¿Le gustan los alimentos orgánicos? Sus probabilidades de algunos tipos de cáncer podrían reducirse

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 22 de octubre de 2018 (HealthDay News) -- Pagar más por esas costosas frutas y verduras orgánicas podría ser rentable: una nueva investigación sugiere que comerlas podría ayudarle a evitar un diagnóstico de cáncer.

Las personas que consumían la mayor cantidad de alimentos orgánicos tenían un riesgo de cáncer un 25 por ciento más bajo en comparación con las que comían la menor cantidad, encontró el estudio.

Específicamente, comer más alimentos de cultivo orgánico se vinculó con una reducción del 34 por ciento en el riesgo de cáncer de mama postmenopáusico, una reducción del 76 por ciento en el riesgo de todos los linfomas, y una reducción del 86 por ciento en el riesgo de linfoma no Hodgkin, aseguró la investigadora principal, Julia Baudry, científica en el Centro de Investigación, Epidemiología y Estadísticas de la Sorbonne Paris Cite.

"Si nuestros hallazgos se confirman, el consumo de alimentos orgánicos podría contribuir a la prevención del cáncer", planteó Baudry, aunque su estudio no probó que provocaran directamente una reducción en el riesgo de cáncer.

Y las personas no deben dejar de comer frutas y verduras si no pueden permitirse las opciones más costosas de cultivo orgánico.

Se sabe que incluir muchas frutas y verduras en la dieta reduce el riesgo de enfermedades crónicas y cáncer, independientemente de que sean orgánicas o no, señalaron Baudry y otros expertos.

Mark Guinter, becario postdoctoral en la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), dijo que "lo más importante de todo es asegurarse de consumir frutas y verduras, evitar la carne roja y procesada, y comer granos integrales. Esas relaciones con el cáncer se han establecido, y se han replicado en múltiples poblaciones".

Guinter añadió que "si a las personas les interesa cambiar sus dietas o comprar alimentos que se sabe que ayudan a prevenir el riesgo de cáncer, sin duda esas serían las medidas a tomar, en lugar de simplemente comprar productos orgánicos".

En este estudio, Baudry y sus colaboradores analizaron datos de casi 69,000 personas que participaron en un estudio francés en curso sobre las asociaciones entre la nutrición y la salud.

Todos los participantes completaron cuestionarios sobre su consumo de productos orgánicos. Éstos incluían frutas y verduras, lácteos, carne y pescado, huevos, panes y otros alimentos.

También completaron cuestionarios anuales sobre su estado de salud, lo que incluía los casos de cáncer, y se les dio un seguimiento promedio de 4.5 años.

Los investigadores encontraron una asociación entre comer alimentos orgánicos y un riesgo más bajo de cáncer, incluso tras tomar en cuenta otros factores de riesgo del cáncer.

"Sí consideramos una variedad de factores que podrían estar implicados en la relación", dijo Baudry, "por ejemplo factores sociodemográficos, socioeconómicos y del estilo de vida, además de los antecedentes familiares de cáncer, o unas dietas más saludables en términos de los nutrientes y el consumo de comida. Controlar esos factores no modificó los hallazgos sustancialmente".

Los alimentos orgánicos se cultivan sin pesticidas, fertilizantes y otras sustancias. Los estudios han mostrado que las personas que consumen alimentos orgánicos tienen unos niveles más bajos de residuos de pesticidas en la orina, anotó.

"La exposición a los pesticidas se ha asociado con un mayor riesgo de cáncer" en estudios anteriores, dijo Baudry.

En concreto, comentó Guinter, este estudio respalda los resultados de un estudio británico que también encontró una asociación entre el consumo de alimentos orgánicos y un riesgo más bajo de linfoma no Hodgkin.

"Siempre que se ve que un resultado se replica de esa forma, uno lo encuentra un poco más creíble. Hay una buena plausibilidad biológica subyacente", explicó Guinter.

Según el Dr. Frank Hu, catedrático de nutrición en la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, estudios con animales han mostrado que los pesticidas aumentan el daño en el ADN, lo que puede incrementar el riesgo de cáncer. Las sustancias químicas también pueden perturbar al sistema endocrino.

Pero Guinter y Hu señalaron que todavía no hay suficientes evidencias en los humanos en las cuales basar alguna nueva recomendación sobre la dieta.

Las personas deben comer bien y mantener un peso saludable mediante la dieta y el ejercicio para prevenir el cáncer, enfatizó Hu. Reducir el alcohol también ayuda.

"Básicamente, aumentar el consumo de frutas y verduras, ya sean convencionales u orgánicas, puede mejorar la calidad general de la dieta y reducir el riesgo de enfermedades crónicas, incluyendo el cáncer", apuntó Hu, autor sénior de un editorial publicado junto al nuevo estudio.

El informe aparece en la edición en línea del 22 de octubre de la revista JAMA Internal Medicine.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer ofrece más información sobre la dieta y el riesgo de cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Julia Baudry, Ph.D., scientist, Center for Research and Epidemiology and Statistics, Sorbonne Paris Cite; Mark Guinter, Ph.D., postdoctoral fellow, American Cancer Society; Frank Hu, M.D., Ph.D., chair, nutrition, Harvard T.H. Chan School of Public Health, Boston; Oct. 22, 2018, JAMA Internal Medicine, online

Last Updated: