Una pastilla recetada de aceite de pescado reduce el riesgo de ataque cardiaco entre los que ya toman estatinas

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 18 de marzo de 2019 (HealthDay News) -- Los pacientes que tienen los triglicéridos altos y también toman estatinas para bajar el colesterol con el fin de reducir su riesgo de ataque cardiaco o accidente cerebrovascular (ACV) pueden recortar ese riesgo en un 30 por ciento adicional al añadir una pastilla de ácido graso omega 3 de dosis alta, informan unos investigadores.

El medicamento recetado, llamado Vascepa, no se debe confundir con los complementos de omega 3 (que con frecuencia son aceite de pescado) de venta libre. Esos complementos típicamente contienen unas dosis mucho más bajas del ácido graso omega 3 esencial llamado EPA, y no se han sometido a la rigurosa revisión de seguridad y efectividad de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

Desde 2012, la FDA aprobó Vascepa (etilo de icosapento) para los pacientes cuyos niveles de triglicéridos superaban los 500 miligramos por decilitro de sangre.

Ahora, un análisis actualizado de una investigación que se publicó por primera vez el septiembre pasado sugiere que Vascepa reduce de forma marcada el riesgo de por vida de un paciente de fallecer de un ataque cardiaco, de experimentar un ataque cardiaco o ACV no letales, o de necesitar cirugía cardiaca u hospitalización por una complicación cardiaca.

"Encontramos una reducción del 30 por ciento en el total de eventos isquémicos", comentó el autor principal, el Dr. Deepak Bhatt, haciendo referencia a una variedad de problemas cardiacos graves provocados por un flujo sanguíneo restringido. "Se trata de un beneficio cardiaco muy grande".

Entre 1,000 pacientes que tomen Vascepa durante cinco años, se prevendrían casi 160 problemas cardiacos graves, anotó. Esto incluye 12 muertes relacionadas con la enfermedad cardiovascular, 42 ataques cardiacos, 14 ACV, 76 baipases de la arteria coronaria, y 16 hospitalizaciones por angina (dolor u opresión en el pecho) inestable mientras se está en reposo o durante la actividad moderada.

Bhatt es director ejecutivo de los programas cardiovasculares internacionales en el Hospital Brigham and Women's, en Boston.

Bhatt y sus colaboradores presentarán su investigación (que fue financiada por el fabricante del fármaco, Amarin Pharma, Inc., con sede en Nueva Jersey) esta semana en una reunión del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology), en Nueva Orleáns.

Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

El equipo del estudio equiparó la dosis alta de EPA que contiene Vascepa con comer más de 20 porciones de pescado por semana, sin la problemática grasa saturada.

Los hallazgos actualizados son sobre el estudio "REDUCE-IT", en que participaron casi 8,200 pacientes. Todos tenían colesterol alto y tomaban estatinas para controlarlo.

Esto, señalaron los investigadores, indica que los pacientes recibían un buen estándar de atención. Pero esa atención no significaba que se hubieran librado de los problemas cardiacos.

Todos también tenían los triglicéridos altos, y alrededor de un 70 por ciento tenían un diagnóstico de enfermedad cardiaca. El 30 por ciento restante eran diabéticos, y se pensaba que tenían un riesgo de complicaciones cardiacas futuras.

En el ensayo, la mitad tomó 2 gramos de Vascepa dos veces al día durante un promedio de cinco años. La otra mitad tomó un placebo.

Los resultados iniciales sugirieron una reducción del 25 por ciento en el riesgo de experimentar un primer evento cardiaco, como un ataque cardiaco o un ACV.

Ahora, los investigadores también han analizado los eventos posteriores, por ejemplo un ACV letal tras un ataque cardiaco inicial.

Y ese nuevo análisis mostró una reducción del 30 por ciento en el riesgo de por vida de ataque cardiaco, ACV y afecciones parecidas.

Eileen Handberg es profesora de medicina, y directora de programa en el Programa de Ensayos Clínicos Cardiovasculares de la Universidad de Florida. Handberg no participó en el estudio.

Handberg dijo que los hallazgos son importantes, porque incluso cuando los pacientes cardiacos reciben la mejor de las atenciones, persiste cierto riesgo. Y los pacientes con un riesgo de enfermedad cardiaca tienden a experimentar más de un evento, es decir, ataques cardiacos múltiples, o un ataque cardiaco y luego un ACV, añadió.

"Pero aquí, los datos muestran que este medicamento reduce ese riesgo, ya sea un primer, segundo o tercer evento", apuntó Handberg. "Esta es una información muy importante para los pacientes, porque significa que hay una forma de reducir ese riesgo a largo plazo".

Subrayó la advertencia del equipo de investigación respecto a que los consumidores no deben buscar la misma protección en los complementos de aceite de pescado de venta libre.

"Los complementos no se fabrican según estándares consistentes, y no están regulados", comentó Handberg. "Entonces, en realidad uno no tiene una idea de qué está tomando".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre las enfermedades cardiacas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Deepak Bhatt, M.D., M.P.H., executive director, Interventional Vardiovascular Programs, Brigham and Women's Hospital, Boston; Eileen Handberg, Ph.D., research professor, medicine, and program director, Cardiovascular Clinical Trials Program, University of Florida, Gainesville; American College of Cardiology meeting, New Orleans, March 16-18, 2019

Last Updated: