La vitamina D no previene la mayoría de cánceres

Sin embargo, un estudio importante encontró una posible protección contra los tumores de colon

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MARTES 30 de octubre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Niveles altos en la sangre de vitamina D no disminuyeron el índice general de muerte por cáncer en un estudio a largo plazo, informan investigadores.

Sin embargo, sí notaron una reducción marcada en las muertes por cáncer colorrectal en relación con la vitamina.

Los hallazgos, provenientes de un equipo del U.S. National Cancer Institute, contradicen algunos datos anteriores que sugerían que la vitamina D podría ayudar a prevenir la malignidad.

"Durante varios años, una variedad de publicaciones han sugerido que la vitamina D puede reducir las muertes por varias formas de cáncer", apuntó el Dr. Len Lichtenfeld, subdirector médico de la American Cancer Society. "Esto es más evidencia que nos lleva a solicitar más investigaciones antes de realizar recomendaciones para la población general".

Incluso el hallazgo de que la vitamina podría disminuir el riesgo de cáncer de colon amerita más estudio, añadió Lichtenfeld, quien no participó en la investigación. "Hemos hecho un llamado a más investigación para ver si la vitamina D reduce o no las muertes por cáncer", dijo. "En este momento, no tenemos suficiente evidencia para realizar una recomendación, por ejemplo, de que las personas aumenten su ingesta de vitamina D para reducir el riesgo de cáncer colorrectal".

En el estudio, el equipo del NCI evaluó datos de casi 17,000 participantes en la tercera Encuesta de examen de salud y nutrición, a quienes se dio seguimiento durante seis a doce años. Hubo 536 muertes por cáncer en el grupo durante ese periodo.

El estudio no encontró relación entre las muertes totales por cáncer y los niveles de vitamina D en circulación en la sangre, según el informe, que aparece en la edición del 30 de octubre del Journal of the National Cancer Institute.

Sin embargo, las personas con mayores niveles de vitamina D en circulación tenían un riesgo de mortalidad por cáncer de colon 72 por ciento menor que las que tenían niveles menores, encontró el informe.

No se debe interpretar que esas cifras significan que la vitamina D previene el cáncer colorrectal, dado que el estudio no fue suficientemente grande ni duró suficiente tiempo para proveer información significativa, señaló Cindy Davis, directora de programa en el grupo de investigación de ciencias de la nutrición del NCI y coautora de un editorial acompañante.

"El cáncer es un proceso muy largo, y hay un periodo aún mayor entre los incidentes de mortalidad", dijo Davis. "Sólo hubo un número muy pequeño de muertes por cáncer. Si existe una relación, este estudio no tiene el tamaño suficiente para mostrarla".

Otros estudios han presentado evidencia de que la vitamina D podría proveer protección contra el cáncer de colon, pero otros no lo han hecho, anotó.

Además, añadió Davis, "no sabemos cuál es el nivel óptimo de vitamina D, no sabemos si la genética podría afectar los beneficios, y tenemos que considerar interacciones con otros componentes dietéticos. Algunas personas podrían correr un riesgo. La evidencia sugiere un aumento en los cálculos renales [por exceso de vitamina D], y aunque los cálculos renales no son cáncer, son un problema".

La recomendación actual de vitamina D es de 200 unidades internacionales al día, apuntó Davis, y "considero que cuando sea posible, es mejor que la gente cumpla con sus necesidades dietéticas a través de la dieta en vez de mediante complementos".

Algunos alimentos, como la leche, son fortificados con vitamina D, y el nutriente puede encontrarse en algunos pescados y aceites de pescado, según los U.S. National Institutes of Health. La piel también produce vitamina D al ser expuesta al sol.

D. Michael Freedman, el epidemiólogo del NCI que lideró el estudio, dijo que su principal hallazgo "fue la falta de relación entre el total de muertes por cáncer y los niveles de vitamina D". Freedman restó importancia a los datos sobre el cáncer colorrectal como "un hallazgo secundario".

"Este estudio no aborda el tema de los efectos de la vitamina D en la sangre", aclaró Freedman. "El problema de qué las personas deberían tomar en cuanto a la vitamina D involucra muchos otros factores".

En un estudio relacionado que aparece en la misma edición de la revista, un equipo del Centro de cáncer M.D. Anderson de la Universidad de Texas, en Houston, encontró que el tratamiento con un derivado de la vitamina A podría ayudar a reducir el riesgo de un fumador de desarrollar cáncer de pulmón.

Los pacientes que recibieron el derivado, conocido como ácido 13-cis-retinoico, mostraron una reducción en el crecimiento de unas células pulmonares del tipo que podrían más adelante formar cánceres, informó el equipo.

Más información

Para más información sobre la vitamina D, visite la U.S. Office of Dietary Supplements.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Cindy Davis, Ph.D., program director, U.S. National Cancer Institute nutrition sciences research group, Bethesda, Md.,; D. Michal Freedman, Ph.D., epidemiologist, U.S. National Cancer Institute, Bethesda, Md.; Len Lichtenfeld, M.D., deputy chief medical officer, American Cancer Society, Atlanta; Oct. 30, 2007, Journal of the National Cancer Institute

Last Updated: