AHA News: Cómo tener un embarazo sano para el corazón, aunque aún no haya concebido

MARTES, 11 de junio de 2019 (American Heart Association News) -- Cuidarse bien la salud, sobre todo el corazón, es importante durante el embarazo. Pero la atención recibida antes de concebir, antes de quedar embarazada, puede ser igual de crítica tanto para la mamá como para el bebé.

"Durante el embarazo hay exigencias que se piden del corazón", dijo la Dra. María Sophocles, ginecóloga obstetra y directora médica de Women's Healthcare of Princeton, en Nueva Jersey. "Las mujeres que estén pensando en embarazarse deben optimizar su salud cardíaca antes de concebir, con el fin de prepararse bien".

Esa es una realidad para todas las mujeres que se embarazan. Sin embargo, cuidarse bien el corazón antes de concebir es de particular importancia para quienes tengan condiciones tales como obesidad, diabetes, alta presión sanguínea o hipercolesterolemia familiar, una condición heredado que mantiene altos los niveles de colesterol y aumenta los riesgos cardiovasculares.

Sophocles agrega que, en las mujeres, esas condiciones también aumentan las probabilidades de tener complicaciones en un embarazo que van desde partos tempranos, hasta preclamsia, condición mortal caracterizada por la alta presión sanguínea y proteína en la orina, la cual también puede dañar la placenta, los riñones, el hígado y el cerebro de la madre.

"Si ya es diabética cuando se embaraza, tiene riesgos mayores de tener complicaciones", agregó. "Y las cosas se van acumulando. Si es diabética, y además fuma y tiene la presión sanguínea alta, cada uno de esos elementos hace que el corazón deba esforzarse más para bombear sangre adicional por el sistema circulatorio".

De acuerdo con el Colegio Americano de Obstetría y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés), las enfermedades cardiovasculares son actualmente la causa principal de muertes maternas durante embarazos y el periodo de postparto, representando un 26% de los fallecimientos relacionados con embarazos. Las mujeres de color y las de bajos ingresos tienen las tasas de mortandad más altas.

En mayo, el ACOG emitió pautas para médicos sobre cómo detectar, diagnosticar y controlar las enfermedades del corazón, desde antes del embarazo hasta el periodo de postparto, enfatizando la necesidad de evaluar a las mujeres acerca de estas enfermedades antes de que se embaracen.

Eso no significa que una mujer con riesgos cardiovasculares no debe embarazarse, dijo la Dra. Melinda Davis, profesora asistente de medicina cardiovascular y parte de un grupo de salud cardíaca materna en la Universidad de Michigan. No obstante, sí quiere decir que hay que tomar precauciones adicionales.

"Si una mujer tiene cualquier condición médica, debe asegurarse de optimizarla antes de su embarazo con el fin de poder contar con la mejor salud posible y de mantenerse al tanto de cualquier riesgo potencial que pudiera aparecer, tanto para la madre como para el bebé", agregó.

Atender bien la salud del corazón antes de concebir incluye controlar el peso, no fumar y disminuir el consumo del alcohol, dijo Sophocles.

También agrega que el peso debe controlarse comiendo bastante fruta, vegetales y fibra, y con ejercicio regular, "aunque sea tan solo caminar veinte minutos diarios".

"El cuerpo humano puede adaptarse perfectamente al embarazo, pero si no tiene una buena condición física, o fuma, lidiará con más cambios de salud cardiovascular relacionados con este".

Davis dijo que mujeres con padecimientos del corazón o factores de riesgo cardiovascular deben consular tanto a un cardiólogo como a un ginecólogo obstetra antes de intentar embarazarse, con el fin de conocer las precauciones que deberán tomar. Por ejemplo, a una mujer con riego de preclamsia se le podría aconsejar tomar aspirina para bebés o medicamentos para bajar la presión sanguínea, si es que aún no los toma.

También mencionó que es importante que hable con su proveedor de atención médica acerca de cualquier medicamento que esté tomando, para asegurarse de que este no ponga en riesgo la salud del feto.

Los expertos también citan la edad más avanzada de las madres primerizas como factor que aumenta la mortandad materna en los Estados Unidos, donde las embarazadas tienen un riesgo de muerte mayor que en ningún otro país industrializado.

En los Estados Unidos, cantidades crecientes de mujeres posponen tener hijos hasta entrar a los años treinta y hasta cuarentas.

"Las mujeres de mayor edad que se embarazan podrían tener un riesgo más probable de tener otros padecimientos de salud, tales como alta presión sanguínea o diabetes", dijo Davis.

Evaluaciones de muertes maternas en Illinois y California encontraron que 1 de 4 muertes podría haberse prevenido. Davis fue coautora de un artículo de perspectiva reciente acerca de la necesidad de contar con un campo nuevo de "obstetría cardíaca", a través del cual se administrarían los embarazos de alto riesgo con un equipo que incluiría cardiología, medicina materno-fetal, obstetría, anestesiología y enfermería.

"Si tiene enfermedades del corazón, ya debería estar bajo el cuidado de un cardiólogo y su embarazo debe ser atendido por ambos tipos de médicos", dijo Sophocles. "No acuda sólo a su ginecólogo obstetra con la confianza de que todo salga bien".

Last Updated: