Las directrices sobre las pruebas del cáncer de mama podrían estar dejando de lado a las minorías

In English

MIÉRCOLES, 7 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- Las directrices sobre las pruebas del cáncer de mama se basan principalmente en los datos científicos de mujeres blancas, y ese sesgo podría provocar que se tarde en detectar esta enfermedad en las mujeres de las minorías, informan unos investigadores.

"Aunque se ha prestado mucha atención en la mejora de la 'competencia cultural' de la atención clínica (atender a los pacientes de tal forma que se adapte a sus diferencias culturales y lingüísticas), nos preocupa que no se haya prestado mucha atención al proceso de investigación científica", dijo David Chang, del departamento de cirugía del Hospital General de Massachusetts.

"Si el conocimiento científico en el que se basan las directrices clínicas no se construyó de tal modo que respete las diferencias raciales, hay poco que se pueda hacer en la práctica para mejorar la atención al paciente", añadió Chang en un comunicado de prensa del hospital.

Las directrices del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. recomiendan que se empiecen las pruebas del cáncer de mama a los 50 años de edad para las mujeres con un riesgo promedio. Pero no ha estado claro si una sola directriz se puede aplicar a distintos grupos raciales o étnicos, indicaron los investigadores.

Para saber más sobre esta cuestión, los investigadores analizaron los datos del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. sobre las mujeres de 45 a 70 años de edad a las que se diagnosticó un cáncer de mama entre 1973 y 2010.

La edad promedio en el momento del diagnóstico era de 59 años en el caso de las mujeres blancas, 56 años en las negras, 55 años en las hispanas y 46 años en las asiáticas, mostraron los hallazgos.

Los porcentajes de pacientes diagnosticadas antes de los 50 años de edad fueron: el 31 por ciento para las negras, el 35 por ciento para las hispanas, el 33 por ciento para las asiáticas, y el 24 por ciento para las blancas.

Se diagnosticaron cánceres avanzados al 47 por ciento de las pacientes negras, al 43 por ciento de las pacientes hispanas, al 37 por ciento de las pacientes blancas y al 36 por ciento de las pacientes asiáticas, según el estudio.

Los investigadores dijeron que los hallazgos indican que algunos grupos de mujeres no blancas deberían empezar las pruebas del cáncer de mama a una edad anterior que las blancas.

El estudio aparece en la edición del 7 de marzo de la revista JAMA Pediatrics.

"La situación con el cáncer de mama es uno de los mejores ejemplos de cómo la ciencia realizada sin tener en cuenta las diferencias raciales puede producir directrices que en última instancia serían perjudiciales para las pacientes pertenecientes a las minorías", explicó Chang.

"La ciencia defectuosa puede dañar a más personas que la atención clínica defectuosa, razón por la cual es tan importante detectar y finalmente eliminar este tipo de sesgos ocultos en la literatura científica", añadió.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre la investigación sobre el cáncer de mama.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Massachusetts General Hospital, news release, March 7, 2018

--

Last Updated: