El tabaco podría hacer daño antes de lo que los fumadores creen

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES, 23 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Con frecuencia, los fumadores creen que su hábito no tiene consecuencias de salud hasta un futuro lejano, sugiere una pequeña encuesta.

Los investigadores encontraron que, en comparación con los no fumadores, los que fuman creen en general que cualquier problema de salud (desde dientes amarillos hasta el cáncer de pulmón) los afectará a una edad más avanzada.

Se trata de una percepción, dijeron los investigadores, que podría retrasar los esfuerzos por dejar de fumar de algunas personas.

Las tasas de tabaquismo se han reducido sustancialmente en Estados Unidos a lo largo de los años, anotó el Dr. Norman Edelman, asesor científico principal de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association).

Esto se debe a esfuerzos como los impuestos del tabaco, y en particular a la educación pública sobre los muchos peligros para la salud que el consumo de tabaco supone, señaló Edelman, que no participó en el estudio.

Aun así, muchas personas siguen fumando.

En 2016, casi 38 millones de estadounidenses dijeron que fumaban al menos "algunos días", según un informe publicado la semana pasada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Edelman dijo que no es un secreto que "los fumadores tienden a minimizar los riesgos para la salud".

Y los nuevos hallazgos, publicados en una edición reciente en línea de la revista Journal of Cognitive Psychology, subrayan esa perspectiva.

"Esto no resulta sorprendente", dijo Edelman. "Pero es información importante".

Dijo que quizá sea sensato que los esfuerzos educativos enfaticen las consecuencias a corto plazo de fumar, describiendo no solo lo que son, sino lo rápido que pueden aparecer.

Como ejemplos, apuntó a la tos crónica y a una "tolerancia reducida al ejercicio", un declive en la aptitud física que puede afectar a los jóvenes por lo demás sanos que fuman.

"Si le digo que su tolerancia al ejercicio se reducirá, eso podría tener un impacto más alto en un joven", dijo Edelman.

Los hallazgos provienen de una encuesta a 172 adultos italianos de 18 a 35 años de edad, de los cuales 60 eran fumadores actuales.

Se pidió a los participantes que consideraran cuánto tiempo le tomaría a una persona de 18 años que fumaba 18 cigarrillos al día desarrollar varias afecciones de la salud.

Típicamente, los no fumadores pensaban que los problemas más leves (como el dolor de garganta, la falta de aliento y la enfermedad de las encías) aparecerían en entre uno y cinco años.

Los fumadores tenían una perspectiva más positiva, al predecir que esas afecciones tardarían de 5 a 10 años en aparecer, mostraron los hallazgos.

El patrón fue similar cuando los investigadores preguntaron sobre enfermedades graves (como el cáncer de pulmón, el enfisema y la enfermedad cardiaca) que se desarrollan en un plazo más largo.

Los no fumadores predijeron que esas enfermedades graves sucederían tras 20 a 25 años de consumo de tabaco, y los fumadores pensaban que tardarían 30 o más años en desarrollarse, según el informe.

Los autores del estudio anotaron que la cuestión no es qué estimados eran correctos o incorrectos.

"El hallazgo relevante es que los fumadores creen que fumar no afecta a las personas con respecto a esas enfermedades durante más tiempo que lo que creen los no fumadores", comentó el coautor del estudio, Luca Pancani, miembro postdoctoral de la Universidad de Milano-Bicocca, en Italia.

El momento en que aparezca cualquier problema relacionado con fumar variaría de una persona a otra, y podría depender de muchos factores, incluso de los genes, dijo Pancani.

Añadió que otras investigaciones han mostrado que las personas raras veces piensan sobre su salud futura cuando comienzan a fumar.

"Nuestros hallazgos sugieren que incluso cuando se pide a los adultos jóvenes que piensen sobre las posibles consecuencias negativas de fumar, tienden a verlas como algo que podría ocurrir solo más adelante en el futuro", dijo Pancani.

Esto podría en parte reflejar un fenómeno llamado "disonancia cognitiva", planteó. Cuando las personas se comportan de una forma que contradice sus creencias, eso las hace sentirse incómodas. Así que intentan cambiar sus creencias, por ejemplo al decidir que los efectos nocivos de fumar no sucederán hasta dentro de muchos años.

Los fumadores también podrían conocer a personas que han fumado durante años y que nunca han tenido problemas de salud, apuntó Pancani, y podrían usar esos ejemplos como "consuelo".

Edelman se mostró de acuerdo. "Las personas son muy buenas con la negación", dijo.

Pero la moraleja, añadió Edelman, es que "las personas que fuman con regularidad les están haciendo daño a sus cuerpos ahora mismo. No es algo que suceda solo en un futuro lejano".

Más información

La Asociación Americana del Pulmón ofrece recursos para dejar de fumar.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Luca Pancani, Ph.D., postdoctoral fellow, department of psychology, University of Milano-Bicocca, Italy; Norman Edelman, M.D., senior scientific advisor, American Lung Association; Dec. 13, 2017, Journal of Cognitive Psychology, online

Last Updated: