Las mujeres de mediana edad están subiendo de peso y aumentando su riesgo de accidente cerebrovascular

Un estudio encuentra que ambos factores aumentaron simultáneamente en décadas recientes

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES 20 de febrero (HealthDay News/Dr. Tango) -- Las mujeres estadounidenses de mediana edad están aumentando de peso, sobre todo alrededor de la cintura, al mismo tiempo en que ha subido su riesgo de accidente cerebrovascular de manera significativa, según un estudio reciente.

"No podemos determinar la causa y efecto exactos en este estudio, pero sugiere que podría haber una relación", afirmó la Dra. Amytis Towfighi, profesora asistente de neurología de la Universidad del sur de California, quien planeaba presentar sus hallazgos el miércoles en la Conferencia internacional sobre el accidente cerebrovascular de la American Stroke Association de Nueva Orleáns.

La mayoría de estudios sobre el accidente cerebrovascular se enfocan en los adultos mayores, pero la incidencia de la afección entre las mujeres de 35 a 54 es el doble que la de los hombres de la misma edad, señaló Towfighi. Usando datos de los Estudios nacionales de salud y nutrición, llevados a cabo de 1988 a 1994 y de 1999 a 2004, Towfighi y sus colegas evaluaron si el riesgo de accidente cerebrovascular en las mujeres de mediana edad ha aumentado y cuáles podrían ser las causas de tal aumento.

El estudio encontró que el aumento es real. En el estudio más antiguo, el 0.6 por ciento de las mujeres en ese grupo de edad informó sobre accidentes cerebrovasculares, pero eso aumentó al 1.8 por ciento en el estudio más reciente. La incidencia de accidentes cerebrovasculares permaneció estable en los hombres de la misma edad, con una incidencia de alrededor de uno por ciento.

"En las mujeres, la circunferencia de la cintura aumentó de manera significativa, al igual que la prevalencia de la obesidad", señaló Towfighi. "No hubo diferencia en el porcentaje de mujeres que tenían diabetes, fumaban o padecían hipertensión".

En el estudio más reciente, las mujeres tenían una circunferencia de cintura 4 centímetros (1.6 pulgadas) más amplia que las del estudio más antiguo. El índice de masa corporal promedio, una medida de la obesidad, aumentó de 27.11 en el estudio más antiguo a 28.67 en el estudio posterior. Y el 14.8 por ciento de las mujeres del estudio más reciente informó usar medicamentos para bajar la presión arterial, en comparación a 8.9 por ciento en el estudio anterior. Casi el cuatro por ciento de las mujeres en el estudio más reciente afirmó estar tomando medicamentos para reducir el colesterol, frente a 1.4 por ciento en el estudio anterior.

"Se sabe que la obesidad abdominal es un pronosticador del accidente cerebrovascular en las mujeres y podría ser un factor clave en el aumento de esta afección en la mediana edad entre las mujeres", apuntó Towfighi en una declaración preparada.

La relación tiene sentido, dijo Daniel T. Lackland, profesor de epidemiología en la Universidad de Carolina del Sur y vocero de la American Stroke Association. "Se ha demostrado que la obesidad conlleva una gran diferencia en el aumento del riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardiovascular", apuntó.

Pero desenredar los varios factores de riesgo que rodean la obesidad es difícil, dijo Lackland. "Lo que muchos han mostrado es que si se aumenta la obesidad, se aumenta el riesgo de hipertensión, diabetes y también de anormalidades lípidas", apuntó, una referencia a los niveles altos de colesterol. "¿Es la obesidad un factor de riesgo independiente para el accidente cerebrovascular? Este estudio no se diseñó para demostrarlo".

El estudio sí enfatiza el consejo actual de evitar la obesidad, además de otros factores de riesgo, planteó Lackland. "Al perder peso, se pierde circunferencia abdominal, se reduce el riesgo de diabetes y las anormalidades en los lípidos, todos ellos factores de riesgo conocidos de enfermedad cardiovascular", dijo.

Un estudio nacional reciente encontró que los índices de hipertensión no controlada están aumentando entre las mujeres estadounidenses de todas las edades, ya que el 22 por ciento de las mujeres tenían hipertensión a principios del siglo XXI, en comparación con 17 por ciento en la década de los 90. La incidencia entre los hombres estadounidenses disminuyó de 19 a 17 por ciento durante el mismo periodo, pero el índice de declive entre los hombres se ha hecho más lento, encontró el estudio.

Más información

La American Heart Association describe el accidente cerebrovascular y sus causas.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Amytis Towfighi, M.D., assistant professor, neurology, University of Southern California, Los Angeles; Daniel T. Lackland, Ph.D., professor, epidemiology, University of South Carolina, Charleston; Feb. 20, 2008, presentation, American Stroke Association's International Stroke Conference, New Orleans

Last Updated: