La FDA advierte a los pacientes cardiacos sobre el antibiótico claritromicina

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

VIERNES, 23 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- El antibiótico claritromicina (de marca Biaxin) podría aumentar el riesgo a largo plazo de problemas cardiacos y muerte en los pacientes con enfermedad cardiaca, según las autoridades de salud de EE. UU.

Como resultado, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., una agencia federal, dijo el jueves que recomienda que los médicos sopesen cuidadosamente los beneficios y los riesgos del fármaco antes de recetarlo a pacientes con problemas del corazón.

La agencia dijo que su advertencia se basa en un estudio de seguimiento de 10 años con pacientes de enfermedad cardiaca coronaria. El estudio encontró un aumento inesperado e inexplicado en las muertes en los pacientes con enfermedad del corazón que tomaron claritromicina durante dos semanas y a quienes se dio un seguimiento de un año o más.

No hay una explicación clara sobre cómo la claritromicina aumentaría el riesgo de muerte de un paciente con enfermedad cardiaca, dijo la FDA en un comunicado de prensa.

Pero un especialista en el corazón dijo que vale la pena hacer caso de este tipo de advertencia.

"Es importante que los profesionales de la salud y los farmacéuticos identifiquen las interacciones potenciales entre los medicamentos y eliminen los errores de emisión de recetas para prevenir este riesgo", comentó el Dr. Marcin Kowalski, director de electrofisiología cardiaca en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York.

La FDA dijo que añadió una nueva advertencia sobre este aumento en el riesgo de los pacientes cardiacos, y que aconseja a los médicos que piensen en recetar otros antibióticos a esos pacientes. La agencia añadió que seguirá monitorizando los informes de seguridad de los pacientes que toman claritromicina.

El antibiótico se utiliza para tratar muchos tipos de infecciones que afectan a la piel, los oídos, los senos nasales, los pulmones y otras partes del cuerpo.

Los médicos deben hablar con sus pacientes cardiacos sobre los riesgos y los beneficios de la claritromicina y de los tratamientos alternativos. Si los médicos recetan claritromicina a pacientes con enfermedad cardiaca, deben informar a esos pacientes de las señales y los síntomas de los problemas cardiovasculares, planteó la FDA.

Y los pacientes con enfermedad cardiaca deben informar al médico sobre su afección, sobre todo si les están recetando un antibiótico para tratar una infección.

Los pacientes con enfermedad cardiaca no deben dejar de tomar su medicamento para la enfermedad cardiaca o antibiótico sin hablar primero con el médico, enfatizó la FDA.

Los pacientes que tomen el antibiótico deben buscar atención médica inmediata si experimentan síntomas de un ataque cardiaco o accidente cerebrovascular, como dolor en el pecho, falta de aire o problemas para respirar, dolor o debilidad en una parte o lado del cuerpo, o habla ininteligible, según la agencia.

El Dr. Satjit Bhusri es cardiólogo del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Dijo que "aunque este estudio sugiere una asociación con este antibiótico específico, no ha habido ninguna correlación directa con un aumento en la enfermedad cardiaca".

"Yo ampliaría esto a todos los antibióticos en general. Se debe iniciar la terapia antibiótica para una infección bacteriana si lo indica el médico; y en este momento no se debe considerar un antecedente de antibióticos como un factor de riesgo de la enfermedad cardiaca", añadió.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre la claritromicina.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Marcin Kowalski, M.D., director, cardiac electrophysiology, the Heart Institute, Staten Island University Hospital, New York City; Satjit Bhusri, M.D., cardiologist, Lenox Hill Hospital, New York City; U.S. Food and Drug Administration, news release, Feb. 22, 2018

--

Last Updated: