Un nuevo escáner podría ayudar a encontrar los tumores de próstata agresivos

El proceso es uno de tantos que usan una variación de la tecnología IRM

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de Healthday

MIÉRCOLES, 27 de enero (HealthDay News/DrTango) -- Una nueva tecnología de imagen promete alcanzar el objetivo perseguido desde hace tiempo de distinguir los cánceres de próstata que amenazan la vida y que requieren el tratamiento más agresivo, informan los investigadores.

La espectroscopia por resonancia magnética, que ofrece información sobre la química del metabolismo de tejidos cancerosos sospechosos, dio buenos resultados en un pequeño ensayo que comparó las lecturas de esta técnica con las de otras medidas actuales del peligro del cáncer de próstata, de acuerdo con un informe que aparece en la edición del 27 de enero de Science Translational Medicine.

"Observamos una buena correlación con la patología definida por esos métodos", aseguró Leo L. Cheng, profesor asistente de radiología y patología de la Facultad medicina de Harvard e investigador del Hospital General de Massachusetts.

Los cánceres de próstata son comunes entre los hombres de edad avanzada, pero la mayoría de ellos se desarrollan tan lentamente que no representan ningún peligro para la vida. Las técnicas de diagnóstico actuales, que incluyen lecturas de los niveles de sangre de una proteína (el antígeno prostático específico), no pueden diferenciar los tumores peligrosos. Los médicos toman una muestra de tejido a través de una biopsia, pero a menudo no extraen la pequeña porción mortífera de un cáncer agresivo que podría poner la vida en peligro.

En 2005, Cheng y colegas encontraron que la espectroscopia por resonancia magnética podía distinguir los tejidos cancerosos de los normales a través de sus perfiles metabólicos. Esto se debe a que los tejidos cancerosos producen compuestos químicos diferentes, en comparación con los tejidos normales.

Su nuevo estudio utilizó la espectroscopia por resonancia magnética en cinco glándulas cancerosas extraídas de hombres diagnosticados. Los resultados de los escáneres se compararon con los de la técnica estándar, que juzga un cáncer por el grado de trastorno que genera la malignidad. Cinco de las siete regiones identificadas como cancerosas por este método obtuvieron puntuaciones altas en el índice de malignidad de la espectroscopia por resonancia magnética. Las otras dos regiones estaban cerca del borde exterior de las glándulas, donde la exposición al aire hizo que los resultados de la espectroscopia por resonancia magnética fueran menos claros.

Este mismo tipo de análisis se puede hacer sin extraer las glándulas de la próstata, por tanto Cheng y colegas se dirigen hacia un ensayo que sea más similar al trabajo que realizan los médicos ahora.

"Estamos haciendo un estudio de comprobación", apuntó Cheng. "Tan pronto verifiquemos estos datos, vamos a trabajar con los especialistas en electrónica para desarrollar detectores más sensibles. Una vez superada esta etapa, se puede aplicar todo lo demás".

El estudio de comprobación tardará, "siendo optimistas, entre uno y tres meses", señaló Cheng. Conseguir los datos que demuestren que esta tecnología se puede usar en pacientes humanos "tardará algo de tiempo, un año o dos", dijo.

Cuando se llegue a los ensayos humanos, "el asunto más urgente es guiar las biopsias", explicó Cheng. "Al tomar un espectro químico de un tejido, podremos determinar mucho mejor que con la patología qué tan agresivo es un tumor".

La tecnología actual requiere un campo magnético mucho más potente que el de los dispositivos de imagen por resonancia magnética que se utilizan actualmente en la medicina, así que una parte del programa del Hospital General de Massachusetts es lograr que el método se pueda llevar a cabo con dispositivos menos poderosos, apuntó.

El programa de Cheng es uno de los múltiples esfuerzos por aplicar la imaginología por resonancia magnética al diagnóstico del cáncer de próstata. Otro método, comercializado por iCAD Inc., una compañía con sede en New Hampshire ya está disponible.

La tecnología iCAD utiliza la imaginología de "contraste dinámico mejorado", dijo Marc Filerman, vicepresidente de mercadeo global de la compañía. El gadolinio, un agente de contraste, se inyecta en la glándula de la próstata "para producir imágenes que resalten mejor el lugar dónde se podría localizar las lesiones potencialmente cancerosas", señaló.

El gadolinio se concentra en las regiones donde hay vasos sanguíneos de crecimiento rápido que los tejidos cancerosos necesitan para expandirse. "Estos vasos sanguíneos tienen fugas, y las imágenes resultantes nos permiten cuantificar una lesión potencialmente cancerosa, ver el efecto del tratamiento", aseguró Filerman.

El trabajo para mejorar las tecnologías actuales es continuo, comentó. "Lo que intentamos hacer en la comunidad de imaginología por resonancia magnética es estandarizar la mejor metodología para captar imágenes e interpretarlas", explicó Filerman.

Más información

El Instituto Nacional de Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre el cáncer de próstata.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTES: Leo L. Cheng, Ph.D., assistant professor, radiology and pathology, Harvard Medical School, and researcher, Massachusetts General Hospital, Boston; Marc Filerman, vice president, global marketing, iCAD Inc., Nashua, N.H.; Jan. 27, 2010, Science Translational Medicine, online

Last Updated: