Una combinación de medicamentos sirve contra unas lesiones comunes y contra el cáncer en la piel

In English

JUEVES, 21 de marzo de 2019 (HealthDay News) -- Decenas de millones de estadounidenses desarrollan unas lesiones en la piel vinculadas con el sol, llamadas queratosis actínica, que se vinculan con un riesgo posterior de cáncer.

Muchos reciben una combinación de tratamientos para ayudar a eliminar las manchas.

Ahora, una investigación muestra que la misma combinación de dos ungüentos (uno que se usa para evitar el cáncer de piel, y el otro un medicamento para la psoriasis) también reduce en gran medida las probabilidades de carcinomas escamocelulares (CEC), el segundo tipo más común de cáncer de piel.

En el nuevo ensayo, el uso del tratamiento para la psoriasis calcipotriol, más la crema de 5-fluorouracilo (5-FU), redujo las probabilidades de esos cánceres en la cara y en el cuero cabelludo en casi un 75 por ciento, señalaron los investigadores. Ambos medicamentos ya cuentan con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

"Esto es revolucionario y cambiará muchas vidas", aseguró una dermatóloga, la Dra. Michele Green, que no participó en la nueva investigación.

"Según la Skin Cancer Foundation, más de 58 millones de estadounidenses son afectados por la queratosis actínica, y más de un millón son afectados por el carcinoma escamocelular", anotó Green, que trabaja en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Cree que la terapia combinada resultará "muy efectiva" contra ambas afecciones.

El nuevo estudio fue dirigido por el Dr. Shawn Demehri, del Centro de Inmunología del Cáncer del Hospital General de Massachusetts (MGH), en Boston.

En una investigación anterior, su equipo encontró que el tratamiento dos veces al día durante cuatro días con una combinación con las cremas de calcipotriol y de 5-FU redujo de forma significativa el número y el tamaño de las lesiones de queratosis actínica.

El nuevo estudio siguió a 72 de 130 de los participantes del primer estudio, para ver si el mismo método podía reducir el riesgo de carcinomas escamocelulares.

Tres años tras el tratamiento, un 28 por ciento de los que fueron tratados solo con la crema de 5-FU habían desarrollado CEC en la cara y el cuero cabelludo. Pero esa cifra fue de apenas un 7 por ciento entre los que recibieron ambos medicamentos, reportó el grupo de Demehri.

Pero el tratamiento combinado no redujo el riesgo de CEC en los brazos. Los investigadores teorizaron que quizá se necesite un periodo de tratamiento más largo para reducir las probabilidades de CEC en los brazos y en otras partes del cuerpo además de la cara y el cuero cabelludo.

El estudio aparece en la edición del 20 de marzo de la revista JCI Insight.

Los hallazgos también impresionaron al Dr. Scott Flugman, del Hospital de Huntington de Northwell Health, en Huntington, Nueva York.

"Hace mucho que se estableció que el tratamiento de las queratosis actínicas es médicamente necesario", explicó.

"Aunque el riesgo de que cualquier lesión individual se convierta en un carcinoma escamocelular es de apenas de un 1 a un 2 por ciento, ese riesgo aumenta de forma dramática en pacientes que tienen áreas de la piel que están literalmente cubiertas por queratosis actínicas", advirtió Flugman. "Un riesgo de un 1 por ciento suena bajo, pero cuando un paciente tiene docenas o cientos de esas lesiones, el riesgo de desarrollar cáncer de piel aumenta mucho".

Apuntó que hay múltiples formas de tratar las queratosis actínicas, pero que algunas son costosas, tardan mucho, o ambas cosas.

Entonces, "el nuevo estudio logra dos objetivos novedosos", dijo Flugman, que no participó en la investigación. "Reduce el tiempo de tratamiento a cuatro días, que es mucho más manejable para los pacientes. Y lo hace al combinar dos medicamentos genéricos bien establecidos [el 5-FU y el calcipotriol] que en general están cubiertos por la mayoría de planes de seguro".

Dado todo esto, la terapia combinada "tiene el potencial de convertirse en un método de tratamiento ampliamente aceptado", añadió Flugman.

Demehri, autor del estudio, se mostró de acuerdo.

"El principal motivo de tratar la queratosis actínica es prevenir el desarrollo [del cáncer], y nuestros hallazgos sugieren que esta inmunoterapia podría ser una forma efectiva de alcanzar ese objetivo", comentó en un comunicado de prensa del MGH.

Demehri también cree que el hallazgo de que la inmunoterapia para las lesiones precancerosas podría prevenir el cáncer "podría ser aplicable a otros órganos además de la piel, algo que esperamos investigar en malignidades como el cáncer de mama, en que la inmunoprevención es una urgente necesidad que no se ha satisfecho".

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre la prevención del cáncer de piel.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Michele Green, M.D., dermatologist, Lenox Hill Hospital, New York City; Scott Flugman, M.D., dermatologist, Northwell Health's Huntington Hospital, Huntington, N.Y.; Massachusetts General Hospital, news release, March 21, 2019

--

Last Updated: