Después de un ACV, sus huesos necesitan atención

In English

JUEVES, 25 de abril de 2019 (HealthDay News) -- Los supervivientes de un accidente cerebrovascular (ACV) se enfrentan a limitaciones en la movilidad, lo que cuadruplica sus probabilidades de osteoporosis, fracturas óseas y caídas. Pero a la mayoría nunca les hacen pruebas de esos problemas, revela una investigación reciente.

"Nuestro estudio amplía investigaciones anteriores que encontraron que, a pesar del aumento en el riesgo, la osteoporosis solo se evalúa y trata en un pequeño número de personas que han sufrido un ACV recientemente", comentó la autora principal, la Dra. Moira Kapral, directora de medicina interna en la Universidad de Toronto.

El deterioro en la movilidad puede resultar en un declive de la densidad mineral ósea, lo que se asocia con la osteoporosis. La afección debilita a los huesos y aumenta el riesgo de fracturas.

En este estudio, los investigadores observaron a más de 16,500 canadienses que habían sobrevivido a un ACV, de a partir de 65 años, de Ontario. De esos pacientes, apenas un 5 por ciento se habían sometido a una evaluación de la densidad ósea, a un 15.5 por ciento les habían recetado medicamentos para la osteoporosis en un plazo de un año tras su ACV, y solo a un pequeño porcentaje les habían recetado medicamentos para la osteoporosis por primera vez.

Los pacientes con más probabilidades de recibir una evaluación de la densidad mineral ósea tendían a ser más jóvenes, de sexo femenino y ha haber sufrido fracturas por traumas leves en el año posterior a su accidente cerebrovascular.

Era más probable que los pacientes recibieran recetas de medicamentos para la osteoporosis después de su ACV si eran mujeres, si ya tenían una enfermedad de adelgazamiento de los huesos, si se habían fracturado huesos antes, si ya habían recibido pruebas de la densidad mineral ósea, o si se habían caído o fracturado un hueso después de sufrir el ACV.

El estudio aparece en la edición del 25 de abril de la revista Stroke.

"Este estudio ofrece más evidencias de que se están perdiendo oportunidades de identificar a las personas con un ACV que tienen un mayor riesgo de fracturas, y de iniciar el tratamiento para prevenir la pérdida y las fracturas óseas", señaló Kapral en un comunicado de prensa de la revista.

Menos de un tercio de las mujeres mayores de EE. UU. reciben pruebas de la osteoporosis. La tasa máxima de tratamiento para algunos pacientes con un riesgo alto es de alrededor de un 30 por ciento, apuntaron los investigadores.

Más información

La Oficina para la Salud de la Mujer de EE. UU. ofrece más información sobre la osteoporosis.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Stroke, news release, April 25, 2019

--

Last Updated: