Trastorno cardiaco leve aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular

La reducción ligera en la capacidad de bombeo del corazón se halló como causa del problema

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES 1 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Un reciente estudio halla que incluso la función cardiaca ligeramente impedida (una pérdida de la capacidad para bombear sangre tan limitada que no causa síntomas) podría aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular.

Los cardiólogos han sabido durante algún tiempo que las personas con una función impedida de manera tan grave que se considere insuficiencia cardiaca están en mayor riesgo de accidente cerebrovascular, aseguró el Dr. Marco R. Di Tullio, profesor de medicina clínica de la Universidad de Columbia. Pero el estudio que escribió para la edición de junio de la publicación Stroke parece extender ese riesgo a un impedimento mucho más leve llamado disfunción del ventrículo izquierdo o DVI.

El estudio de larga duración comparó los índices de disfunción del ventrículo izquierdo de 270 residentes de la ciudad de Nueva York que sufrieron accidentes cerebrovasculares con los de 288 participantes que no habían sufrido estos accidentes. Todos habían sido sometidos a un ecocardiograma, una prueba de la función cardiaca.

La DVI es cerca de cinco veces más común en quienes han tenido accidentes cerebrovasculares, pues el estudio la halló en el 24.1 por ciento de los pacientes con este tipo de accidentes, en comparación con el 4.9 por ciento de los que no los habían tenido.

Una revelación importante fue que el grado de disfunción cardiaca no importaba en términos de riesgo de accidente cerebrovascular. Cualquier intensidad de DVI se relacionó con un aumento de tres veces la incidencia de accidente cerebrovascular en hombres y cerca de cinco veces en las mujeres, aseguró Di Tullio.

Los hallazgos deberían afectar la manera como los médicos evalúan el riesgo de accidente cerebrovascular de sus pacientes, dijo.

"Normalmente, lo que los médicos hacen es considerar que las personas que han manifestado insuficiencia cardiaca están en mayor riesgo", dijo. "No piensan tanto en el riesgo de personas que tienen disfunción leve. Pero ese es uno de los factores que deberían ser tenidos en cuenta al evaluar el riesgo global de accidente cerebrovascular".

Sin embargo, Di Tullio, agregó, no hay certeza de que el hallazgo deba influir sobre el tratamiento. Hay algunas "indicaciones preliminares" de que medicamentos como los inhibidores de la ECA pueden retrasar la aparición de insuficiencia cardiaca en pacientes de disfunción moderada, pero la evidencia todavía no señala que esas personas deberían recibir terapia farmacológica, dijo.

El Dr. Peter Appelros, profesor asociado de neurología del hospital universitario de Orebro en Suecia, que escribió un editorial acompañante en la publicación, estuvo de acuerdo.

"Todavía no estoy listo para decir que esto tenga implicaciones para el tratamiento actualmente porque estamos esperando estudios que demuestren que la warfarina [un anticoagulante] tiene efectos sobre esta situación", aseguró Appelros.

Los resultados de estudios continuados en Europa y los EE.UU. para determinar si la terapia anticoagulante reduce el riesgo de accidente cerebrovascular en estos pacientes deberían estar disponibles "más tarde este año o el año entrante", dijo.

Di Tullio aseguró que una mayor evidencia de formación de coágulos en pacientes de disfunción del ventrículo izquierdo es una explicación posible para el mayor riesgo de accidente cerebrovascular. Otra posibilidad es que la DVI está relacionada con latidos anormales del corazón, como la fibrilación auricular, que se sabe que aumentan las probabilidades de accidente cerebrovascular y otros problemas, dijo.

Los investigadores de la Columbia le están haciendo seguimiento a un grupo de personas que no han tenido accidentes cerebrovasculares independientemente de que aquellos que tengan DVI estén en mayor riesgo de accidente cerebrovascular. "En un par de años podremos ver si lo que hemos hallado también resulta confirmado por este estudio prospectivo a largo plazo", aseguró Di Tullio.

Más información

La American Heart Association describe el conjunto de riesgos para un accidente cerebrovascular.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Marco Di Tullio, M.D., professor of clinical medicine, Columbia University, New York City; Peter Appelros, M.D., associate professor of neurology, Orebro University Hospital, Sweden; June 2, 2006, Stroke

Last Updated: