How Masks Help Stop COVID-19: HD Live! This Friday at 2:30 PM ET

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Investigadores hallan relación entre la enfermedad cardiaca y el ingreso

A medida que disminuyen los salarios, aumentan los marcadores sanguíneos de inflamación

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

LUNES 19 de noviembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un nuevo estudio muestra que un menor ingreso ejerce en realidad un efecto inflamatorio sobre el cuerpo, lo que podría explicar por qué algunas personas con un menor estatus socioeconómico están en mayor riesgo de enfermedad cardiaca, informan los investigadores.

La relación entre mayores niveles de moléculas inflamatorias en la sangre y un menor ingreso es el aumento de peso, propulsado por una dieta mala y falta de ejercicio, sugiere el estudio.

"La falta de actividad física podría ser un factor, pero es menos probable que la dieta", dijo la autora del estudio Nalini Ranjit, investigadora de la Facultad de salud pública de la Universidad de Michigan.

Los hallazgos aparecen en la edición del 20 de noviembre de Circulation.

Ranjit y sus colegas estudiaron los datos de más de 6,800 adultos estadounidenses en el Estudio multiétnico de la aterosclerosis. Con un ingreso promedio de $51,000, el 38 por ciento de los participantes eran blancos, el 28 por ciento negros, el 22 por ciento hispanos y el 12 por ciento de origen chino.

Los investigadores midieron los niveles de dos moléculas encontradas en la sangre que están asociadas con la inflamación, la interleucina-6 y la proteína C-reactiva.

Hallaron una relación directa entre los niveles de estos biomarcadores inflamatorios y el ingreso.

Algunas personas del estudio ganaban hasta $140,000 al año, dijo Ranjit, y las personas con ingresos $41,300 por debajo de esa cifra tenían niveles de IL-6 y PCR entre 6 y 9 por ciento más altos en comparación con los que tenían los ingresos más altos. La asociación más fuerte entre los niveles de ingreso y los marcadores inflamatorios se observó entre los blancos, agregó.

Desde hace tiempo se ha asociado la inflamación con la enfermedad cardiovascular. Causa daños en los vasos sanguíneos que pueden conducir a obstrucciones que resultan en ataque cardiaco, accidente cerebrovascular u otros problemas cardiovasculares.

Aunque el sobrepeso era la única explicación más importante para la relación entre un menor estatus socioeconómico y una mayor carga inflamatoria, otros factores desempeñaron un papel, dijo Ranjit. "En un trabajo de investigación anterior, mostramos que fumar desempeñaba un papel entre los negros", dijo. Y se halló que la actitud general de "desconfianza cínica" estaba asociada con mayores niveles de moléculas inflamatorias y menor nivel educativo, agregó.

Es bien sabido que la dieta afecta a otros marcadores de riesgo cardiovasculares, en particular a los niveles de colesterol en sangre, pero los niveles de moléculas inflamatorias "son marcadores más sensibles que el colesterol en suero [en sangre]", dijo Ranjit.

Tanto en los blancos como en los negros, también se encontró una relación entre el nivel educativo y los marcadores inflamatorios. Por ejemplo, una disminución de 4.6 años en la educación estaba asociado con un incremento de 6 a 14 por ciento en los niveles de IL-6 y PCR.

"Nuestros resultados sugieren que las personas que tienen una menor posición socioeconómica tienen una mayor carga inflamatoria que los que tienen una posición socioeconómica más alta, debido a los efectos acumulativos de múltiples características conductuales, psicológicas y metabólicas", concluyeron los investigadores. "Si se confirma el papel de la inflamación en el origen de múltiples enfermedades crónicas, la inflamación podría representar un elemento común mediante el cual la posición socioeconómica se relaciona con la enfermedad cardiovascular y otras enfermedades crónicas comunes en el envejecimiento".

Más información

Para mayor información sobre la proteína C-reactiva, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Nalini Ranjit, Ph.D., research investigator, University of Michigan School of Public Health, Ann Arbor; Nov. 20, 2007, Circulation

Last Updated: