Un análisis sanguíneo para diagnosticar los ataques cardiacos quizá no sea infalible

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 14 de marzo de 2019 (HealthDay News) -- Un análisis de sangre usado para detectar un ataque cardiaco podría con frecuencia proveer algunos resultados engañosos, informan investigadores británicos.

En un nuevo estudio de pacientes que se sometieron a análisis de sangre en un hospital en Inglaterra, una de cada 20 personas tenía unos niveles altos de troponina, que es una proteína que se libera en el torrente sanguíneo durante un ataque cardiaco, en la sangre. Pero la mayoría no presentaban señales clínicas de un ataque cardiaco.

"Este análisis sanguíneo común se usa ahora para evaluar si un paciente ha sufrido o no un ataque cardiaco", apuntó el investigador principal, el Dr. Nick Curzen.

"Estos resultados son importantes, porque resaltan a los médicos que deben tener mucho cuidado de usar el análisis de la troponina solo cuando el paciente presente una forma clásica de un ataque cardiaco, y de interpretar un resultado anómalo de forma consecuente", explicó.

Ser tratado por un ataque cardiaco si no están sufriendo uno puede ser nocivo para los pacientes, añadió. Curzen es profesor de cardiología intervencionista en University Hospital Southampton NHS Trust.

Pero como estudio observacional, los investigadores no pueden decir qué causó los hallazgos. Además, usaron los expedientes de los pacientes, que no incluían los resultados.

Los niveles de troponina diferían según factores como la edad, el sexo, y entre los pacientes hospitalizados y los ambulatorios, apuntaron los investigadores.

"Los resultados del estudio tienen implicaciones considerables sobre la importancia de educar al personal en muchas áreas de nuestros hospitales para que usen esta prueba de forma adecuada", planteó Curzen. "Quizá esta prueba deba ser distinta para distintos grupos de pacientes".

En el estudio, Curzen y sus colaboradores recolectaron datos de 20,000 pacientes cuyos niveles de troponina se evaluaron en junio, julio y agosto de 2017.

Aunque poco más de un 5 por ciento tenían niveles de troponina más altos que el límite superior recomendado por el fabricante de la prueba, la mayoría de esos pacientes estaban siendo atendidos por otras afecciones, y no tenían señales clínicas ni síntomas de un ataque cardiaco, apuntó Curzen.

Las directrices recomiendan usar los niveles de troponina para excluir o diagnosticar un ataque cardiaco. Los fabricantes de esas pruebas han recomendado un nivel basándose en los resultados de análisis de unos pocos cientos de personas sanas. Se considera que los resultados que superan ese nivel son anómalos e indican un ataque cardiaco.

En el nuevo estudio, los pacientes con niveles de troponina por encima del normal incluyeron a un 39 por ciento de los que estaban en las unidades de atención crítica, un 14 por ciento de los admitidos por una afección médica y un 6 por ciento de los pacientes atendidos en el departamento de emergencias.

El Dr. Gregg Fonarow, profesor de cardiología en la Universidad de California, en Los Ángeles, dijo que los niveles de troponina no se deben usar como el único determinante de si un paciente está sufriendo o no un ataque cardiaco.

"Está muy bien establecido que los niveles de troponina podrían estar elevados en afecciones aparte del ataque cardiaco, y un nivel elevado de troponina por sí solo no es suficiente para realizar un diagnóstico u orientar la terapia", según Fonarow, que no participó en el nuevo estudio.

Muchos estudios más han mostrado que las pruebas de troponina detectan niveles pequeños de lesión cardiaca en pacientes con una amplia variedad de afecciones médicas además de un ataque cardiaco, añadió.

Hay que educar a los médicos sobre qué prever con unos niveles altos de troponina, de forma que no malinterpreten los resultados sin tomar otros factores en cuenta, apuntó Fonarow.

"Se ha mostrado que los individuos con niveles elevados de troponina, incluso ante la ausencia de un infarto agudo de miocardio [ataque cardiaco], tienen un riesgo más alto de eventos cardiovasculares posteriores", anotó Fonarow. "Es importante considerar evaluaciones posteriores de esos pacientes para modificar este riesgo potencial y prevenir eventos futuros".

El informe aparece en la edición en línea del 13 de marzo de la revista BMJ.

Más información

Para más información sobre los ataques cardiacos, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Nick Curzen, B.M., Ph.D., professor, interventional cardiology, University Hospital Southampton NHS Trust, Southampton, U.K.; Gregg Fonarow, M.D., professor, cardiology, University of California, Los Angeles; March 13, 2019, BMJ, online

Last Updated: