La testosterona baja incrementa los índices de mortalidad en hombres impotentes

Los pacientes obesos de disfunción eréctil también están en mayor riesgo de eventos cardiacos, según muestra una investigación

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES 29 de junio (HealthDay News) -- Un reciente estudio halla que entre los hombres que tienen disfunción eréctil, los que tienen también niveles bajos de testosterona se enfrentan a un riesgo superior al normal de morir por enfermedad cardiovascular.

En otro estudio, el mismo equipo de investigadores también halló una relación entre la obesidad y la reducción del flujo sanguíneo al pene, que a su vez se relacionó con enfermedad cardiovascular en los pacientes de disfunción eréctil.

En el primer estudio, investigadores dirigidos por Giovanni Corona, de la Universidad de Florencia, examinaron los niveles de testosterona de 1,687 hombres que buscaron tratamiento para la disfunción eréctil. Luego de un período de seguimiento promedio de 4.3 años, 137 de los hombres habían sufrido un ataque cardiaco u otro problema cardiaco mayor y quince habían muerto.

Los que tuvieron niveles más bajos de testosterona tuvieron más probabilidades de morir de problemas cardiacos, hallaron los autores del estudio.

"Nuestro trabajo muestra que explorar la deficiencia de testosterona en los hombres que tienen disfunción eréctil podría ayudar a los médicos a identificar a los que están en mayor riesgo de eventos cardiovasculares", aseguró Corona en un comunicado de prensa de la Sociedad Europea de Endocrinología. "Sin embargo, por el momento no podemos decir si los niveles reducidos de testosterona son causa o consecuencia de este riesgo elevado".

Otro estudio examinó el mismo grupo de hombres y halló una relación entre la obesidad clínica, es decir, un índice de masa corporal superior a 30, y un flujo de sangre reducido al pene. Este flujo de sangre reducido se relacionó de manera significativa con más evidencia de eventos cardiacos de consideración, como ataques cardiacos, en hombres obesos, pero no en hombres delgados.

Los hallazgos tenían previsto presentarse en el Congreso Europeo de Endocrinología, realizado entre el 24 y el 28 de abril en Praga (República Checa).

Más información

Para más información sobre la disfunción eréctil, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTE: European Society of Endocrinology, news release, April 26, 2010

--

Last Updated: