Incluso tras un ACV, muchos fumadores siguen fumando

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 13 de febrero de 2020 (HealthDay News) -- Aunque menos estadounidenses están fumando hoy en día, el hábito sigue siendo muy persistente entre los supervivientes a un accidente cerebrovascular (ACV), muestra una investigación reciente.

Los investigadores encontraron que la prevalencia del tabaquismo entre los supervivientes a un ACV en EE. UU. no ha mejorado desde 1999, y hasta 2016, era de un 26 por ciento.

Esto es en contraste con la tendencia entre los estadounidenses en general, que gradualmente están abandonando a los cigarrillos. Entre 1999 y 2016, encontró el estudio, la tasa de tabaquismo en la población general se redujo de más o menos un 25 a un 19 por ciento.

Los hallazgos son preocupantes, apuntaron los expertos, considerando el hecho de que fumar es un factor de riesgo importante del ACV.

Y entre los supervivientes al ACV, los que siguen fumando son más propensos a sufrir (o a fallecer de) un segundo ACV o un ataque cardiaco, según el investigador principal, el Dr. Neal Parikh, profesor asistente de neurología de Weill Cornell Medicine y NewYork-Presbyterian, en la ciudad de Nueva York.

Parikh dijo que los resultados del estudio apuntan a una necesidad de "priorizar" la cesación del tabaquismo como parte de la recuperación de un ACV.

Los hallazgos se basan en casi dos décadas de datos de una encuesta de salud federal en curso. Entre los más de 49,000 adultos que participaron entre 1999 y 2016, poco menos de un 3 por ciento eran supervivientes a un ACV.

A lo largo de esos años, la tasa general de tabaquismo se redujo en un grado estadísticamente significativo, según Parikh. Al contrario, no hubo un cambio significativo entre los supervivientes a ACV. Su tasa de tabaquismo era de un 23 por ciento en 1999, y de un 26 por ciento en 2016.

"Creo que la falta de reducción entre los supervivientes a ACV dice mucho sobre la naturaleza altamente adictiva de la nicotina", enfatizó Parikh.

Incluso cuando los fumadores pueden dejarlo mientras están en el hospital o la rehabilitación, quizá eso no dure. Una vez los pacientes vuelven a casa, anotó Parikh, están rodeados de nuevo de los "desencadenantes" de su hábito de tabaco.

El Dr. Albert Rizzo, director médico de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association), también habló sobre la dificultad de dejar de fumar, incluso después de un gran susto de la salud.

"En mi experiencia, no hay muchos pacientes que se muestren en desacuerdo cuando se habla sobre la importancia de dejar de fumar", comentó Rizzo, que no participó en el estudio. "Quieren dejarlo. Pero la nicotina es adictiva".

Además, recuperarse de un ACV puede ser difícil, a nivel físico, mental y emocional. Y las personas que han fumado durante mucho tiempo quizá estén acostumbradas a afrontar el estrés con un cigarrillo, lamentó Rizzo.

"Desearía que los hallazgos me hubieran sorprendido, pero no es así", añadió. Es un patrón que se observa en los fumadores con otras enfermedades graves, incluyendo la enfermedad pulmonar.

"A mí, esto me sugiere que no nos concentramos lo suficiente en la cesación del tabaquismo durante la recuperación del ACV", planteó Rizzo. "Quizá no les estemos ofreciendo todos los servicios posibles".

Parikh dijo lo mismo.

Tras un ACV, señaló, hay mucho énfasis en la importancia de tomar los medicamentos cardiovasculares, es decir, los anticoagulantes como la aspirina y el clopidogrel (Plavix), además de los fármacos para controlar la hipertensión y el colesterol.

"Pero además de tomar esos fármacos recetados, debemos priorizar la cesación del tabaquismo", enfatizó Parikh.

Los fumadores pueden obtener ayuda para dejar de fumar de varias formas, que incluyen la consejería, la terapia de reemplazo de nicotina y medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. Los pacientes de ACV deben hablar con el médico sobre todas sus opciones, dijo Parikh.

Es común que las personas crean por error que "el daño está hecho", y que dejar de fumar no ofrece ningún beneficio, anotó.

Pero como a los supervivientes a un ACV que fuman tiende a irles peor, observó Parikh, nunca es demasiado tarde para dejar de fumar.

Los hallazgos se presentarán el próxima miércoles en la Conferencia Internacional sobre el Accidente Cerebrovascular de la Asociación Americana del Accidente Cerebrovascular (American Stroke Association), en Los Ángeles. Los estudios presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Asociación Americana del Pulmón ofrece recursos para los fumadores que desean dejar de fumar.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Neal Parikh, M.D., assistant professor, neurology, Weill Cornell Medicine and NewYork-Presbyterian, New York City; Albert Rizzo, M.D., chief medical officer, American Lung Association, Chicago, and chief, pulmonary and critical care medicine, Christiana Care Health System, Newark, Del.; Feb. 19, 2020, presentation, American Stroke Association International Stroke Conference, Los Angeles

Last Updated: