Cuando uno de los padres tiene un cáncer, los niños sufren a largo plazo, según un estudio

In English

MARTES, 21 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- Los niños cuyos padres sufren un cáncer son más propensos a tener dificultades en la escuela y a tener unos ingresos más bajos en la adultez, sugiere un nuevo estudio danés.

El estudio incluyó a más de 1 millón de personas nacidas en Dinamarca entre 1978 y 1999. Antes de que cumplieran los 18 años, uno de los padres de más o menos 1 de cada 20 fue diagnosticado con cáncer.

A los 15 años, esos jóvenes tenían unas calificaciones promedio más bajas en la escuela que sus compañeros de clases, mostraron los hallazgos. Las calificaciones promedio más bajas fueron las de los niños cuyo progenitor falleció de cáncer o que tuvo unas probabilidades bajas de sobrevivir cinco años.

El cáncer en uno de los padres también se asoció con un nivel más bajo de logro educativo en los niños, particularmente si el papá tuvo cáncer. El riesgo era 1.5 veces más alto si las probabilidades del progenitor de sobrevivir cinco años eran bajas, y 1.6 veces más alto si el padre falleció.

A los 30 años, los adultos que pasaron en la niñez por la experiencia de que uno de sus padres tuviera cáncer eran más propensos a ganar menos que los demás, sobre todo si el padre tuvo unas probabilidades bajas de supervivencia a cinco años o falleció, según el informe.

Los niños que tenían menos de 5 años cuando el padre fue diagnosticado parecieron presentar el mayor riesgo de problemas. Esto sugiere que el impacto del cáncer de un padre en la niñez temprana parece ser duradero.

"Desde la perspectiva de la trayectoria vital, el cáncer de uno de los padres en la niñez se podría considerar como un factor estresante potencial a principios de la vida que podría aumentar la vulnerabilidad de la salud a exposiciones vitales posteriores, lo que amplía en un futuro el riesgo de desventajas sociales y de una mala salud en la adultez", escribieron los investigadores, dirigidos por Anne Cathrine Joergensen, de la Universidad de Copenhague.

Pero los investigadores no pudieron demostrar una relación causal.

Los hallazgos "podrían indicar que algunos niños que experimentan que uno de sus padres tenga cáncer se beneficiarían de un respaldo adecuado y de una rehabilitación educativa temprana en [su] adolescencia", concluyó el equipo del estudio.

El estudio aparece en la edición del 20 de agosto de la revista Journal of Epidemiology & Community Health.

Una de cada tres personas será diagnosticada con un cáncer en algún momento de sus vidas, y se estima que uno de cada seis supervivientes al cáncer vive con niños, anotaron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) explica cómo ayudar a los niños cuando un familiar tiene cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Journal of Epidemiology amp; Community Health, news release, Aug. 20, 2018

--

Last Updated: