Unos nuevos tratamientos podrían alargar la supervivencia al cáncer de páncreas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 4 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Unas formas innovadoras de utilizar la quimioterapia pueden alargar de forma significativa las vidas de los pacientes con un cáncer de páncreas, uno de los cánceres más letales conocidos, informan dos nuevos ensayos clínicos.

Un "coctel" de cuatro fármacos de quimioterapia alargó las vidas de los pacientes en casi dos años respecto al régimen estándar actual de un solo medicamento de quimioterapia para el cáncer de páncreas, mostró un ensayo clínico en Francia.

"Se lleva la supervivencia general de poco menos de tres años a casi cinco años", señaló el Dr. Daniel Labow, cirujano oncológico en el Hospital Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York. "Eso, en el cáncer de páncreas, es una avance relativo porque el nivel de supervivencia es muy malo en general".

Mientras tanto, un segundo estudio preliminar de los Países Bajos encontró que combinar la quimioterapia y la radioterapia antes de la cirugía para el cáncer de páncreas alargó la supervivencia en general, sobre todo en los pacientes cuyos tumores se extirparon con éxito.

Los resultados de los estudios fueron presentados el lunes en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO), en Chicago.

Ambos estudios ofrecen esperanzas a las personas con un cáncer que por lo general evade una detección temprana y es increíblemente difícil de tratar, comentó el Dr. Bruce Johnson, presidente de la ASCO.

"Casi un 95 por ciento de los pacientes que desarrollan un cáncer de páncreas fallecen por su causa", dijo Johnson, director de investigación clínica en el Instituto Oncológico Dana-Farber, en Boston. "Es bastante nefasto. El Congreso de Estados Unidos lo identifica como uno de los peores cánceres que se pueden desarrollar". El otro es el cáncer de pulmón de células microcíticas.

Extirpar el tumor de páncreas mediante cirugía es esencial para la supervivencia a largo plazo, pero el paciente de cualquier forma se enfrenta a un difícil camino, dijo Labow, que no participó en los estudios.

Esto se debe a que el tumor libera células cancerosas que infectan a otros órganos incluso tras su extirpación quirúrgica, explicó Labow.

"Todos tenemos pacientes a los que se les extirpa el páncreas, todo parece ir bien, y luego hay una recurrencia poco después", dijo.

El estudio francés, dirigido por el Dr. Thierry Conroy del Institut de Cancerologie de Lorraine, en Nancy, se enfocó en un potente régimen de quimioterapia con cuatro fármacos que buscaba prevenir la propagación postoperatoria del cáncer a otros órganos.

Entre 3 y 12 semanas tras la cirugía, 493 pacientes con cáncer de páncreas en Francia y Canadá recibieron al azar el medicamento de quimioterapia gemcitabina (Gemzar), que es el estándar actual de atención, o una combinación de los fármacos oxaliplatino (Eloxatin), leucovorina (ácido folínico), irinotecán (Camptosar) y 5-fluorouracilo (Adrucil). La combinación se llama mFOLFIRINOX.

La supervivencia general promedio fue de poco más de 54 meses con la quimioterapia con cuatro fármacos, frente a 35 meses con solo un medicamento, encontraron los investigadores.

"Hablar de supervivientes al cáncer de páncreas durante cinco años es algo bastante único y nuevo", dijo Labow. "En general hablamos de la supervivencia de meses, o de uno o dos años, no de varios años".

Además, el régimen de cuatro medicamentos casi duplicó el tiempo antes de la recurrencia del cáncer de páncreas (casi 22 meses frente a casi 13 meses) y la propagación del cáncer a otros órganos (unos 30 meses frente a 17 meses).

"Hace mucho que esos cuatro medicamentos están disponibles, pero en esta combinación el régimen de cuatro fármacos sin duda tiene un beneficio inmenso en el cáncer de páncreas", dijo Labow.

Pero la combinación de cuatro fármacos es tóxica. Unas tres cuartas partes de los pacientes que la recibieron experimentaron efectos secundarios graves, en comparación con alrededor de la mitad de los que recibieron la gemcitabina. Pero los investigadores aseguraron que los efectos secundarios eran manejables.

"No es para pacientes que no puedan tolerar la toxicidad de un régimen agresivo de quimioterapia, pero si se puede soportar, obviamente tiene un beneficio", planteó Labow.

El ensayo en los Países Bajos, dirigido por el Dr. Geertjan Van Tienhoven del Centro Médico Académico, en Ámsterdam, se enfocó en la quimioterapia y la radioterapia antes de la cirugía para el cáncer de páncreas, con el fin de mejorar las probabilidades de la cirugía y aumentar la supervivencia general.

La cirugía puede resultar riesgosa para los pacientes cuyos tumores son grandes, dijo Labow.

"El gran problema con el cáncer de páncreas es que no es posible vivir sin los vasos sanguíneos que se encuentran debajo del páncreas y van al hígado", dijo. "Están íntimamente asociados con el páncreas, y por tanto si el cáncer de páncreas crece hacia abajo e implica a esos vasos sanguíneos, eso puede hacer que no se pueda extirpar".

En el estudio, 246 pacientes se asignaron a que sus tumores se extirparan de inmediato o a someterse a una combinación de quimioterapia y radioterapia durante 10 semanas, seguida de la cirugía. Ambos grupos recibieron el mismo régimen de quimioterapia tras la cirugía.

La supervivencia general promedio fue de unos 17 meses entre las personas que recibieron la quimioterapia y la radioterapia preoperatorias, frente a menos de 14 meses entre las que se sometieron a la cirugía de inmediato, reportaron los investigadores.

El tratamiento preoperatorio permitió a los médicos extirpar del todo el tumor en un 63 por ciento de los pacientes, frente a un 31 por ciento de los pacientes que solo recibieron cirugía, mostraron los hallazgos.

"Duplicó la tasa de extirpación del tumor", dijo Johnson.

La supervivencia se multiplicó por más de dos en los pacientes cuyos tumores se extirparon con éxito: más de 42 meses con la terapia preoperatoria frente a casi 17 meses con la cirugía inmediata.

Los pacientes que recibieron el tratamiento preoperatorio tuvieron una supervivencia a dos años del 42 por ciento, en comparación con un 30 por ciento de los que pasaron directamente al quirófano.

Ambos ensayos mostraron que la quimioterapia tanto preoperatoria como postoperatoria es esencial para alargar las vidas de los pacientes con cáncer de páncreas, aseguró Labow.

"Si se combinan ambos ensayos, en teoría podría obtenerse el beneficio de ambos", dijo. Eso es lo que los investigadores van a observar ahora, añadió.

Las investigaciones presentadas en reuniones normalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el cáncer de páncreas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Daniel Labow, M.D., system chief, surgical oncology, Mount Sinai Hospital, and site chair, department of surgery, Mount Sinai St. Luke's and Mount Sinai West, New York City; Bruce Johnson, M.D., chief clinical research officer, Dana-Farber Cancer Institute, Boston; June 4, 2018, American Society of Clinical Oncology, annual meeting, Chicago

Last Updated: