Your Mental Health Amid the Pandemic. Replay June 26 HD Live!

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Ultrasonido puede ayudar a predecir riesgo de ataque cardiaco

Estudio encuentra que ateroesclerosis en la arteria del cuello es una señal de advertencia clave

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES 8 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- Las imágenes de ultrasonido para detectar acumulación de placa (ateroesclerosis) en la arteria carótida del cuello podrían ayudar a los médicos a predecir los ataques cardiacos y otros eventos cardiacos en adultos considerados en bajo riesgo de enfermedad cardiaca.

Esa es la conclusión de un estudio presentado el lunes en el séptimo Foro Científico de Investigación sobre la Calidad en la Atención y los Resultados en la Enfermedad Cardiovascular y el Accidente Cerebrovascular de la American Heart Association en Washington, D.C.

"Una significativa proporción de las personas que tienen ataques cardiacos no tiene factores de riesgo tradicionales para la enfermedad cardiaca", afirmó en una declaración preparada el autor líder del estudio, el Dr. Kwame O. Akosah, profesor asociado de medicina de la Universidad de Wisconsin.

"En este estudio, evaluamos si usar un ultrasonido de la carótida, que es una prueba sencilla, no invasiva y de relativo bajo costo que está disponible en los consultorios de muchos médicos, podría ayudar a identificar qué pacientes están en riesgo de eventos cardiacos", apuntó Akosah.

Anotó que la ateroesclerosis es sistémica, es decir, que si hay una acumulación de placa en la arteria carótida, también podría estar presente en otras arterias importantes, como las arterias coronaria y de las piernas.

En el estudio participaron 246 personas (de edad promedio de 55 en los hombres y 65 en las mujeres) consideradas en bajo riesgo de enfermedad cardiaca. El ultrasonido reveló que 141 de ellos tenían ateroesclerosis en la arteria carótida. Todos los pacientes fueron vigilados por 33 meses después de la prueba de ultrasonido.

"Las personas que tuvieron un resultado anormal en la prueba para ateroesclerosis no coronaria eran casi tres veces más propensas que las que tuvieron resultados normales a tener ateroesclerosis coronaria severa, que fue diagnosticada con un angiograma coronario", señaló Akosah.

Durante los 33 meses de seguimiento, 10 personas sufrieron un ataque cardiaco, un accidente cerebrovascular o murieron. De esos, nueve tenían ateroesclerosis no coronaria.

Más información

El U.S. National Heart, Lung, and Blood Institute tiene más información acerca de la arterosclerosis.

FUENTE: American Heart Association, news release, May 8, 2006

--

Last Updated: