Los ataques cardiacos en fin de semana pueden ser más mortales

Un estudio halla que los pacientes son menos propensos a recibir procedimientos de apertura de la arteria

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de Healthday

MIÉRCOLES 14 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- Los ataques cardiacos tratados un sábado o domingo son más mortales que los atendidos durante la semana, según muestra un estudio reciente.

Eso es porque los pacientes que llegan a los hospitales los fines de semana son menos propensos a recibir angioplastia y otros procedimientos de apertura de la arteria a tiempo, señalan los investigadores.

"Si acude a varios hospitales, sabrá que la disponibilidad de personal, la disponibilidad de equipos y los mecanismos administrativos asociados no son los mismos los fines de semana", señaló el autor del estudio William Kostis, investigador del departamento de medicina de la Universidad de Medicina y Odontología de Nueva Jersey en New Brunswick.

Los hallazgos de su equipo aparecen en la edición del 15 de marzo del New England Journal of Medicine.

Pero otros expertos anotaron que los datos del estudio tienen al menos cinco años de antigüedad, y que la iniciativa reciente a nivel nacional impulsada por el American College of Cardiology (ACC) y la American Heart Association (AHA) para mejorar la atención de ataques cardiacos puede haber resuelto un poco el problema.

"Tengo esperanzas de que los datos, si los medimos en la actualidad, reflejarán el nivel de intensidad y escrutinio que hemos estado ofreciendo a lo largo de estos años", dijo el Dr. David A. Meyerson, director de servicios consultivos de cardiología en el Centro Médico Bayview de la Johns Hopkins en Baltimore, y vocero nacional de la AHA.

Un cardiólogo en la primera línea de la atención de emergencia tiene un punto de vista similar.

"Me atrevería a decir que si analizamos nuestras cifras ahora, es posible que una persona ingrese a un laboratorio de cateterismo (cardiaco) mucho más rápido un sábado a las nueve de la noche que un jueves a la una de la tarde", aseguró el Dr. Frank Smart, presidente de medicina cardiovascular de Atlantic Health, que inspecciona dos de los hospitales de Nueva Jersey cubiertos por el estudio.

Los nuevos hallazgos no son los primeros en sugerir que la calidad de la atención de emergencia de los ataques cardiacos varía según la hora y el día del ingreso a un hospital. Por ejemplo, un estudio de 2003 halló que los pacientes ingresados en los departamentos de emergencias en las primeras horas de la mañana tenían menores tasas de supervivencia en comparación con los que eran admitidos durante el día o la tarde. Otro estudio de 2004 encontró que los ataques cardiacos eran también más mortales durante los periodos festivos, cuando hay poco personal en los hospitales.

Y justo la semana pasada, investigadores canadienses informaron en Stroke que habían encontrado que la supervivencia a corto plazo de los pacientes de accidente cerebrovascular ingresados los fines de semana era 14 por ciento menor que la de los tratados durante la semana.

El nuevo estudio es una de las revisiones más amplias realizadas hasta ahora sobre la atención de ataques cardiacos.

"Tenemos una base de datos no seleccionados bastante amplia", dijo Kostis. "Estudiamos más de 230,000 personas que se presentaron con su primer ataque cardiaco en un periodo de 16 años (1982-2002). Básicamente, incluimos toda la gente que había tenido su primer ataque cardiaco y que había sido ingresada en un hospital de Nueva Jersey durante ese periodo".

En cuanto a las tasas de mortalidad a 30 días, el equipo halló que la mortalidad aumentó a 12.9 por ciento entre los pacientes tratados los fines de semana en comparación con 12.0 por ciento para los tratados de lunes a viernes. Las tasas de mortalidad a 24 horas eran también significativamente más altas para los pacientes ingresados los fines de semana, y el 3.3 por ciento de esos pacientes murió dentro de un día del ingreso, frente al 2.7 por ciento de los pacientes tratados durante la semana.

El incremento absoluto de aproximadamente uno por ciento en la mortalidad de los pacientes ingresados los fines de semana se mantuvo durante más de un año, anotaron los investigadores.

Al tomar en cuenta los factores demográficos de los pacientes, las enfermedades coexistentes y el sitio anatómico del ataque cardiaco, el por qué de la desigualdad en la supervivencia los fines de semana resultó esclarecido: Los pacientes que llegaban al hospital un sábado o domingo eran menos propensos a recibir procedimientos potencialmente cruciales para salvar la vida de una persona, como la angioplastia de balón (con o sin endoprótesis vascular) y derivación aortocoronaria (bypass coronario), aseguraron los autores del estudio.

"Si llegaban los fines de semana al hospital eran un tercio menos propensos a recibir ese [tipo de] procedimiento", dijo Kostis. Agregó que estas intervenciones invasivas "son las que en muchos estudios están asociadas con los mejores resultados".

Smart admitió que la atención de emergencia de los ataques cardiacos durante los fines de semana había sido un problema en los dos centros hospitalarios que ayudó a supervisar en Nueva Jersey, el Hospital Morristown Memorial y el Hospital Overlook. Pero anotó que los datos de Nueva Jersey para el estudio concluyeron en 2002. No mucho tiempo después, Smart y otros cardiólogos de todo el país, impulsados por las iniciativas de la ACC y la AHA, redoblaron sus esfuerzos para mejorar los tiempos de respuestas del departamento de emergencias.

"Desde entonces, hemos observado que el tiempo de espera de la angioplastia se ha reducido de manera vertiginosa", apuntó Smart. "Noventa minutos es lo que la ACC señala como tiempo razonable desde el momento en que el paciente entra por la puerta de la sala de emergencias hasta que recibe la angioplastia con balón para abrir la arteria".

Hace unos cuantos años, el tiempo de espera de la angioplastia en los hospitales inspeccionados por Smart no bajaba de unos 130 minutos, y cada uno de los departamentos involucrados en la atención del paciente se culpaban unos a otros.

"Entonces, comenzando con cada caso desde el momento en que llegaba, analizamos cada paso del proceso", explicó Smart. "Analizamos cada paso: ¿Alcanzamos el objetivo? ¿Superamos el objetivo? ¿Nos quedamos por debajo del objetivo? ¿Qué fue mal? ¿Por qué no funcionó bien?".

Ese tipo de escrutinio hizo que cada uno de los actores de la atención de emergencia de los ataques cardiacos de los dos centros asumiera toda la "responsabilidad" del problema, señaló Smart. El resultado: El tiempo de espera promedio de la angioplastia para los pacientes ahora se ha reducido a 70 minutos.

Y otras innovaciones en el personal y los equipos ahora significan que los pacientes que lleguen un domingo pueden esperar el mismo desempeño de alta calidad que los tratados un miércoles, apuntó Smart.

"De hecho, puedo decir que los tiempos más cortos que hemos observados recientemente han sido por lo general durante las noches y los fines de semana", dijo.

Sin embargo, apuntó Meyerson de la AHA, los hospitales deben mantenerse alertas para garantizar que la atención del ataque cardiaco no se quede atrás. "La atención de un ataque cardiaco no debería depender de un diferencial en fin de semana", aseguró. "Cada hospital tiene la obligación de monitorizar y asegurar que la atención crítica que ofrece esté disponible 24 horas los 7 días de la semana y que la calidad es uniforme".

Todos los expertos estuvieron de acuerdo en que los hospitales sólo pueden actuar hasta cierto punto para modernizar sus sistemas y reducir la mortalidad por ataque cardiaco. Una buena parte está en manos del paciente.

"He aquí el gran problema: La mayoría de las personas se quedan sentadas en casa durante dos, tres y hasta cuatro horas antes de buscar asistencia médica", declaró Smart.

Kostis también estuvo de acuerdo. "Si usted tiene síntomas que indican que puede estar teniendo un ataque cardiaco, vaya al hospital lo más rápido posible", señaló. "Reconocer los síntomas de un ataque cardiaco y acudir al hospital es crucial".

Más información

Encuentre más información sobre cómo reconocer un ataque cardiaco en la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: William Kostis, Ph.D., researcher, department of medicine, University of Medicine and Dentistry of New Jersey, Robert Wood Johnson Medical School, New Brunswick; Frank Smart, M.D., chairman, cardiovascular medicine, Atlantic Health, Morristown Memorial Hospital and Overlook Hospital, Overlook, N.J.; David A. Meyerson, M.D., director, cardiology consultative services, Johns Hopkins Bayview Medical Center, Baltimore, and national spokesman, American Heart Association; March 15, 2007, New England Journal of Medicine

Last Updated: