¿Dos medicamentos para el cáncer de próstata podrían combatir la enfermedad en unas etapas más tempranas?

In English

Por
Reportero de HealthDay

DOMINGO, 2 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Unos medicamentos de punta contra el cáncer de próstata que ayudan a alargar la vida en los casos más difíciles también podrían ser útiles para combatir tumores menos agresivos, sugieren dos nuevos ensayos clínicos.

Los dos medicamentos, que interfieren con la capacidad del cáncer de utilizar la testosterona como combustible, apalutamida (Erleada) y enzalutamida (Xtandi), ya están aprobados para su uso contra los tumores de próstata más avanzados que no responden a la terapia regular.

Pero estos ensayos muestran que los medicamentos también pueden mejorar la supervivencia y ralentizar la progresión en los cánceres de próstata que sí responden a la terapia regular, que en general implica un medicamento que detiene la producción de la testosterona.

En ambos ensayos clínicos participaron pacientes con cáncer de próstata que se había propagado a otras partes del cuerpo, pero que todavía respondían a la terapia de privación de andrógenos.

"Poco a poco, comenzamos a ver una migración de medicamentos que tradicionalmente se guardan para las etapas avanzadas de la enfermedad, en que estamos incorporándolos en etapas más tempranas de la enfermedad", señaló el Dr. Bobby Liaw, director médico del Centro Médico de la Familia Blavatnik de Chelsea en Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York. Liaw no participó en los ensayos.

La apalutamida combinada con terapia de privación de andrógenos provocó una reducción del 33 por ciento en el riesgo general de muerte, en comparación con pacientes que recibieron un placebo junto con su terapia de privación de andrógenos, señaló el investigador principal de ese ensayo clínico, el Dr. Kim Chi.

La apalutamida también retrasó la progresión del cáncer en un 52 por ciento, y el tiempo antes de que los pacientes requirieran quimioterapia en un 61 por ciento, comentó Chi, director médico de la Unidad de Ensayos Clínico en la Agencia Oncológica BC-Centro de la Próstata de Vancouver, en Canadá.

Añadir el bloqueador hormonal mejoró de forma significativa los resultados de los pacientes, con pocos efectos secundarios, afirmó Chi.

"Se tolera bien, desde una perspectiva tanto del perfil de los efectos secundarios como de la calidad de vida", dijo Chi, y anotó que los efectos secundarios difieren pocos de los de un placebo.

El segundo ensayo implicó añadir enzalutamida a la terapia de privación de andrógenos, y una vez más, se encontraron resultados positivos.

Alrededor de un 80 por ciento de los hombres tratados con enzalutamida seguían con vida tres años después, en comparación con un 72 por ciento de los hombres que recibieron el tratamiento estándar, apuntaron los investigadores.

El codirector del estudio, Ian Davis, es profesor en la Universidad de Monash, en Australia. "El resultado real en los pacientes que iniciaron la terapia hormonal, teniendo en cuenta que los pacientes tuvieron una mejora del 60 por ciento en el tiempo que se tarda en detectar que el cáncer está creciendo de nuevo junto con un aumento del 33 por ciento en la supervivencia, fue mucho más alto de lo que previmos", aseguró en el comunicado de prensa.

En ese ensayo, 1,125 hombres se asignaron al azar a recibir enzalutamida o un placebo, dijeron los autores del estudio.

El próximo paso para los investigadores será unas comparaciones directas que ayuden a los médicos a decidir cuáles fármacos funcionan mejor para pacientes específicos, dijo Liaw.

"Todavía no tenemos ningún dato para comparar estos medicamentos de forma directa. Comenzaremos por ahí para tener cierto debate sobre cuál es el mejor medicamento con el cual comenzar", apuntó Liaw. "Nunca hemos tenido muchos datos satisfactorios para ayudarnos a determinar cuál es la secuencia adecuada, si hay una secuencia óptima y si deberíamos combinar los fármacos para obtener un mejor resultado".

El costo también será un problema para el uso de estos nuevos medicamentos para combatir el cáncer de próstata. "Son medicamentos realmente caros", lamentó Liaw. "El suministro de un mes de estos medicamentos cuesta miles".

De cualquier forma, es bueno que los médicos tengan más medicamentos a mano para ayudar a los pacientes a luchar contra el cáncer de próstata, concluyó.

"Sin duda esperamos controlar su enfermedad, no solo ahora sino a largo plazo, y eso es lo que estos medicamentos muestran que tienen la capacidad de hacer", enfatizó Liaw.

Ambos ensayos se presentaron el fin de semana en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology), en Chicago, y también se publicarán simultáneamente en la revista New England Journal of Medicine.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) tiene más información sobre el tratamiento del cáncer de próstata.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Bobby Liaw, M.D., medical director, Blavatnik Family Chelsea Medical Center at Mount Sinai, New York City; Kim Chi, M.D., medical director, clinical trials unit, BC Cancer Agency-Vancouver Prostate Center, Canada; June 2, 2019, news release, Dana-Farber Cancer Institute; May 31 and June 2, 2019, New England Journal of Medicine; May 31-June 4, 2019, American Society of Clinical Oncology annual meeting, Chicago

Last Updated: