Los gimnasios con camas de bronceado dan un mensaje confuso

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

VIERNES, 27 de julio de 2018 (HealthDay News) -- Los aficionados al gimnasio intentan alcanzar la salud. Entonces, los investigadores desean saber por qué tantos gimnasios de EE. UU. tienen camas de bronceado.

Dado que el bronceado en interiores aumenta el riesgo de cáncer de piel, esta combinación común envía un mensaje conflictivo a los usuarios del gimnasio, señalan los investigadores de la Universidad de Connecticut.

"Al combinar el ejercicio con camas de bronceado, los gimnasios envían el mensaje de que el bronceado es parte de un estilo de vida saludable. No lo es", dijo la autora del estudio, Sherry Pagoto, profesora de ciencias aliadas de la salud.

Pagoto y sus colaboradores encuestaron a más de 600 personas que habían utilizado una cama de bronceado al menos una vez en sus vidas. Casi una cuarta parte se había bronceado en el gimnasio al menos una vez, mostraron los hallazgos.

Los que se bronceaban en el gimnasio tendían a ser unos bronceadores más frecuentes en general, y también eran más propensos a ser lo que los investigadores denominaron bronceadores "adictivos".

El bronceado con frecuencia se asoció con un ejercicio más frecuente, lo que es particularmente preocupante, debido a la asociación entre el ejercicio arduo y el riesgo de cáncer de piel, según los autores. No está claro por qué el ejercicio se asocia con un aumento en el riesgo de cáncer de piel.

"Tanto el ejercicio como el bronceado son cosas que las personas utilizan para verse mejor, lo que podría ser el motivo de que observemos una asociación entre esas dos conductas, y el motivo de que los gimnasios ofrezcan camas de bronceado a los clientes", planteó Pagoto en un comunicado de prensa de la revista.

Pero "el bronceado bajo techo está en la misma clase de carcinógenos que el tabaco, el radón y el arsénico", advirtió Pagoto. "No son cosas que uno quiera que estén cerca mientras hace ejercicio".

El uso continuo y ocasional de las camas de bronceado triplica el riesgo de por vida de una persona de melanoma, el tipo más letal de cáncer de piel, según la Melanoma Research Foundation.

El estudio aparece en la edición del 18 de julio de la revista JAMA Dermatology.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre los peligros del bronceado bajo techo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: University of Connecticut, news release, July 18, 2018

--

Last Updated: