¿Beber alcohol en la adolescencia se vincula con un cáncer de próstata agresivo más adelante en la vida?

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 29 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- Los chicos adolescentes que consumen alcohol quizá aumenten su riesgo de un cáncer de próstata agresivo décadas más tarde, sugiere un estudio preliminar.

En comparación con los abstemios, los hombres que reportaron el consumo de al menos una bebida alcohólica al día entre los 15 y los 19 años de edad tenían más del triple de probabilidades de desarrollar un cáncer de próstata agresivo en la adultez, dijeron los investigadores.

El estudio no prueba que el consumo de alcohol tenga la culpa. Pero los investigadores platearon que quizá sea un marcador de otras conductas de riesgo, como por ejemplo un consumo empedernido de alcohol en la adultez.

"Todavía estamos en el punto en que no hay evidencias realmente convincentes que vinculen al alcohol con el riesgo de cáncer de próstata. Pero potencialmente podría haber un rol para el alcohol en la juventud", comentó la investigadora sénior del estudio, Emma Allott.

Espera que este estudio anime a otros a observar los factores de riesgo del cáncer de próstata a lo largo de la vida de un hombre, en lugar de enfocarse solo en la adultez. Allott es profesora asistente de nutrición en la Facultad Gillings de Salud Pública Global de la Universidad de Carolina del Norte.

Como la próstata crece con rapidez en la adolescencia, quizá sea más vulnerable a los agentes carcinógenos en ese periodo, sugirió Allott.

Pero reiteró que "en esta etapa, basándonos solo en este estudio, no podemos decir nada concluyente sobre el alcohol y el cáncer de próstata".

En el estudio, el equipo de Allott recolectó datos de 650 hombres que se sometieron a biopsias para detectar el cáncer de próstata en un hospital de veteranos en Durham, Carolina del Norte, entre 2007 y 2018.

Los hombres tenían entre 49 y 89 años de edad, y no tenían antecedentes de cáncer de próstata. Completaron cuestionarios que les preguntaban cuántas bebidas alcohólicas habían consumido a la semana durante cada década de su vida.

Aunque un consumo empedernido de alcohol en la adolescencia no predijo un aumento en el riesgo de cáncer de próstata, el consumo moderado sí lo hizo. Los hombres que reportaron que consumían al menos siete bebidas alcohólicas por semana en la adolescencia tenían 3.2 veces más probabilidades de un cáncer agresivo, en comparación con los que no bebían, mostraron los hallazgos.

Se encontró el mismo vínculo entre los hombres de 20 a 49 años de edad que eran bebedores moderados. Su riesgo fue de tres a cuatro veces más alto que el de los abstemios, reportaron los investigadores.

Además, el grupo de Allott encontró que los hombres que más habían bebido durante toda la vida también tenían tres veces más probabilidades de cáncer de próstata agresivo que los abstemios.

Los autores del estudio reconocieron que los hallazgos tienen varias limitaciones. Una es que los investigadores dependieron de los recuerdos de los participantes sobre la cantidad de alcohol que bebían en la adolescencia. Y las conductas como el tabaquismo también podrían sesgar los hallazgos. Por último, la cantidad de participantes quizá sea demasiada pequeña como para detectar otros motivos de los resultados del estudio.

El estudio tampoco explica el efecto del consumo empedernido de alcohol que comenzó en la adolescencia y continuó, apuntaron los investigadores.

El Dr. Anthony D'Amico es profesor de oncología de la radiación en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston. Dijo que este estudio no puede realizar ninguna afirmación definitiva de que consumir alcohol cause cáncer de próstata, porque no fue un ensayo aleatorio que comparara el consumo de alcohol con no consumirlo.

"No se puede mostrar con certeza que el consumo de alcohol provoque un cáncer de próstata de alto grado", apuntó. "Otros factores que no se tomaron en cuenta pueden asociarse con el cáncer de próstata de alto grado".

Esos factores incluyen el uso del medicamento finasterida (Proscar), que encoge a la próstata y que se ha vinculado con un pequeño aumento en el riesgo de cáncer. Tampoco está claro si los participantes habían recibido exámenes de detección del cáncer de próstata. La falta de exámenes de detección puede aumentar las probabilidades de que el cáncer sea avanzado cuando se encuentre por primera vez, señaló D'Amico.

"Quizá hayan encontrado algo. Pero no quiero que la gente crea que esta es la última palabra y que se ha probado causalidad", dijo D'Amico.

El informe aparece en la edición del 23 de agosto de la revista Cancer Prevention Research.

Más información

Para más información sobre el cáncer de próstata, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Emma Allott, Ph.D., research assistant professor of nutrition, Gillings School of Global Public Health, University of North Carolina, Chapel Hill; Anthony D'Amico, M.D., Ph.D., professor of radiation oncology, Harvard Medical School, Boston; Aug. 23, 2018, Cancer Prevention Research

Last Updated: