El cáncer es ahora el principal responsable de la mortalidad entre los estadounidenses

Desbanca a la enfermedad cardiaca del primer puesto de la lista, según halla un nuevo informe

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES 19 de enero (HealthDayNews/HispaniCare) -- El cáncer ha desbancado a la enfermedad cardiaca como la principal causa de muerte entre los estadounidenses menores de 85 años, de acuerdo con las últimas proyecciones de la American Cancer Society publicadas el miércoles.

Aunque los índices de mortalidad son más altos en relación con la enfermedad cardiaca, de acuerdo con el último informe, la mortalidad de muchos tipos de cáncer está actualmente en descenso.

El informe anual halló que el cáncer ahora mismo representa cerca del 23 por ciento de las muertes entre estadounidenses independientemente de la edad.

Además, el informe proyecta que habrá 1,372,910 nuevos casos de cáncer en los Estados Unidos para este año y 570,280 muertes.

La enfermedad cardiaca sigue siento la causa principal de muerte entre los estadounidenses independientemente de la edad. En 2002, más de 690,000 personas murieron a causa de enfermedad cardiaca en comparación con más de 550,00 muertes de todo tipo de cáncer, según estadísticas federales.

Para el pronóstico de cáncer, sin embargo, hay noticias tanto esperanzadoras como desalentadoras.

Los estadounidenses viven por más tiempo tras un diagnóstico del cáncer. Los índices de cáncer pulmonar para los hombres siguen en descenso, mientras que han caído por primera vez para las mujeres. Los índices de cáncer colorrectal para hombres y mujeres se han reducido, así como los índices de cáncer del cuello uterino.

Sin embargo, los índices de cánceres relacionados con el exceso de peso están aumentando, un reflejo de la epidemia de obesidad que azota los EE.UU.

Alrededor de un tercio de los nuevos casos de cáncer de este año se deberá al consumo de tabaco. Otro tercio será por una pobre nutrición, inactividad física o exceso de peso y obesidad.

El informe también ofrece una actualización de las tendencias del cáncer. De 1993 a 2001, los índices generales de cáncer se redujeron en un 1.5 por ciento al año para los hombres. En cambio, la reducción anual para las mujeres fue de un 0.8 por ciento entre 1992 y 2001.

En general, las personas sobreviven durante mucho más tiempo tras haber padecido cáncer. Desde finales de los años 70, la tasa de supervivencia para hombres creció del 43 al 64 por ciento y para las mujeres del 57 al 64 por ciento.

El cáncer pulmonar sigue siendo la principal causa de muerte y constituye el 31 por ciento de las muertes por cáncer en hombres y el 27 por ciento en las mujeres. En los hombres, el cáncer pulmonar es la principal causa de muerte, seguido del cáncer de próstata y el colorrectal. En cambio, el cáncer de mama ocupa el segundo lugar en índices de mortalidad en las mujeres, seguido del cáncer colorrectal.

"El orden de las tres causas principales no ha variado desde finales de los 80, cuando el número de muertes por cáncer pulmonar superó al del cáncer de mama y, por su parte, el cáncer de próstata superó al rectal en los hombres", dijo en una conferencia de prensa celebrada el miércoles Elizabeth Ward, directora de investigación de vigilancia del departamento de epidemiología e investigación de vigilancia de la American Cancer Society.

Para las mujeres, el cáncer diagnosticado con más frecuencia es el de mama, seguido por el cáncer de pulmón y de bronquios, y luego el cáncer colorrectal. Para los hombres, los cánceres diagnosticados con mayor frecuencia son el de pulmón, próstata y colorrectal, en ese orden.

De 1998 a 2001, el cáncer pulmonar siguió descendiendo en los hombres y, por primera vez, también lo hizo en las mujeres.

"El descenso en las tasas de incidencia del cáncer pulmonar y otros tipos de cáncer refleja el progreso sustancial contra el uso de tabaco, cuyo declive comenzó en la década de los 70 en los hombres", indicó Ward.

Es demasiado pronto para afirmar que el descenso reportado en las mujeres sea efectivamente una caída o simplemente una estabilización, aunque posiblemente sea una señal de que la epidemia del cáncer pulmonar ha llegado a su punto álgido, añadió.

Las incidencias del cáncer colorrectal entre hombres y mujeres y el cáncer cervical también han descendido, probablemente como resultado de esfuerzos para aumentar las pruebas de diagnóstico, destacó el informe.

Por el contrario, los índices del cáncer de próstata, mama y tiroides, así como del melanoma están en aumento. Los incrementos en el cáncer de tiroides podrían deberse a mejoras en los diagnósticos o a un incremento en la exposición de radiación médica, tales como los rayos X. Al mismo tiempo, la mortalidad del cáncer de mama se ha reducido, aunque no está claro si esto se debe a mejoras en la detección o tratamiento, indicó el informe.

Los hombres obesos corren un 50 por ciento más de riesgo de desarrollar cáncer en general, especialmente cáncer de hígado, páncreas, estómago y esófago. Las mujeres obesas enfrentan un 70 por ciento más de riesgo de contraer cáncer, en particular de útero, renal, de cuello uterino y de páncreas.

Los cánceres relacionados con enfermedades infecciosas, muchas de los cuales son prevenibles, fueron destacados en el informe.

La sociedad contra el cáncer estimó a nivel mundial que el 17 por ciento de los nuevos cánceres serán atribuidos a infecciones, incluido el 26 por ciento de cánceres en países en vías de desarrollo (1.5 millones de casos) y el 7.2 por ciento (360,000 casos) en países desarrollados.

El cáncer de hígado puede ser causado por los virus de la hepatitis B y C; el cáncer cervical por virus del papiloma humano; el cáncer de estómago por la bacteria Helicobacter pylori; el sarcoma de Kaposi y linfoma por el VIH, el virus que causa el sida. Existen maneras de prevenir o detectar la mayoría de estas enfermedades: una vacuna para la hepatitis B; buenas pruebas de diagnóstico de cáncer de cuello uterino y cambios conductuales que pueden prevenir enfermedades, resaltó el informe.

Ward enfatizó dos desafíos para el futuro.

"Necesitamos motivar a las personas para que dejen de fumar y además realizar esfuerzos consistentes para reducir la iniciación del uso del tabaco entre la gente joven", declaró. "Además, necesitamos revertir la epidemia de sobrepeso y obesidad que está afectando tanto a niños como adultos en nuestra sociedad".

El informe será publicado en la edición de enero y febrero de CA: A Cancer Journal for Clinicians.

Más información

Para más información sobre el cáncer, visite la American Cancer Society.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Jan. 19, 2005, news conference with Elizabeth Ward, Ph.D., director, surveillance research, department of epidemiology and surveillance research, American Cancer Society, Atlanta; Cancer Statistics, 2005, released Jan. 19, 2005, by the American Cancer Society

Last Updated: