Más espacios verdes podrían significar unos corazones más sanos

In English

MIÉRCOLES, 5 de diciembre de 2018 (HealthDay News) -- Vivir en un vecindario con mucho verdor podría proteger al corazón.

"Nuestro estudio muestra que vivir en un vecindario con muchos árboles, arbustos y otros tipos de vegetación de color verde podría ser bueno para la salud del corazón y de los vasos sanguíneos", señaló el autor del estudio, Aruni Bhatnagar, director del Centro de Obesidad y Diabetes de la Universidad de Louisville.

En el estudio, Bhatnagar y sus colaboradores observaron a lo largo de cinco años el efecto de los espacios verdes de un vecindario en personas a quienes se atendió en la clínica ambulatoria de cardiología de la Universidad de Louisville.

La mayoría de los participantes tenían un riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular. En ese periodo, los investigadores recolectaron muestras de sangre y de orina de 408 personas de varias edades, etnias y niveles socioeconómicos.

Evaluaron marcadores de lesión de los vasos sanguíneos y de riesgo de enfermedad cardiovascular en esas muestras. También midieron la densidad de los espacios verdes y los niveles de contaminación atmosférica de los lugares donde los participantes vivían.

El equipo de Bhatnagar encontró que en los vecindarios con más vegetación, las personas tenían unos niveles más bajos de epinefrina en la orina, lo que indica unos niveles más bajos de estrés.

Los investigadores también encontraron unos niveles más bajos de F2-isoprostano en la orina de los participantes, lo que indica un nivel más bajo de estrés oxidativo, así como una mejor salud. Además, el estudio mostró que las personas que vivían en espacios más verdes tenían una mayor capacidad de reparar sus vasos sanguíneos.

La asociación con la epinefrina fue mayor entre las mujeres, las personas que no habían sufrido antes un ataque cardiaco, y las que no tomaban betabloqueantes, que son fármacos que reducen la presión arterial y la carga de trabajo el corazón.

Los hallazgos fueron independientes de la edad, el sexo, la etnia, los hábitos de tabaquismo, las condiciones económicas, el uso de estatinas y la exposición a las carreteras, señalaron los investigadores.

Pero el estudio no probó que los espacios verdes hicieran que los riesgos cardiacos se redujeran, sino que solo observaron una asociación.

El informe aparece en la edición en línea del 5 de diciembre de la revista Journal of the American Heart Association.

"De hecho, aumentar la cantidad de vegetación en un vecindario podría ser una influencia ambiental no reconocida en la salud cardiovascular, y una intervención de salud pública potencialmente significativa", comentó Bhatnagar en un comunicado de prensa de la revista.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: American Heart Association, news release, Dec. 5, 2018

--

Last Updated: