Relacionados niveles de azúcar en sangre con tasas de cáncer

Los niveles más altos significaron una mayor incidencia de la enfermedad en un gran estudio coreano

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES 11 de enero (HealthDayNews/HispaniCare) -- Si los estadounidenses no hacen algo acerca de su cinturas en expansión, el cáncer podría pronto unirse a la diabetes y a la enfermedad del corazón como enfermedades en crecimiento debido a la epidemia de obesidad del país.

Un estudio publicado en la edición del 12 de enero del Journal of the American Medical Association encontró que niveles de glucosa en la sangre en ayunas más altos estaban relacionados con un aumento en la incidencia de cáncer y en la mortalidad por cáncer.

"A largo plazo, la implicación es que a medida que la población del mundo engorda y el azúcar sanguíneo aumenta, ese factor podría contribuir a un aumento en la carga de cáncer", afirmó el coautor, el Dr. Jonathan Samet, presidente de epidemiología de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Johns Hopkins.

Los niveles de glucosa en ayunas se usan para medir la cantidad de azúcar en la sangre de una persona cuando no ha comido ni bebido nada durante por lo menos ocho horas. Una lectura por debajo de 110 mg/dl se considera normal, de 110 a 125 mg/dl se considera como anormal, y un nivel de azúcar en la sangre en ayuno por encima de 126 mg/dl indica diabetes.

Más de 150 millones de personas en todo el mundo sufren actualmente de diabetes, según estudio, y esa cifra podría duplicarse para el 2025. El peso excesivo es un importante factor de riesgo para la diabetes. De hecho, según la American Diabetes Association, nueve de cada 10 personas recién diagnosticadas con diabetes tipo 2 tienen exceso de peso.

El estudio actual evaluó 10 años de datos de casi 1.3 millones de hombres y mujeres coreanos. Las personas en Corea tienden a ser más delgadas y tienen una incidencia de diabetes más baja que las personas en los Estados Unidos, según el estudio y un editorial que lo acompaña.

En la investigación participaron 829,770 hombres y 468,615 mujeres. Todos tenían entre 30 y 95 años de edad. Los datos provinieron del Estudio Coreano de Prevención del Cáncer y la información fue provista por National Health Insurance Corp. Durante un examen físico semestral, cada persona fue encuestada acerca de sus hábitos de estilo de vida, tales como el uso de tabaco y el consumo de alcohol. También midieron sus niveles de azúcar en la sangre.

Los investigadores controlaron los datos para tomar en cuenta el tabaquismo y el uso de alcohol.

Durante el periodo de estudio, casi 26,000 personas murieron de cáncer. Las tasas de muerte fueron más altos entre aquellos que tenían los niveles de glucosa en ayunas más altas. En general, aquellas con los niveles de glucosa en ayunas por encima de 140 mg/dl tuvieron un riesgo de morir de cáncer 29 por ciento más alto. Para el cáncer pancreático, el riesgo de morir se duplicó para aquellos con los niveles de glucosa en ayunas más altos. Apenas 848 muertes por cáncer ocurrieron entre personas con niveles de glucosa en ayunas de más de 90 mg/dl.

Más de 56,000 individuos fueron diagnosticados con cáncer durante el estudio. Las tasas de incidencia de cáncer también aumentaron conjuntamente con los niveles de glucosa. En general, el riesgo de desarrollar cáncer fue 13 por ciento más alto en las personas con un nivel de glucosa en ayunas de entre 110 mg/dl y 125 mg/dl, en comparación con aquellos cuya lectura estuvo por debajo de 90 mg/dl. Para las personas con glucosa en ayunas por encima de 140 mg/dl, el riesgo aumentó 22 por ciento más que para aquellas por debajo de 90 mg/dl.

Cuando los niveles de azúcar en la sangre aumentaron por encima de 110 mg/dl, la incidencia de cáncer aumentó para la leucemia y los cánceres de esófago, laringe, estómago, colon, recto, hígado, conducto biliar, páncreas, pulmón, próstata, riñón, vejiga y cerebro, según el estudio.

En el pasado, tanto la obesidad como la diabetes se han relacionado con el desarrollo del cáncer, pero era difícil saber cuál factor era realmente responsable debido a que la mayoría de las personas con diabetes también tienen exceso de peso.

"Desentrañar si es la diabetes o la obesidad [lo que contribuye al cáncer] ha sido difícil", apuntó la Dra. Carmen Rodriguez, epidemióloga de la American Cancer Society, quien añadió que esa es exactamente la razón por la cual el nuevo estudio es útil, ya que se hizo en una población más delgada.

"El tamaño de este estudio es impresionante", apuntó Rodriguez", y probablemente contiene una lección para el pueblo estadounidense: Mantener un peso y un estilo de vida saludables es importante".

Samet hizo eco de esa opinión y dijo que "hay muchas razones para preocuparse sobre la cintura en expansión de la población de los EE.UU., y ésta es otra consecuencia adversa del sobrepeso".

En el editorial acompañante, epidemiólogos de la Facultad Médica de la Universidad de Michigan escribieron que "debido a que la prevalencia de diabetes es más alta en los Estados Unidos que en Corea, es posible que prevenir la diabetes pueda tener un efecto más importante en los Estados Unidos". Añadieron que prevenir la obesidad y la diabetes "podría finalmente disminuir la carga de cáncer para las generaciones futuras".

Más información

Para obtener más información sobre cómo prevenir la diabetes y los niveles altos de glucosa, visite la American Diabetes Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Jonathan Samet, M.D., M.S., professor and chairman, epidemiology, Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, Baltimore; Carmen Rodriguez, M.D., M.P.H., epidemiologist, American Cancer Society, Atlanta; Jan. 12, 2005, Journal of the American Medical Association

Last Updated: