¿Hay sospechas de melanoma? Obtenga una segunda opinión de un especialista, aconseja un estudio

In English

VIERNES, 11 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- El melanoma es el tipo más letal de cáncer de piel, y un nuevo estudio encuentra que la precisión del diagnóstico de una lesión sospechosa mejora cuando se consulta a un patólogo especializado.

Muchos pacientes con melanoma son diagnosticados primero por un practicante general, un dermatólogo o un cirujano plástico. Una muestra de biopsia de la lesión sospechosa podría entonces enviarse a un patólogo general para un diagnóstico más a fondo, explicó un equipo del Centro Oncológico Integral Jonsson de la Universidad de California, en Los Ángeles (UCLA).

Pero obtener una segunda opinión de un patólogo especialmente entrenado en las lesiones de la piel (un dermopatólogo) ofrece unos resultados más precisos, encontró el nuevo estudio.

"Un diagnóstico es el componente en que todos los demás tratamientos médicos se basan", señaló la colíder del estudio, la Dra. Joann Elmore, profesora de medicina e investigadora en el centro oncológico.

Su equipo anotó que, de todos los campos de la patología, el análisis de las biopsias de las lesiones y los cánceres de la piel tiene una de las tasas más altas de errores diagnósticos. Esos errores pueden afectar las vidas de millones de pacientes cada año.

"Del otro lado de esas biopsias se encuentran pacientes reales: pacientes que responden a llamadas telefónicas a altas horas de la noche que les producen ansiedad cuando les informamos de sus diagnósticos, pacientes que se someten a cirugías invasivas, pacientes que sopesan sus próximos pasos clínicos", enfatizó Elmore en un comunicado de prensa de la UCLA.

"Todos los pacientes merecen un diagnóstico preciso. Lamentablemente, la evaluación y el diagnóstico de los especímenes de las biopsias de piel son difíciles, y hay mucha variabilidad entre los médicos", añadió.

La Dra. Michele Green es dermatóloga del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York, y se mostró de acuerdo.

"Un diagnóstico de un cáncer de piel puede ser sobrecogedor", advirtió Green, que no participó en el nuevo estudio. "Es imperativo que los pacientes conozcan el entrenamiento del patólogo que revisa su espécimen para garantizar la precisión del diagnóstico dado".

En su investigación, el equipo de Elmore encontró que obtener una segunda opinión de patólogos certificados por la junta, o que han sido entrenados mediante becas de dermopatología, puede fomentar en gran medida la precisión de un diagnóstico de melanoma.

El estudio incluyó a 187 patólogos (113 patólogos generales y 74 dermopatólogos) que examinaron 240 muestras de biopsias de lesiones de la piel. Las tasas de clasificaciones erróneas de las lesiones fueron más bajas cuando el primero, el segundo y el tercer revisor eran dermopatólogos entrenados en la subespecialidad.

Por otro lado, la mayor parte de las clasificaciones erróneas se hicieron cuando todos los revisores eran patólogos generales sin entrenamiento en la subespecialidad.

"Esto sin duda es algo que los proveedores de atención de la salud deben tomar en cuenta cuando se enfrentan a estas biopsias complejas y difíciles de diagnosticar", planteó Elmore. "Nuestros resultados muestran que contar con una segunda opinión de un experto con un entrenamiento en la subespecialidad ofrece un valor al mejorar la precisión del diagnóstico, algo imperativo para orientar a los pacientes a los tratamientos más efectivos".

Green se mostró de acuerdo. Al leer los hallazgos, comentó que "es seguro concluir que las segundas opiniones de dermopatólogos entrenados resultan en unos diagnósticos más precisos".

El Dr. Scott Flugman es dermatólogo en el Hospital de Huntington de Northwell Health, en Huntington, Nueva York. Dijo que el nuevo estudio "refuerza lo que muchos dermatólogos consideran que es verdad sobre la atención de los pacientes con lesiones pigmentadas".

Pero anotó que para muchos estadounidenses, la primera pista de que podrían tener un melanoma no proviene de un dermatólogo, y esto puede conducir a problemas.

"La inmensa mayoría de los dermatólogos insistirán en que un dermopatólogo certificado por la junta interprete sus biopsias", explicó Flugman. "Pero esta práctica no siempre se sigue cuando las biopsias son realizadas por cirujanos plásticos, cirujanos generales o practicantes de familia. Es importante que esos otros especialistas soliciten una segunda opinión de un dermopatólogo al diagnosticar lesiones pigmentadas interpretadas por un patólogo general".

Y como mostró el estudio, un patólogo general no debe ser el último paso en el viaje diagnóstico.

Como anotó Flugman, el estudio de la UCLA encontró que aunque más de un 70 por ciento de los patólogos generales entrevistados tenían más de una década de experiencia, "apenas un 13.3 por ciento de los patólogos generales afirmaron que sus colegas los consideran expertos en las lesiones melanocíticas de la piel".

Según Flugman, "esto refuerza la importancia de contar con la opinión de un dermopatólogo certificado por la junta cuando se diagnostiquen estos casos potencialmente difíciles".

Por supuesto, incluso el mejor método diagnóstico no es infalible, señalaron los expertos.

"Aunque estos hallazgos sugieren que las segundas opiniones de los dermopatólogos mejoran la fiabilidad general del diagnóstico de las lesiones melanocíticas, no eliminan ni reducen de forma sustancial la clasificación errónea", señaló Elmore.

El estudio se publicó en la edición en línea del 11 de octubre de la revista JAMA Network Open.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre el melanoma.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Scott Flugman, M.D., dermatologist, Northwell Health's Huntington Hospital, Huntington, N.Y.; Michele S. Green, M.D., dermatologist, Lenox Hill Hospital, New York City; University of California, Los Angeles, news release, Oct. 11, 2019

--

Last Updated: