La tasa de ACV sigue reduciéndose entre los estadounidenses mayores

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES, 1 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Desde finales de los años 80, las tasas de accidentes cerebrovasculares (ACV) entre los estadounidenses mayores comenzaron a reducirse, y no hay señales de que el declive se esté ralentizando, encuentra un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que entre 1987 y 2017, la tasa de incidencia del ACV entre los estadounidenses de a partir de 65 años se redujo en un tercio por década. El patrón ha permanecido constante, sin estabilizarse en los años recientes.

El motivo no está del todo claro, según el investigador, el Dr. Joseph Coresh, profesor en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

Con el tiempo, menos adultos del estudio eran fumadores, que es un factor de riesgo importante del ACV. Por otro lado, algunos factores de riesgo, como la hipertensión y la diabetes tipo 2, se hicieron más comunes.

Por supuesto, esas afecciones se pueden tratar. Y se sabe que en cualquier persona dada, controlar la hipertensión, el colesterol alto y la diabetes puede reducir el riesgo de ACV, dijo Coresh.

"Pero", añadió, "a nivel poblacional, encontramos que el declive [en los ACV] era mayor de lo que se predeciría solo a partir del control de los factores de riesgo".

Esto sugiere que ocurre algo más, indicó Coresh.

Los hallazgos se basan en datos de un longevo estudio sobre la salud cardiaca que comenzó en 1987. Al principio, reclutó a casi 15,800 adultos de 45 a 64 años de comunidades en los estados de EE. UU.

Un estudio anterior encontró que la tasa de accidentes cerebrovasculares entre los participantes se redujo entre 1987 y 2011, un declive que solo se observó en las personas de a partir de 65 años.

El nuevo análisis, publicado en la edición en línea del 30 de septiembre de la revista JAMA Neurology, muestra que la tendencia continuó entre 2011 y 2017.

A lo largo de 30 años, encontró el equipo de Coresh, hubo 1,028 ACV entre los participantes de a partir de 65 años. La incidencia se redujo en un 32 por ciento con el tiempo.

En los años más recientes, muchos más adultos mayores tomaban medicamentos para la hipertensión o el colesterol alto, en comparación con finales de los 80. Pero el control de los factores de riesgo no explicó del todo por qué la tasa de ACV se redujo tanto, según Coresh.

Señaló que otros factores que el estudio no midió (como el ejercicio, la ingesta de sal y la dieta general) podrían estar implicados.

El Dr. Larry Goldstein, vocero de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y de la Asociación Americana del Accidente Cerebrovascular (American Stroke Association), mencionó otro punto. El estudio no pudo tomar en cuenta qué tan bien controlados estaban la presión arterial y otros factores de riesgo de las personas.

Esto podría hacer mucho por explicar el declive en la incidencia del ACV, según Goldstein, que también es profesor de neurología en la Universidad de Kentucky.

Pero aunque los hallazgos más recientes son una buena noticia, también hay algunas estadísticas más aleccionadoras sobre el ACV, señaló Goldstein. Aunque los ACV son más comunes entre las personas de a partir de 65 años, también afectan a los adultos más jóvenes, y la incidencia de ACV entre las personas más jóvenes ha subido poco a poco en los últimos años.

Además, observó Goldstein, la tasa de mortalidad por el ACV (que se había estado reduciendo) se ha "atascado" últimamente, y comienza a ir en dirección contraria.

"Quizá se deba a que ahora las personas sufren ACV más graves", anotó Goldstein.

Añadió que es esencial que las personas conozcan las señales del ACV y que busquen ayuda rápidamente si creen que ellas, o un familiar, están sufriendo un ACV.

Algunas de las señales de advertencia incluyen flacidez o entumecimiento de un lado de la cara, debilidad o entumecimiento de un brazo, habla poco clara, confusión o dificultad para ver o caminar repentinas, o como lo describió Goldstein, "el peor dolor de cabeza de la vida".

Su consejo es "pida ayuda sin retraso. El tiempo que ahorra es cerebro que se salva".

Más información

La Asociación Americana del Accidente Cerebrovascular ofrece un resumen de los ACV.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Josef Coresh, M.D., Ph.D., professor, epidemiology, Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, Baltimore; Larry Goldstein, M.D., professor and chairman, neurology, University of Kentucky College of Medicine, Lexington; Sept. 30, 2019, JAMA Neurology, online

Last Updated: