A pesar de los avances, los afroamericanos siguen teniendo la tasa más alta de muerte por cáncer

In English

JUEVES, 14 de febrero de 2019 (HealthDay News) -- Un nuevo informe de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society, ACS) tiene buenas noticias y malas noticias para los estadounidenses negros.

La cantidad de afroamericanos que pierden la vida por el cáncer se está reduciendo, encuentra el informe, y a una tasa más rápida que la observada entre los blancos. Eso está ayudando a cerrar una "laguna racial" de décadas de duración en las muertes por cáncer entre los negros y los blancos.

"Ver el progreso sustancial logrado en las últimas décadas en la reducción de las disparidades entre negros y blancos en la mortalidad del cáncer es increíblemente gratificante", afirmó el Dr. Len Lichtenfeld, director médico interino de la ACS.

Pero incluso con esa mejora, los negros siguen teniendo la tasa más alta de mortalidad por cáncer de todos los grupos raciales/étnicos de Estados Unidos. Esto sucede en la mayoría de tipos de cáncer, encontró el informe.

Se prevé que en 2019 ocurran unos 202,260 casos nuevos de cáncer y 73,030 muertes por cáncer entre los afroamericanos.

Los autores del nuevo informe estudiaron las estadísticas de tres importantes bases de datos, remontándose hasta 1990. En ese año, los hombres negros tenían un riesgo un 47 por ciento más alto de fallecer de cáncer que los hombres blancos, y las mujeres negras tenían un riesgo un 19 por ciento más alto de muerte por esa causa que las mujeres blancas.

Pero en 2016 esos porcentajes se habían reducido a un 19 y un 13 por ciento, respectivamente, encontró la ACS.

La mejora fue incluso más pronunciada entre los hombres menores de 50 años y las mujeres mayores de 70. En esos grupos, la disparidad entre negros y blancos en la mortalidad por el cáncer casi se ha eliminado, apuntó el equipo de la ACS.

Las mejoras se deben en gran medida a unos declives significativos en tres de los cuatro tipos más comunes de cáncer, dijeron los investigadores. Encontraron que la disparidad entre negros y blancos en las muertes por el cáncer se han reducido en los cánceres de pulmón, próstata y colon, y se ha estabilizado en el cáncer de mama desde 2010.

Un médico que trabaja con pacientes con cáncer de mama dijo que ha visto estos cambios de primera mano.

"Aunque seguimos observando un cáncer de próstata de grado más alto en los hombres afroamericanos, mis evidencias anecdóticas sugieren que estamos viendo más cánceres detectados por las pruebas, en unas etapas más tempranas", comentó el Dr. Manish Vira, director asistente de investigación urológica en el Instituto de Urología Arthur Smith de Northwell Health en Lake Success, Nueva York.

Vira afirma que ha habido un "aumento en la concienciación" entre todos los grupos de pacientes sobre la necesidad de hacerse pronto pruebas de detección del cáncer de próstata. La detección temprana del cáncer en general conlleva unas mejores probabilidades de supervivencia.

"Ha habido un énfasis en particular en mejorar el cumplimiento con las pruebas de detección en las poblaciones con un riesgo alto", dijo Vira.

El informe de la ACS encontró una reducción particularmente dramática en las disparidades entre negros y blancos en las muertes por cáncer en ciertos grupos de edad.

Por ejemplo, entre los hombres de 40 a 49 años, la tasa de mortalidad por cáncer era un 102 por ciento más alta entre los negros que entre los blancos en 1990-1991, pero era apenas un 17 por ciento más alta en 2015-2016.

Entre las mujeres de 40 a 49 años, la disparidad general en la mortalidad por el cáncer entre negras y blancas se redujo de un 44 por ciento en 1990-1991 a un 30 por ciento en 2015-2016.

El informe también señalaba que de 2006 a 2015, la tasa general de cáncer se redujo con mayor rapidez entre los hombres negros (un 2.4 por ciento al año) que entre los hombres blancos (un 1.7 por ciento al año), en gran medida debido a los declives en el cáncer de pulmón entre los hombres negros.

Esa última tendencia no sorprendió a un especialista en los pulmones, el Dr. Len Horovitz, que apuntó a los avances recientes en las pruebas de detección del cáncer de pulmón.

"En particular en el diagnóstico del cáncer de pulmón, el uso de escáneres pulmonares por TC de dosis baja identifica el cáncer en unas etapas más tempranas, lo que resulta en la posibilidad de una cura o de una mayor supervivencia", dijo Horovitz, que trabaja en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Lichtenfeld dijo que la creciente impopularidad de fumar también ha tenido un rol importante.

"El progreso [contra el cáncer] se ve impulsado en gran medida por reducciones en la tasa de mortalidad por el cáncer de pulmón, fomentadas por unas reducciones más rápidas en el tabaquismo entre los negros que entre los blancos en los últimos 40 años", apuntó en un comunicado de prensa de la ACS. "Para continuar con este progreso, debemos ampliar el acceso a una prevención, una detección temprana y un tratamiento de alta calidad para el cáncer para todos los estadounidenses".

El cáncer de pulmón sigue siendo la principal causa de muerte por cáncer tanto entre los hombres (un 25 por ciento de las muertes) como entre las mujeres (un 20 por ciento de las muertes), seguido del cáncer de mama en las mujeres (un 18 por ciento) y el cáncer de próstata en los hombres (un 15 por ciento). Se prevé que el cáncer de colon sea la tercera causa principal de muerte por cáncer entre los hombres y las mujeres negras.

Según la ACS, las tasas de mortalidad por cáncer llegaron a su punto máximo entre los hombres y las mujeres negras a principios de los 90, y se han reducido desde entonces; la mayor reducción ha sido entre los hombres, lo que se traduce en la prevención de más de 462,000 muertes por cáncer en los últimos 25 años.

Hubo pocos cambios en la incidencia de cáncer entre las mujeres negras, pero la incidencia mejoró ligeramente entre las mujeres blancas. Hubo declives generales en el cáncer de pulmón y de colon, y aumentos en el cáncer de mama, de endometrio y de páncreas.

El cáncer de próstata es el cáncer más común en los hombres negros, y el cáncer de mama es el cáncer más común en las mujeres negras; cada uno conforma casi un tercio de los cánceres diagnosticados en cada sexo, encontró el informe.

Los cánceres de pulmón y de colon son el segundo y el tercer tipos más comunes de cáncer tanto entre los hombres como entre las mujeres de raza negra.

El informe se publicó el 13 de febrero en la revista CA: A Cancer Journal for Clinicians.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre las disparidades en el cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Len Horovitz, M.D., pulmonary specialist, Lenox Hill Hospital, New York City; Manish A. Vira, M.D., vice chair, urologic research, Northwell Health's Arthur Smith Institute for Urology, Lake Success, N.Y.; American Cancer Society, news release, Feb. 14, 2019

--

Last Updated: