La angioplastia funciona mejor cuando los hospitales la utilizan con más frecuencia

Estudio halla que hacer que el procedimiento sea una terapia de primera línea crea una diferencia

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES 16 de enero (HealthDay News/HispaniCare) -- Muchos estudios han demostrado que el procedimiento de apertura de la arteria conocido como angioplastia es el mejor tratamiento de emergencia para un ataque cardiaco, más que la terapia con disolvente de coágulos.

Y un nuevo estudio muestra que la angioplastia es aún más efectiva cuando se realiza en hospitales en la que es el tratamiento de primera línea para los ataques cardiacos, más que en los centros en la que no es considerada como el método principal de tratamiento.

"Y lo interesante de este hallazgo es que el hecho de que el hospital se especialice en este método resulta más importante que el volumen de procedimientos", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Harlan M. Krumholz, profesor de medicina de la Universidad de Yale. "Lo normal es que se considere que si se hace algo con mayor frecuencia, se hace mejor. Demostramos que lo importante era el compromiso con una estrategia específica".

Durante la angioplastia, los cirujanos primero introducen un catéter con un globo inflable diminuto en la punta dentro de la arteria obstruida. Luego, restablecen el flujo sanguíneo al inflar el globo, que aplasta la placa acumulada contra la pared de la arteria.

En su estudio, investigadores de la Universidad de Michigan y de la Universidad de Yale analizaron de forma exhaustiva datos de más de 37,000 personas a las que se administraron tratamientos de emergencia para ataques cardiacos en 463 hospitales estadounidenses.

Su análisis mostró que aquéllos tratados en hospitales que dudaron entre la angioplastia y la terapia de medicamentos fueron un tercio más propensos a morir en el hospital.

El mayor índice de mortalidad estuvo asociado con un mayor periodo de espera para el tratamiento, un promedio de 20 minutos vitales, y con una mayor probabilidad de que el tratamiento no empezara dentro de los 90 minutos recomendados tras el ataque, de acuerdo con el informe publicado en la edición del 17 de enero de Circulation.

Asumir la angioplastia como terapia de primera línea conduce a un tratamiento más rápido y tal vez sea el elemento más crítico para un paciente con ataque cardiaco, dijo el investigador líder, el Dr. Brahmajee K. Nallamothu, profesor asistente de medicina en la Universidad de Michigan.

"Si un paciente llega a un hospital en el que la angioplastia es el tratamiento por defecto, éste pasa directamente al laboratorio de catéter", apuntó. "Lo que permite que muchas cosas puedan ocurrir rápidamente".

El hallazgo no debería cambiar la acción de ninguna persona que sufra un ataque cardiaco o de alguien que considere que un ser amado podría estar padeciéndolo, explicó Nallamothu. El consejo es el mismo de siempre: llamar al 911 y recibir atención médica tan rápido como sea posible.

Pero existen implicaciones de política para los hospitales que tratan de decidir qué tipos de servicios deben ofrecen, declaró Krumholz. "Al parecer, lo mejor es decidirse por un sólo método de atención de los pacientes con ataque cardiaco y adherirse a él", anotó.

Los hospitales que no están equipados las 24 horas para una angioplastia deberían trabajar en optimizar su terapia con disolventes de coágulos, o determinar mejores formas para instituir medidas de emergencia para la angioplastia, señaló el informe.

"Ésta es una evidencia bastante clara de que si un hospital está tratando de decidirse con respecto a lo que debe hacer y se compromete con la angioplastia, debe hacerlo por completo", apuntó Krumholz. "Si no puede comprometerse con la angioplastia, debe analizar atentamente sus procesos y la forma de tomar su decisión, así como lograr transparencia en su sistema y establecer estándares sobre lo que debe hacer, por ejemplo, a las 3:00 A.M. de la mañana".

El estudio realiza un cambio sutil en el hallazgo de que los pacientes de angioplastia obtienen mejores resultados en hospitales que llevan a cabo un alto volumen de procedimientos, señaló Nallamothu.

"El volumen es una medida de calidad", enfatizó. "Cuando las personas que realizan la angioplastia lo hacen bastante bien, se incrementa el volumen de procedimientos que llevan a cabo. Un buen resultado conduce a un mayor volumen".

Más información

Para obtener más información sobre la angioplastia, visite la National Library of Medicine.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Harlan M. Krumholz, M.D., professor, medicine, Yale University, New Haven, Conn.; Brahmajee K. Nallamothu, M.D., assistant professor, medicine, University of Michigan, Ann Arbor; Jan. 17, 2006 Circulation

Last Updated: