El alto precio de un nuevo fármaco para el colesterol quizá no valga la pena, según un estudio

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 2 de enero de 2019 (HealthDay News) -- A pesar de que se redujo a la mitad en los últimos meses, el precio de unos medicamentos avanzados para combatir el colesterol sigue siendo demasiado alto como para que resulten rentables, concluyó un nuevo análisis.

En marzo, el fabricante de alirocumab (Praluent) anunció que reduciría el costo del medicamento de 14,000 a 7,000 dólares al año.

Pero el precio tendría que reducirse mucho más, a alrededor de 900 a 2,000 dólares al año, para que sea igual de rentable que los medicamentos para reducir el colesterol que han estado disponibles más tiempo, reportaron los investigadores.

"Sí pensamos que estos medicamentos son útiles para los pacientes, pero el costo es una barrera importante contra el acceso en este momento", señaló el investigador principal, el Dr. Dhruv Kazi, director asociado del Centro Smith de Investigación de Resultados en Cardiología del Centro Médico Beth Israel Deaconess, en Boston.

"Quizá en esta situación lo correcto sea reconocer los esfuerzos que los fabricantes han realizado para responder a esas presiones en los precios", dijo Kazi. "Pero no creo que lo hayamos resuelto".

El dilema del precio proviene del hecho de que en el mercado ya hay unos medicamentos para reducir el colesterol que son baratos y muy efectivos, apuntó Kazi. Las estatinas y la ezetimiba están disponibles en forma genérica, y las respaldan años de datos sobre la seguridad y la efectividad.

"Los fármacos adicionales tienen que esforzarse más para resultar entables", planteó Kazi.

Praluent pertenece a una nueva clase de fármacos llamados inhibidores de PCSK9. Funcionan al potenciar la capacidad del hígado de eliminar el colesterol del torrente sanguíneo. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó a Praluent en julio de 2015; un segundo fármaco de esa clase, el evolocumab (Repatha), recibió la aprobación en diciembre de 2017.

Regeneron Pharmaceuticals, fabricante de Praluent, dijo en una declaración que no está de acuerdo con el nuevo análisis de costo.

La compañía afirma que los investigadores no tomaron en cuenta los resultados de ensayos clínicos que mostraban la capacidad del medicamento de evitar las muertes y de reducir los niveles de colesterol en pacientes difíciles de tratar.

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) reconoció la utilidad de los inhibidores de PCSK9 en unas nuevas directrices sobre el colesterol que publicó en noviembre. Las nuevas directrices recomiendan que los fármacos se utilicen junto con las estatinas en ciertos pacientes cardiacos de alto riesgo que tienen problemas para bajar sus niveles.

Pero los médicos y los pacientes todavía tienen dificultades para acceder a estos nuevos medicamentos, y la barrera es el costo, indicó la Dra. Suzanne Steinbaum, directora de Prevención Cardiovascular, Salud y Bienestar de las Mujeres en el Hospital Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"No logro que el seguro cubra esos medicamentos. Hay disponibles unas herramientas increíbles para ayudarnos, pero a menos que resolvamos la cobertura de seguro y el costo, es irrelevante", lamentó Steinbaum.

El equipo de Kazi realizó un análisis de rentabilidad de Praluent basándose en los resultados del ensayo clínico más reciente del fármaco, conocido como el ensayo de Resultados ODYSSEY.

Los investigadores dijeron que su precio tendría que reducirse en un 86 por ciento para ser considerado como rentable para el tratamiento del colesterol LDL "malo".

Esto equivale a un precio anual de entre 874 y 2,311 dólares, dependiendo del régimen farmacológico con el que se compare el Praluent, concluyeron los autores del estudio.

Una reducción de costo de ese tipo sería "inaudita" para una terapia biológica en el mercado de EE. UU., anotaron.

Los resultados de este análisis se anunciaron en marzo junto con la publicación de los resultados del ensayo ODYSSEY, provocando la reducción subsiguiente en el precio de parte de Regeneron.

"Nos emociona que haber hecho este análisis de forma oportuna quizá haya contribuido a esta reducción en el precio", aseguró Kazi.

Regeneron dijo que su propio análisis concluyó que Praluent resulta rentable a un rango de precio anual de 6,319 a 9,346 dólares en las personas con un problema cardiaco grave, y de 13,357 a 19,805 dólares al año en pacientes cardiacos cuyo colesterol se resiste al tratamiento con otros fármacos.

"Estos resultados están dentro del rango de precio actual que se paga por el Praluent en EE. UU., y concuerdan con nuestro anuncio de marzo de que reducir el precio neto de Praluent en EE. UU. a entre 4,500 y 8,000 dólares para los pagadores permitiría un acceso más directo y asequible para los pacientes", apuntaba la declaración de la compañía.

Al final, el mercado decidirá si el precio es suficientemente bajo, dijo Kazi.

"Es importante medir cómo los pacientes y los médicos responden a estos cambios en el precio", añadió Kazi. "¿Los pacientes en realidad logran conseguir el fármaco? ¿Pueden tomar el medicamento a largo plazo? Porque no es útil si las personas comienzan a usar el medicamento y paran porque es demasiado caro o los costos de desembolso son demasiado altos".

El análisis aparece en la edición en línea del 1 de enero de la revista Annals of Internal Medicine.

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre el colesterol.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Dhruv Kazi, M.D., M.Sc., M.S., associate director, Smith Center for Outcomes Research in Cardiology, Beth Israel Deaconess Medical Center, Boston; Suzanne Steinbaum, D.O., director, Women's Cardiovascular Prevention, Health and Wellness, Mount Sinai Hospital, New York City; Jan. 1, 2019, Annals of Internal Medicine, online

Last Updated: