El medicamento Keytruda podría ayudar a bloquear la recurrencia del melanoma

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES, 16 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Tomar el medicamento Keytruda después de una cirugía de melanoma avanzado reduce significativamente el riesgo de recurrencia del cáncer de los pacientes, según un estudio reciente.

El pasado mayo el Keytruda (pembrolizumab) se convirtió en el primer medicamento aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. para luchar contra los cánceres basado en la genética específica del tumor, en lugar de en qué lugar del cuerpo aparece el tumor.

El medicamento también recibió atención después de que el ex presidente Jimmy Carter anunció en 2015 que el Keytruda había vencido a su cáncer cerebral.

Pero, ¿funcionaría contra los melanomas avanzados, la forma más letal de cáncer de piel?

"El melanoma siempre se ha considerado un 'caso aparte' del cáncer en cuanto a que no responde bien a la quimioterapia clásica usada para los demás cánceres", indicó una especialista, la Dra. Doris Day, dermatóloga en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, y que no participó en el nuevo estudio.

Day dijo que "los medicamentos inmunomoduladores [como el Keytruda] han hecho que el melanoma pase de ser un diagnóstico letal a un cáncer en el que tenemos cada vez más éxito con un control a largo plazo e incluso una cura".

El nuevo estudio fue financiado por el fabricante de Keytruda, Merck, e incluyó a más de 1,000 pacientes con un melanoma en etapa 3.

Todos se habían sometido a una extirpación quirúrgica completa de sus tumores, pero tenían un riesgo alto de recurrencia del cáncer.

Los pacientes fueron asignados aleatoriamente a tomar una dosis de 200 miligramos de Keytruda cada tres semanas durante un año (un total de 18 dosis), o un placebo.

Después de una mediana de seguimiento de 15 meses, a 135 de los 514 pacientes del grupo del Keytruda se les había diagnosticado un melanoma recurrente o habían fallecido, en contraste con 216 de los 505 pacientes del grupo del placebo.

La tasa de supervivencia a 12 meses sin ninguna señal de recurrencia del cáncer fue de aproximadamente el 75 por ciento en los pacientes del grupo del Keytruda y del 61 por ciento en los del grupo del placebo.

Eso significó que, estadísticamente, los del grupo del Keytruda tenían un 43 por ciento menos de probabilidades de sufrir la recurrencia del melanoma, según los investigadores.

Los hallazgos fueron presentados el domingo en la reunión anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research, AACR) y fueron publicados simultáneamente en la revista New England Journal of Medicine.

"Los pacientes con melanoma en etapa 3 tienen una enfermedad metastásica en uno o más nódulos linfáticos regionales", dijo el Dr. Alexander Eggermont, director general de Gustave Roussy Cancer Campus Grand Paris en Villejuif, Francia.

"El riesgo de un paciente de sufrir una recurrencia depende de la cantidad de nódulos linfáticos afectados y la carga tumoral", explicó en un comunicado de prensa de la AACR. "Los que se clasifican con un riesgo alto de recurrencia tienen uno o más nódulos linfáticos regionales con una metástasis [propagación] del melanoma".

El Keytruda pertenece a una clase de medicamentos llamada inhibidores de PD-1, que funcionan al dirigirse a una vía celular que ayuda al sistema inmunitario del cuerpo a atacar a las células cancerosas. Este medicamento se dirige a un ADN conocido como inestabilidad de microsatélites-alta (MSI-H, por sus siglas en inglés) o de reparación de desajustes deficiente (dMMR). Estas anomalías genéticas afectan a los mecanismos de reparación que hay en el interior de la célula.

Un experto en el cuidado de los pacientes de melanoma dijo que el Keytruda podría ser un avance del tratamiento.

"Los inhibidores de PD-1 son parte de una clase de medicamentos llamados inhibidores de los puntos de control, y no puedo sobreestimar el valor de estos nuevos agentes para el tratamiento del melanoma metastásico", aseguró el Dr. Craig Devoe, director en funciones de hematología y oncología del Instituto Oncológico de Northwell Health en Lake Success, Nueva York.

"Este estudio ofrece un mayor respaldo al uso de este tipo de medicamentos en el ámbito preventivo", dijo Devoe, que no estuvo conectado con el estudio. También indicó que hay relativamente menos efectos secundarios con estos medicamentos. Pero hay un inconveniente.

"Una gran preocupación es el costo muy alto de estos agentes para los pacientes y la sociedad", señaló Devoe, ya que un curso típico de tratamiento cuesta más de 150,000 dólares.

En la actualidad, los medicamentos de PD-1 Yervoy (ipilimumab) y Opdivo (nivolumab) están aprobados en Estados Unidos para el tratamiento de los pacientes con un melanoma en etapa 3 de alto riesgo que se ha extirpado completamente con la cirugía.

"Esperamos que estos datos lleven a los reguladores de Estados Unidos y Europa a aprobar el pembrolizumab como nueva opción de tratamiento para estos pacientes", planteó Eggermont.

Por su parte, Day señaló que los nuevos hallazgos son alentadores, pero "la prueba será mantener los resultados y aprender el modo de combinar los medicamentos para minimizar la resistencia y aumentar las tasas de curación".

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre el melanoma.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Doris Day, M.D., dermatologist, Lenox Hill Hospital, New York City; Craig E. Devoe, M.D., acting chief, hematology and medical oncology, Northwell Health Cancer Institute, Lake Success, N.Y.; American Association for Cancer Research, news release, April 15, 2018

--

Last Updated: