No todas las progestinas son iguales para el corazón

Un tipo de progestinas hacía los ataques más graves, mientras que otro limitaba el daño

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

VIERNES 8 de octubre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Según un estudio del Centro Médico Bautista de la Universidad Wake Forest realizado con monos, el tipo de progestina utilizado en terapia hormonal para mujeres menopáusicas podría afectar la gravedad de un ataque cardiaco.

"Un tipo de terapia hormonal limitó el daño al músculo cardiaco apenas al 5 por ciento, mientras que otro causó daño permanente en el 35 por ciento del músculo", afirmó en una declaración preparada J. Koudy Williams, investigador líder. "Si podemos aprender más acerca de este mecanismo, podríamos lograr identificar mejores terapias hormonales para mujeres posmenopáusicas".

El estudio fue presentado el 8 de octubre en la reunión anual de la North American Menopause Society en Washington, D.C.

La terapia hormonal se ha usado por mucho tiempo para prevenir la enfermedad de los vasos del corazón en mujeres posmenopáusicas. Pero varios estudios recientes hallaron que la combinación de terapia hormonal (estrógeno más progestina) aumentaba el riesgo tanto del primero como del segundo ataque al corazón.

"Los estudios no se centraron en el daño en el corazón que tiene lugar si una mujer posmenopáusica tiene un ataque al corazón. Es importante saber esto porque, a pesar de que estos medicamentos ya no se recomiendan para prevenir las enfermedades del corazón, muchas mujeres los toman para su síntomas de la posmenopausia o para proteger sus huesos", aseguró Willliams.

En este estudio en monas posmenopáusicas, los investigadores compararon los efectos de la progestina en Prempro con la de Femhrt. Un grupo de monas recibió estrógeno y la progestina Femhrt y otro recibió estrógeno y la progestina Prempro. A las monas se les administraron los medicamentos durante un año en dosis equivalentes a las prescritos para mujeres. Un tercer grupo de monas no se sometió a terapia hormonal.

Los investigadores indujeron ataques cardiacos a las monas y midieron el daño al músculo cardiaco. Las monas en el grupo que recibió Femhrt tuvieron un cinco por ciento de daño muscular, aquellos que no recibieron terapia hormonal tuvieron un daño del 20 por ciento y aquellos en el grupo de Prempro tuvieron un daño del 35 por ciento.

La cantidad de daño al músculo cardiaco influye sobre el riesgo de futuros ataques cardiacos y el riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca.

"Nos sorprendimos mucho. Cada progestina produjo resultados completamente diferentes", aseguró William.

Pero estos resultados siguen siendo muy preliminares para aplicar en mujeres, advirtió Williams.

Más Información

El U.S. National Institute on Aging tiene más información sobre las hormonas después de la menopausia.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: Wake Forest University Baptist Medical Center, news release, Oct. 8, 2004

--

Last Updated: