La posición durante la radiación para el cáncer podría ser clave para los riesgos cardiacos

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES, 23 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Si tiene cáncer de pulmón o garganta, la forma exacta en que lo colocan durante la radioterapia podría alterar las probabilidades de vencer a la enfermedad.

Una nueva investigación sugiere que incluso unos cambios minúsculos podrían significar que la radiación dañe a los órganos que rodean a los tumores en el pecho, de forma más notable al corazón.

"Ya sabemos que el uso de las imágenes puede ayudarnos a dirigirnos al cáncer de forma mucho más precisa y a hacer que el tratamiento de la radioterapia sea más efectivo", señaló la investigadora, Corinne Johnson, estudiante doctoral en el Centro de Investigación sobre el Cáncer de Manchester, en Inglaterra.

"Este estudio examina cómo unas diferencias pequeñas en la forma en que un paciente yace pueden afectar a la supervivencia, incluso cuando se utiliza un protocolo de imágenes", explicó Johnson. "Nos dice que unos errores restantes, incluso muy pequeños, pueden tener un impacto importante en las probabilidades de supervivencia de un paciente, sobre todo cuando los tumores están cerca de un órgano vital, como el corazón".

Cuando los especialistas del cáncer se preparan para realizar una radioterapia, escanean el cuerpo del paciente para determinar la posición exacta y el tamaño del tumor, explicaron los investigadores. Antes de cada tratamiento subsiguiente, se utilizan más imágenes para asegurarse de que el paciente y el tumor estén en la misma posición.

En el estudio, los investigadores reclutaron a 780 pacientes que se sometían a radioterapia para un cáncer de pulmón de células no microcíticas. Para cada tratamiento, los pacientes se colocaron en las máquinas y se tomó una imagen para asegurarse de que estaban tumbados en un margen de 5 milímetros (mm) de su posición original.

Los investigadores utilizaron las imágenes para evaluar la precisión de la administración de la radiación, y para determinar si se había acercado o alejado del corazón.

Los pacientes cuya radiación se acercó ligeramente al corazón tuvieron un 30 por ciento más de probabilidades de fallecer que los que experimentaron un alejamiento similar del corazón, encontraron los investigadores.

Cuando se repitió el análisis con 177 pacientes con cáncer de garganta, los investigadores notaron una diferencia incluso más grande (de más o menos un 50 por ciento) incluso tras tomar en cuenta otros factores, como las edades de los pacientes.

Los hallazgos se presentaron el domingo en la reunión anual de la Sociedad Europea de Radiología y Oncología (European Society for Radiotherapy and Oncology, ESTRO), en Barcelona, España. Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

"Al realizar imágenes más frecuentes en los pacientes, y al reducir el umbral de la precisión de su posición, podemos ayudar a reducir la dosis de radiación que alcanza al corazón y evitar un daño innecesario", señaló Johnson en un comunicado de prensa de la reunión.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. ofrece más información sobre la radioterapia para el cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: European Society for Radiotherapy and Oncology, news release, April 22, 2018

--

Last Updated: