enfermedad bastante agresiva", dijo McKee. La investigación sugiere que el riesgo de diagnóstico excesivo por la detección es de un 3 por ciento.

Por otro lado, las pruebas de detección podrían salvar muchas vidas, aseguró McKee.

Unos 8 millones de estadounidenses califican en un riesgo alto de cáncer de pulmón, según la ALA. Si incluso la mitad se hicieran las pruebas, el grupo estima que se podrían evitar más de 12,000 muertes por cáncer de pulmón.

El hecho de que apenas un 4 por ciento de los estadounidenses elegibles recibieran las pruebas en 2018 es "muy decepcionante", aseguró el Dr. Nathan Pennell, experto en cáncer de pulmón de la ASCO. Pennell, que trabaja en la Clínica Cleveland, en Ohio, no participó en el informe.

Apuntó a un motivo adicional de la baja tasa de pruebas de detección: la visión en general fatalista sobre el cáncer de pulmón que tiene el público. "La gente teme hacerse las pruebas", dijo Pennell "porque cree que el cáncer de pulmón es una sentencia de muerte".

Sin embargo, aseguró, la mejora en la supervivencia a los cinco años es testamento de los avances recientes en el tratamiento. Éstos incluyen a la inmunoterapia, que mejora la capacidad del sistema inmunitario de eliminar a las células cancerosas, y a medicamentos "dirigidos" que tratan a ciertos cánceres de pulmón con mutaciones genéticas específicas.

Pennell recomendó que los fumadores y los exfumadores hablen con el médico sobre si deberían someterse a una detección con TC.

Las aseguradoras privadas y Medicare cubren las pruebas de las personas elegibles, según la ALA. Pero Medicaid, el programa de seguro de salud del gobierno para los estadounidenses con unos ingresos bajos, no está obligado a pagarlas.

Hasta enero de 2019, los programas de Medicaid de 31 estados cubrían las pruebas de detección del cáncer de pulmón, encontró el informe de la ALA. Doce estados no las cubría, y no había información disponible sobre siete.

Más información

El sitio "Saved by the Scan" de la Asociación Americana del Pulmón ofrece más información sobre las pruebas de detección del cáncer de pulmón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Andrea McKee, M.D., member, Lung Cancer Expert Medical Advisory Panel, American Lung Association, Chicago, and chief, radiation oncology, Lahey Hospital & Medical Center, Burlington, Mass.; Nathan Pennell, M.D., Ph.D., medical oncologist, Cleveland Clinic, Ohio, and lung cancer expert, American Society of Clinical Oncology, Alexandria, Va.; Nov. 13, 2019, American Lung Association, State of Lung Cancer 2019

Last Updated: