How Masks Help Stop COVID-19: HD Live! This Friday at 2:30 PM ET

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Las mujeres tienen menos probabilidades de recibir los medicamentos cardiacos estándar

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES, 20 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- Es un mito que los ataques cardiacos sean una "enfermedad de los hombres". Pero una nueva revisión de la investigación confirma que las mujeres siguen teniendo menos probabilidades que los hombres de que les administren unos medicamentos que se recomiendan de forma rutinaria para prevenir los problemas cardiacos y los accidentes cerebrovasculares (ACV).

Los investigadores encontraron que, en 43 estudios internacionales, emergió un patrón general. Las mujeres con unos factores de riesgo de enfermedad cardiaca y ACV tenían menos probabilidades que los hombres de que les recetaran aspirina de dosis baja, estatinas para reducir el colesterol o ciertos antihipertensivos.

La pregunta obvia es, ¿por qué? Pero no se puede responder de forma definitiva, señaló la líder del estudio, Sanne Peters, investigadora de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

Indicó que la edad no explicó la discrepancia, haciendo referencia al hecho de que los hombres tienden a desarrollar la enfermedad cardiaca a una edad más temprana que las mujeres.

Pero muchos de los estudios no tomaron en cuenta del todo las diferencias relacionadas con la salud entre los pacientes de sexo masculino y de sexo femenino, según Peters. Entonces, es difícil saber si esos factores podrían ayudar a explicar la diferencia en las recetas de medicamentos, planteó.

Y con frecuencia los hombres tampoco recibían los tratamientos recomendados, apuntó Peters.

"Lo preocupante es que hay una proporción sustancial, tanto de mujeres como de hombres, que no recibieron unos medicamentos recomendados por la directrices y que potencialmente salvan vidas", dijo.

En cuanto a la diferencia entre los sexos, es un fenómeno que se observa en la atención hospitalaria. Los estudios han encontrado que cuando las mujeres reciben el alta del hospital tras el tratamiento por un ataque cardiaco, es menos probable que les receten ciertos medicamentos, como las estatinas, que a los hombres.

Los nuevos hallazgos confirman que el mismo patrón se observa en la atención primaria, lamentó Peters.

El análisis se enfocó en 43 estudios de Estados Unidos, Canadá, Australia y Europa. Cada uno contenía información sobre las recetas de medicamentos de los pacientes con enfermedad cardiaca establecida, antecedentes de ACV, o factores de riesgo de esas afecciones.

En general, las mujeres tenían un 19 por ciento menos de probabilidades de tomar aspirina de dosis baja, y un 10 por ciento menos de probabilidades de tener una receta de una estatina. En cuanto a los antihipertensivos, tenían un 15 por ciento menos de probabilidades de estar tomando un inhibidor de la ECA. Al contrario, las mujeres tuvieron un 27 por ciento más de probabilidades de que les administraran un diurético.

Los investigadores anotan que la enfermedad cardiaca es la principal causa de mortalidad en el mundo. Sus nuevos hallazgos aparecen en la edición del 20 de mayo de la revista Journal of the American Heart Association.

Podría haber varios motivos de que las mujeres tengan unas tasas más bajas de ciertas recetas, planteó la Dr. Gina Lundberg, directora clínica del Centro Cardiaco de las Mujeres de Emory, en Atlanta.

En general, las mujeres, con frecuencia "se percibe que [las mujeres en la cincuentena] tienen un riesgo más bajo de enfermedad cardiaca, lo que contribuye a que no reciban suficiente tratamiento", dijo Lundberg, que también es voluntaria de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

Por otra parte, añadió, es común que las mujeres mayores se perciban como "frágiles", lo que puede afectar a su tratamiento. Por ejemplo, quizá no reciban aspirina de dosis baja porque los médicos piensan que tienen un riesgo demasiado alto de sangrado como efecto secundario.

Lundberg apuntó a otro factor. Algunas mujeres siguen acudiendo a un obstetra/ginecólogo como su proveedor de atención primaria, incluso cuando tienen cincuenta y muchos años. "Muchos de esos médicos siguen enfocados en la salud reproductiva, y no en la salud cardiovascular en general", aseguró Lundberg.

Enfatizó que las mujeres "deben asegurarse de que reciben una atención salud integral tras sus años fértiles". Esto incluye mediciones de rutina de la presión arterial, el colesterol y el azúcar en la sangre, dijo.

Esas pruebas se recomiendan tanto a las mujeres como a los hombres. La revisión encontró que muchos pacientes, independientemente de su sexo, no recibían los medicamentos estándar para las personas con un mayor riesgo de problemas cardiacos.

Los antihipertensivos fueron los medicamentos recetados con una mayor frecuencia, y poco menos de un 70 por ciento de los hombres y las mujeres tomaban uno. Menos personas tomaban estatinas. Y en cuanto a la aspirina de dosis baja, apenas un 41 por ciento de las mujeres tenían una receta, frente a un 56 por ciento de los hombres.

"Un número sustancial de personas que han sobrevivido a un ataque cardiaco, o que tienen un riesgo alto de un primer ataque cardiaco, no reciben el tratamiento recomendado", advirtió Peters.

Las personas que caen en esos grupos, añadió, deben hablar con el médico sobre los beneficios y los riesgos del uso de los medicamentos cardiacos.

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre la enfermedad cardiaca en las mujeres.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Sanne Peters, Ph.D., research fellow, George Institute for Global Health, University of Oxford, U.K.; Gina Lundberg, M.D., clinical director, Emory Women's Heart Center, and associate professor, medicine, Emory University School of Medicine, Atlanta; May 20, 2020, Journal of the American Heart Association, online

Last Updated: