Vinculan el tratamiento hormonal para el cáncer de próstata con un mayor riesgo de Alzheimer

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 8 de julio de 2019 (HealthDay News) -- Poco después de que un hombre recibe un diagnóstico de cáncer de próstata, con frecuencia se ofrecen unos medicamentos que reducen los niveles de testosterona como tratamiento, porque la testosterona fomenta el crecimiento del cáncer.

Pero un nuevo e importante estudio sugiere que ese método podría tener un efecto secundario indeseado: unas mayores probabilidades de enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

"Nuestros resultados sugieren que los profesionales clínicos deben aumentar su concienciación sobre los efectos cognitivos potenciales a largo plazo de la terapia hormonal, y hablar sobre los riesgos con los pacientes", planteó el autor del estudio, Ravishankar Jayadevappa.

Jayadevappa es profesor asociado de geriatría en la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia.

Una experta dijo que plantea preguntas preocupantes.

"A la mayoría nos está dando tanto miedo desarrollar Alzheimer como desarrollar cáncer", afirmó la Dra. Elizabeth Kavaler, especialista en urología en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Cuando un estudio contrapone una afección debilitante contra otra, infunde miedo a los pacientes".

Pero el tratamiento, llamado terapia de privación de andrógenos, sigue siendo el "estándar de excelencia" para muchos casos de cáncer de próstata, según Kavaler. Por tanto, los nuevos datos significan una "difícil toma de decisiones" para los pacientes y sus médicos, señaló.

En el nuevo estudio, el grupo de Jayadevappa observó retrospectivamente datos del Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. sobre más de 154,000 pacientes con cáncer de próstata que fueron diagnosticados entre 1996 y 2003. Unos 62,000 recibieron terapia para reducir las hormonas en un plazo de dos años tras su diagnóstico, mientras que unos 92,000 no la recibieron.

En total, un 13 por ciento de los hombres que recibieron la terapia desarrollaron enfermedad de Alzheimer durante los ocho años de seguimiento, en comparación con un 9 por ciento de los que no recibieron el tratamiento, encontró el estudio. Según los investigadores, la prevalencia de vida de la enfermedad de Alzheimer en los hombres es, en general, de alrededor de un 12 por ciento.

Cuando el equipo observó los diagnósticos de todas las formas de demencia, un 22 por ciento de los que se habían sometido a la terapia recibieron un diagnóstico de ese tipo, en comparación con un 16 por ciento de los que no se sometieron a la terapia hormonal.

El equipo de Jayadevappa anotó que estudios anteriores de un tamaño más reducido han encontrado tendencias similares.

Pero "hasta donde sepamos, este es uno de los mayores estudios hasta la fecha que examina esta asociación, y siguió a los pacientes durante un promedio de ocho años después de su diagnóstico de cáncer de próstata", comentó en un comunicado de prensa de la universidad.

Como anotaron los investigadores, la terapia de privación de andrógenos es un medio efectivo de ralentizar el avance de los cánceres de próstata. Pero típicamente, ahora solo se usa en casos de enfermedad avanzada, o en casos donde las probabilidades de recurrencia de un tumor son altas.

El método también tiene otros efectos secundarios nocivos, como un deterioro de la función sexual y un daño potencial en la salud ósea y cardiovascular.

Además, el estudio solo puede apuntar a una asociación entre el tratamiento hormonal y el aumento en las probabilidades de demencia, no puede probar causalidad. Pero el equipo de Jayadevappa anotó que intentó tomar en cuenta otros factores, como la edad, la presencia de otras afecciones médicas y la gravedad del cáncer de próstata.

La Dra. Maria Torroella Carney es jefa de medicina geriátrica y paliativa en Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York. Al examinar los hallazgos, dijo que ameritan más estudio, pero que los hombres que han recibido terapia hormonal no deben entrar en pánico.

Carney enfatizó que el estudio no pudo probar causalidad, y otros factores podrían explicar el aumento en el riesgo de demencia.

Los hombres que recibieron terapia hormonal tendían "a ser mayores, a estar más enfermos, y tenían un cáncer de próstata más avanzado", anotó Carney, y los pacientes más enfermos ya tienen unas probabilidades más altas de demencia.

Además, el estudio no reveló si los hombres que recibieron la terapia vivieron o no más que los que no la recibieron. Si vivieron más tiempo, sus probabilidades de demencia también aumentarían con el tiempo, explicó Carney.

El Dr. Thomas Guzzo, coautor del estudio, se mostró de acuerdo en que nadie debe tomar ninguna decisión apresurada sobre la atención del cáncer de próstata basándose solo en este estudio.

"Creo que debemos evaluar a estos pacientes individualmente", dijo Guzzo, jefe de urología en la Universidad de Pensilvania. "Sin duda hay pacientes que necesitan terapia hormonal y que se benefician mucho de ella", añadió en un comunicado de prensa de la universidad. "Hay otros para quienes las evidencias son menos claras, y en esos pacientes, debemos sopesar el riesgo de la terapia hormonal frente al beneficio de tratar su cáncer de próstata. Debe ser un proceso de toma de decisiones compartido con el paciente".

El estudio se publicó en la edición en línea del 3 de julio de la revista JAMA Network Open.

Más información

Para más información sobre el tratamiento del cáncer de próstata, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Elizabeth Kavaler, M.D., urology specialist, Lenox Hill Hospital, New York City; Maria Torroella Carney, M.D., chief, division of geriatric and palliative medicine, Northwell Health, New Hyde Park, N.Y.; University of Pennsylvania, news release, July 3, 2019

Last Updated: