Usar un anticoagulante antes de la angioplastia reduce el riesgo

Estudio halla que Plavix reducía a la mitad las posibilidades de muerte y repetición del ataque cardiaco

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

DOMINGO 4 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Según un estudio reciente, los pacientes de ataque cardiaco que comienzan a recibir el medicamento anticoagulante clopidogrel antes, en lugar de durante, una angioplastia para abrir las arterias experimentan casi la mitad de la incidencia de muerte, repetición del ataque cardiaco o apoplejía.

El clopidogrel, que se vende como Plavix, evita que las plaquetas se unan para formar coágulos que pueden bloquear las arterias. Generalmente se utiliza como terapia farmacológica junto con la angioplastia, un procedimiento en que los cirujanos inflan un balón minúsculo para ensanchar un vaso sanguíneo obstruido.

"[Ya] teníamos información que mostraba que una terapia antiplaquetaria dual con aspirina y clopidogrel era beneficiosa", declaró el Dr. Marc S. Sabatine, quien estuvo presente cuando se dieron a conocer los resultados del ensayo el domingo durante el congreso de la Sociedad europea de cardiología en Estocolmo. "Y sabemos que en el momento de la angioplastia, inflar el balón puede dañar el recubrimiento de la arteria. Entonces, pensamos que tenía sentido examinar que sucedería con un tratamiento previo" con el medicamento, aseguró.

La evidencia del beneficio del clopidogrel durante la angioplastia provenía de un estudio que se realizó hace algunos meses en el Hospital Brigham and Women's de Boston, en donde Sabatine trabaja como médico asociado de la división cardiovascular. El estudio mostró que el clopidogrel reducía el riesgo de otro ataque cardiaco en un 31 por ciento.

En el nuevo estudio participaron 1,863 personas a las que se les estaba tratando un ataque cardiaco reciente. La mitad recibió una dosis inmediata de clopidogrel, más una dosis diaria menor, además de la terapia farmacológica estándar cuando llegaron al hospital. La otra mitad recibió un placebo inerte además de la terapia estándar.

La incidencia de muerte, ataque cardiaco subsiguiente o apoplejía fue 46 por ciento inferior para los pacientes que recibieron clopidogrel antes de la angioplastia, en comparación con aquellos en los que se inició el tratamiento con este fármaco durante la cirugía, describió Sabatine. Suministrar una dosis anticipada del medicamento también redujo las posibilidades de que un paciente tuviera un ataque cardiaco o una apoplejía mientras esperaba por la angioplastia en un 38 por ciento, agregó.

"Ese es un beneficio increíblemente significativo que resulta de entre una y tres dosis adicionales de clopidogrel", aseguró Sabatine.

Algunas de las personas que participaron en el estudio se sometieron a una angioplastia tan pronto llegaron al hospital, mientras que otros tuvieron que esperar hasta varios días. Aún así, el beneficio proveniente de un tratamiento previo con clopidogrel fue igual, sin importar en qué momento se realizó la angioplastia, aseguró Sabatine.

"El mensaje constante es comenzar antes, tan pronto como llegue el paciente", apuntó.

Aunque el estudio no se refirió a las personas que se someten a angioplastia para evitar un ataque cardiaco, otros estudios han demostrado un beneficio igual con un tratamiento previo con clopidogrel, agregó Sabatine.

"Hemos visto tres estudios distintos sobre angioplastia electiva", relató. "Los resultados son constantes. El tratamiento previo redujo el riesgo de ataque cardiaco antes de la angioplastia en cerca de un tercio, al igual que después del procedimiento".

Pero el problema no se ha resuelto del todo, aseguró el Dr. Sidney Smith, profesor de medicina de la Universidad de Carolina del Norte, ex presidente de la American Heart Association.

Suministrar clopidogrel anticipadamente a alguien que tiene una angioplastia programada como medida preventiva también implica retrasar una cirugía de derivación por el riesgo de sangrado excesivo relacionado con el medicamento.

Hay "una discusión continua" sobre si es mejor suministrar anticipadamente una dosis de 300 miligramos de clopidogrel, la dosis utilizada en el estudio nuevo, o esperar y suministrar 600 miligramos justo antes de la angioplastia, advirtió Smith.

"Necesitamos un estudio que muestre si una dosis mayor suministrada más próxima al procedimiento tiene el mismo beneficio", sostuvo.

Los resultados del estudio del Brigham and Women's serán publicados en la edición del 14 de septiembre del Journal of the American Medical Association.

Más información

La American Heart Association describe las razones y procedimientos de la angioplastia.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Marc S. Sabatine, M.D., associate physician, cardiovascular division, Brigham and Women's Hospital, Boston; Sidney Smith, M.D. professor, medicine, University of North Carolina, Chapel Hill; Sept. 14, 2005, Journal of the American Medical Association

Last Updated: