Your Mental Health Amid the Pandemic. Replay June 26 HD Live!

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Experto asegura: los problemas de corazón en las mujeres no ocupan el lugar que les corresponde

Urge mayor atención a este importante asesino

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES 13 de mayo (HealthDayNews/HispaniCare) -- Las enfermedades del corazón son el asesino número uno en mujeres mayores de 45 y aún así no reciben la atención que merecen de los médicos y pacientes como riesgo significativo para la salud.

"Hemos avanzado en el tratamiento del cáncer, pero las tasas de mortalidad por enfermedades del corazón en mujeres son muy altas, mientras que en hombres se han reducido en gran medida", sostuvo la Dra. Norma Keller, jefa de cardiología en el Hospital Bellevue, que debía hacer una presentación sobre el hallazgo el jueves en una reunión informativa de la American Medical Association (AMA) en la ciudad de Nueva York.

"Cuando se trata de mujeres, no siempre está a la cabeza de las enfermedades preocupantes", agregó Keller.

Cada día mueren 1,400 mujeres por enfermedades del corazón, uno de los principales asesinos de mujeres durante un siglo.

Parte del problema es que los síntomas de un ataque al corazón en mujeres pueden ser diferentes a los de un hombre, lo cual puede ser atribuido por descuido más al estrés que a problemas cardiovasculares, sostuvo Keller.

"Las mujeres y los médicos no están pensando en eso", anotó Keller. "Todavía estamos en pañales cuando se trata de conciencia por parte de los médicos. Entonces, es importante que las mujeres aboguen por su propia salud".

Y las señales de alarma siguen ahí. Más de la mitad de las mujeres mayores de 45 tienen presión alta, el 40 por ciento de las mujeres mayores de 55 tienen colesterol alto y cerca de 22 millones de mujeres estadounidenses todavía fuma, señaló Keller. Las mujeres, sin embargo, tienen menos probabilidades de recibir medicamentos que les bajen el colesterol y puedan salvar sus vidas.

Lo bueno es que estos factores de riesgo pueden ser cambiados. "Buena parte de eso es el estilo de vida. Las mujeres pueden hacer muchas cosas con sus enfermedades del corazón", continuó Keller. "Aunque estos números son espantosos, podemos hacer algo al respecto con casi todas estas cosas".

Keller fue una de los especialistas que intervino en la reunión de la AMA.

El Dr. Kevin Donahue de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins debía referirse a las innovaciones en el tratamiento de la fibrilación articular, una arritmia cardiaca que aumenta las posibilidades de sufrir derrame, insuficiencia cardiaca y ataques al corazón.

La ablación con radiofrecuencia, en la que se introducen catéteres y energía de radiofrecuencia en el corazón, curó entre el 60 y el 80 por ciento de los pacientes que no tenían ningún otro problema cardíaco. Diversos medicamentos diseñados para bloquear ciertos canales de potasio están en investigaciones clínicas preliminares, mientras que las técnicas de transferencia de genes resultan prometedoras, al menos en animales, por ahora.

Las células madre embrionarias, que podrían regenerar el músculo cardíaco dañado en pacientes de insuficiencia cardiaca congestiva, son otra ruta de exploración, según el Dr. Theo Kofidis, investigador de cirugía cardiotorácica en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford. Los resultados aparecen en la edición de junio del Journal of Heart and Lung Transplantation.

Para terminar, el Dr. Dimitri Cassimatis, cardiólogo del centro médico militar Walter Reed de Washington, D. C., debía hacer una conferencia sobre las complicaciones mayores de lo esperado que surgen de las vacunas contra la viruela que se han estado aplicando al personal militar en los últimos años.

Entre diciembre de 2002 y junio de 2003, cerca de 500,000 efectivos militares han sido vacunados. Los efectos negativos no relacionados con el corazón fueron los esperados e incluso menos. Sin embargo, la tasa de miopericarditis, o inflamación del músculo cardiaco o del saco que rodea al corazón, fue de ocho de cada 100,000 entre aquellos que fueron vacunados por primera vez, informó Cassimatis. Este efecto secundario en particular casi nunca había sido visto antes en los Estados Unidos.

De todos modos, la tasa es, en general, muy pequeña, cerca de 50 casos en total, y casi todos los pacientes han regresado a la normalidad.

"Mientras que el número total de afectados permanece relativamente bajo, debemos reconocer que la administración de vacunas contra la viruela ha sido limitada", afirmó Cassimatis en una declaración preparada. "Estos números podrían aumentar significativamente si se implementara un programa de vacunación generalizado para la población civil. Necesitamos comprender mejor las complicaciones potenciales con este pequeño grupo para que estemos preparados de manera adecuada para atender las complicaciones a gran escala si se hace necesario".

Más Información

Los National Institutes of Health y la American Heart Association tienen mayor información sobre la salud del corazón de la mujer.

FUENTES: Norma Keller, M.D., chief of cardiology, Bellevue Hospital and assistant professor of medicine, New York University School of Medicine, New York; American Medical Association, news releases, May 13, 2004

Last Updated: