Los expertos cardiacos respaldan el uso de aceite de pescado recetado para reducir los niveles de triglicéridos

In English

LUNES, 19 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Los expertos cardiacos informan que unas pastillas de aceite de pescado de venta bajo receta podrían ayudar a reducir los niveles excesivos de unas grasas sanguíneas conocidas como triglicéridos.

Las pastillas contienen ácidos grasos omega 3, que son saludables para el corazón. Cuando un médico los receta, esos fármacos pueden reducir los niveles de triglicéridos en entre un 20 y un 30 por ciento, según el aviso científico de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).

"A partir de nuestra revisión de las evidencias de 17 ensayos clínicos controlados sobre los niveles de triglicéridos, concluimos que el tratamiento con 4 gramos al día de [los medicamentos de omega 3] recetados disponibles es efectivo, y se puede usar de forma segura en conjunto con las estatinas que reducen el colesterol", señaló Ann Skulas-Ray en un comunicado de prensa. Skulas-Ray es una de las autoras del aviso, que se publicó en la revista Circulation.

Los triglicéridos son unas grasas que circulan en la sangre. Unos niveles elevados de triglicéridos (por encima de 200 mg/dL) pueden conducir a un estrechamiento de las arterias, lo que aumenta el riesgo de ataque cardiaco o accidente cerebrovascular.

Alrededor de un 25 por ciento de los adultos de EE. UU. tienen unos niveles de triglicéridos por encima de los 150 mg/dL, que es el umbral de un nivel elevado. Las tasas de triglicéridos elevados están en aumento en Estados Unidos, debido a las tasas crecientes de obesidad y diabetes; ambas afecciones aumentan los niveles de triglicéridos.

Los niveles muy altos de triglicéridos (por encima de 500 mg/dL) también pueden provocar inflamación en el páncreas.

Aunque la AHA se declara en favor de los complementos recetados de aceite de pescado, no hace lo mismo con los complementos de venta libre.

"Los complementos dietéticos que contienen ácidos grasos omega 3 no son regulados por la FDA", indicó Skulas-Ray, profesora asistente de ciencias nutricionales de la Universidad de Arizona, en Tucson. "No se deben usar en vez de los medicamentos recetados para la gestión a largo plazo de los triglicéridos".

Además, un aviso científico de la AHA de 2017 señalaba que había una falta de evidencias científicas que respaldaran el uso clínico de los complementos de ácidos grasos omega 3 sin receta para prevenir la enfermedad cardiaca en la población general.

Pero según la nueva directriz, las versiones recetadas podrían ayudar, al menos cuando se trata de los niveles de triglicéridos. Actualmente, hay dos medicamentos recetados de ácidos grasos omega 3. Uno combina dos tipos de ácidos grasos, el EPA (ácido eicosapentaenoico) y el DHA (el ácido docosahexaenoico), mientras que el otro solo tiene EPA.

No ha habido comparaciones directas de los dos medicamentos distintos, de forma que el aviso no recomienda a uno por encima del otro.

En la actualidad, la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. de los medicamentos recetados de ácidos grasos omega 3 se limita al tratamiento de unos niveles muy altos de triglicéridos (por encima de 500 mg/dL).

Dos expertos en la salud del corazón se mostraron de acuerdo en que las recetas de pastillas de aceite de pescado podrían tener un rol en la atención cardiovascular.

"Esta es una época emocionante, porque se están realizando más ensayos sobre esta clase de medicamentos, que ya se ha mostrado que tienen muy pocos efectos secundarios, pocas interacciones con otros medicamentos, y evidencias de unos beneficios cardiovasculares tremendos", aseguró la Dra. Eugenia Gianos, directora de Salud Cardiaca de las Mujeres en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

El Dr. Benjamin Hirsh es director de cardiología preventiva en el Hospital Sandra Atlas Bass de Northwell Health en Manhasset, Nueva York. Al leer el nuevo aviso, dijo que "los triglicéridos se están convirtiendo ahora en el nuevo 'colesterol malo'".

"La importancia de gestionar los triglicéridos no se puede subestimar", dijo Hirsh. Hasta ahora, ha habido poca orientación experta para ayudar a los médicos a tratar los niveles excesivos de esas grasas sanguíneas.

Por suerte, a diferencia del colesterol LDL (el "malo"), "los triglicéridos son mucho más sensibles a los cambios en el estilo de vida, y las reducciones en los carbohidratos, el peso y el alcohol, y los aumentos en la actividad física se asocian con reducciones [en los niveles de triglicéridos] de hasta un 50 por ciento", anotó Hirsh.

Mientras tanto, aseguro, "se anticipan más resultados de ensayos en 2020, que ayudarán a dirigir la orientación específica sobre el uso de los distintos medicamentos de aceite de pescado para reducir los triglicéridos y el riesgo cardiovascular".

Más información

La Red de Salud Hormonal (Hormone Health Network) ofrece más información sobre los triglicéridos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Eugenia Gianos, M.D., director, Women's Heart Health, Lenox Hill Hospital, New York City; Benjamin Hirsh, M.D., director, preventive cardiology, Northwell Health's Sandra Atlas Bass Heart Hospital, Manhasset, N.Y.; American Heart Association, news release, Aug. 19, 2019

--

Last Updated: