Para los casos complejos, las endoprótesis recubiertas de fármacos son mejores que las de solo metal

Informe sugiere ventaja en la supervivencia con los usos no especificados en la etiqueta

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de Healthday

LUNES 4 de febrero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una investigación reciente halla que las endoprótesis recubiertas de fármacos son mejores que las de solo metal para tratar las obstrucciones arteriales complejas.

"Yo creo que este estudio tiene dos moralejas", aseguró el Dr. Robert J. Applegate, profesor de cardiología de la Universidad Wake Forest y autor líder de un informe que aparece en la edición del 12 de febrero de la Journal of the American College of Cardiology. "Lo primero es que las endoprótesis liberadoras de fármacos son muy efectivas. Fueron efectivas en el tipo de pacientes de los ensayos iniciales, que tienen problemas más simples. Entonces, su efectividad benefició a todos los pacientes que se sometieron al tratamiento con endoprótesis, incluso con el uso no especificado en la etiqueta. Los beneficios presentes en los ensayos preliminares se ven en pacientes que tienen estas características de alto riesgo".

Entre los factores de alto riesgo se encuentran la diabetes, la insuficiencia renal, un ataque cardiaco reciente y obstrucciones más largas, aseguró Applegate. "Todos estos han sido motivos de preocupación sobre el uso de endoprótesis liberadoras de fármacos. Vimos que eran efectivos en estos pacientes".

El estudio comparó los resultados de 1,285 personas que tenían esas complicaciones y recibieron endoprótesis recubiertas, unos tubos flexibles que se implantan para mantener los vasos sanguíneos abiertos luego de un procedimiento para eliminar coágulos llamado angioplastia, y de 1,164 personas que recibieron endoprótesis de solo metal. Luego de dos años, la incidencia de ataques cardiacos no mortales o de muerte fue 29 por ciento inferior para los que recibieron las endoprótesis recubiertas.

Las endoprótesis recubiertas también fueron más seguras y la incidencia de coagulación causada por la endoprótesis fue casi la mitad de la observada con los que recibieron las versiones de solo metal.

Otro estudio que aparece en la misma edición de la revista se mostró más cauteloso acerca de la efectividad a largo plazo de las endoprótesis recubiertas. El estudio de 310 personas que recibieron endoprótesis luego de un ataque cardiaco halló que los que recibieron las endoprótesis recubiertas obtuvieron mejores resultados luego de un año que los que recibieron endoprótesis de solo metal, aunque había indicaciones preocupantes de un posible riesgo elevado de reobstrucción de la arteria en el grupo de las endoprótesis recubiertas.

Las endoprótesis han estado mucho en las noticias recientemente por estudios como el que halló una efectividad igual para los dos tipos de endoprótesis recubiertas que se consiguen en el mercado estadounidense, una que vende Boston Scientific y la otra que vende Cordis.

Ese estudio fue financiado por dos laboratorios, al igual que el de la Wake Forest sobre el que se informa recientemente. Applegate aseguró que la financiación del estudio por parte del sector no afectó los resultados de la investigación. "No tenían ninguna influencia en absoluto sobre el diseño del estudio, la adquisición de datos, la interpretación de los mismos o la preparación del informe", dijo.

Se está haciendo cada vez más difícil hacer investigaciones médicas significativas en los EE.UU. por diversas razones, decía un editorial acompañante escrito por la Dra. Cindy Grines, vicejefe de asuntos académicos del Hospital William Beaumont de Royal Oak, Michigan. La designación ligeramente aterradora sobre el uso no especificado en la etiqueta indica que la U.S. Food and Drug Administration no ha aprobado ese uso. Esta práctica es necesaria por la dificultad de hacer ensayos en los EE.UU., explicó.

"Actualmente, el ochenta por ciento de los estudios se está realizando fuera de los EE.UU.", señaló Grines.

Parte de la razón son las reglas complejas que impone la FDA, dijo, aunque la tendencia de los participantes de amenazar con poner demandas por daños y perjuicios también reduce las probabilidades.

"Existen sitios web que tienen consejos médicos", aseguró Grines. "Entonces, es una medicina muy defensiva la que se está practicando. El formulario de consentimiento para un estudio sencillo podría ser de diez páginas, lo que lo haría imposible de hacer para la mayoría de las instituciones. Sería muy bueno si pudiéramos tener mayor capacidad para hacer esos estudios aquí".

Más información

Para saber más sobre por qué y cómo se usan las endoprótesis, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Robert J. Applegate, M.D., professor, cardiology, Wake Forest University, Winston-Salem, N.C.; Cindy Grines, M.D., vice chief, academic affairs, William Beaumont Hospital, Royal Oak, Mich.; Feb. 12, 2008, Journal of the American College of Cardiology

Last Updated: