Un nuevo medicamento contribuye a prevenir los ataques cardiacos

Un estudio revela que el valsartan puede beneficiar a las personas de avanzada edad con alto riesgo de padecer un ataque cardiaco y una apoplejía

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES 17 de junio (HealthDayNews/HispaniCare) -- Un nuevo estudio realizado a escala mundial ofrece nuevas pruebas de que el valsartan, un medicamento utilizado para reducir la presión sanguínea, puede beneficiar a las personas de avanzada edad con riesgo elevado de padecer un ataque cardiaco y una apoplejía.

Los resultados del ensayo VALUE (Evaluación de utilización a largo plazo del antihipertensivo valsartan, por sus siglas en inglés) aparecerán en la edición del 19 de junio de la publicación The Lancet, pero se publicaron en línea anteriormente.

VALUE evaluó si el valsartan (uno de los medicamentos de la familia llamada bloqueadores de los receptores de la angiotensina) reducía de forma más eficaz las enfermedades cardiacas y el fallecimiento que otro medicamento, el antagonista del calcio amlodipina entre un grupo de pacientes con alto riesgo de ataque cardiaco y apoplejía.

El estudio incluyó 15,245 pacientes de 31 païses y fue patrocinada por Novartis Pharmaceutical Co., el fabricante del Diovan, el nombre de marca del valsartan. Todos los participantes tenían 50 años o más con altos niveles de presión sanguínea tratada o no tratada; se les asignó de forma aleatoria el valsartan o la amlodipina y se les hizo un seguimiento durante más de cuatro años.

Ambos grupos presentaron tasas similares de problemas cardiacos posteriores. Sin embargo, los que tomaron valsartan tuvieron unas tasas mucho más bajas de ingreso hospitalario por fallo cardiaco. Además, según los datos del estudio, menos pacientes del grupo de valsartan (el 13 por ciento) desarrollaron diabetes tipo 2, mientras que en el grupo de la amlodipina esta cifra aumentó al 16 por ciento.

Un estudio anterior, que evaluó a casi 10,000 supervivientes de ataques cardiacos y que fue publicado el año pasado, descubrió que el valsartan fue tan eficaz como un tipo de medicamentos anterior denominados inhibidores ACE a la hora de evitar problemas entre personas que habían sufrido ataques cardiacos.

Dicho estudio, que fue presentado durante la reunión anual de la American Heart Association, también reveló que combinar el valsartan con los inhibidores ACE ofrecía más problemas que beneficios.

Ambos medicamentos actúan contra la angiotensina II, una proteína que provoca el estrechamiento de los vasos sanguíneos y aumenta la presión sanguínea.

Más Información

La American Heart Association tiene más información sobre la alta presión sanguínea.

FUENTE: The Lancet, news release, June 16, 2004

--

Last Updated: