Los expertos aconsejan comer pescado dos veces por semana para evitar la enfermedad cardiaca

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 17 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- Las personas tienen más motivos que nunca para hacer que el pescado sea una parte más importante de sus dietas, según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).

Hace mucho que el grupo cardiaco recomienda a la gente comer pescado, preferiblemente las variedades grasas, una o dos veces por semana. Ahora, reafirma ese consejo basándose en evidencias adicionales de que el pescado ayuda a evitar la enfermedad cardiaca.

En específico, los adultos deben proponerse comer dos porciones de 3.5 onzas (99 gramos) cada semana, según la AHA. Las mejores opciones son los pescados grasos con dosis altas de ácidos grasos omega 3. Las opciones incluyen al salmón, el atún blanco, la caballa, la trucha de lago, el arenque y las sardinas.

Elija lo que elija, no lo fría, advirtió el grupo.

Esto se debe a que los estudios han mostrado que los amantes del pescado frito tienen un mayor riesgo de insuficiencia cardiaca.

Los principales ácidos grasos omega 3 en el pescado son el EPA y el DHA, apuntó Sonya Angelone, dietista registrada y vocera de la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics).

El EPA tiene efectos antiinflamatorios que podrían ayudar a contrarrestar el endurecimiento y el estrechamiento de las arterias, que pueden conducir a un ataque cardiaco, dijo Angelone.

Además, dijo, las grasas omega 3 también podrían hacer que la sangre tendiera menos a coagularse, mientras que las dosis altas pueden ayudar a reducir los triglicéridos, un tipo de grasa de la sangre.

El pescado graso no es la única fuente de omega 3, comentó Angelone, que no estuvo implicada con las recomendaciones de la AHA.

"Las semillas de chía, las semillas de lino y las nueces son buenas fuentes de ácido alfa-linolénico (ALA), un precursor del EPA, que entonces se convierte en DHA", explicó Angelone.

El problema, añadió, es que solo una pequeña cantidad del ALA se convierte. Y las variantes genéticas de una persona ayudan a determinar dicha conversión.

En contraste, la asociación cardiaca anotó que 4 onzas (113 gramos) de salmón a la semana proveería a los adultos la ingesta diaria recomendada de omega 3, que es de unos 250 miligramos.

El consejo más reciente de la asociación cardiaca no difiere de sus recomendaciones anteriores, publicadas en 2002. Pero ahora hay muchas más evidencias que lo respaldan.

Eric Rimm, profesor en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard, es el autor principal del informe de la AHA, publicado el 17 de mayo en la revista Circulation.

"Los estudios científicos han establecido todavía más los efectos beneficiosos de comer pescado y marisco ricos en ácidos grasos omega 3, sobre todo cuando reemplaza a alimentos menos saludables, como las carnes que son ricas en grasa saturada que obstruye las arterias", apuntó Rimm en un comunicado de prensa de la AHA.

Varios estudios de gran tamaño han encontrado que las personas que comen pescado al menos una vez por semana tienen unos riesgos moderadamente más bajos de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular (ACV), insuficiencia cardiaca y muerte cardiaca súbita, según el nuevo informe.

En dos grandes estudios de EE. UU., reemplazar apenas un 3 por ciento de las calorías de proteína de la carne procesada con proteína de pescado y marisco se vinculó con una reducción del 31 por ciento en el riesgo de fallecer de complicaciones cardiacas o ACV.

Así que parece que la clave es reemplazar la carne roja o procesada (u otros alimentos no tan saludables) con pescado, aconsejó la asociación cardiaca.

Excepto, quizá, si el pescado es frito. Dos estudios en que participaron más de 90,000 estadounidenses encontraron que los que comían pescado frito al menos una vez por semana tenían un 48 por ciento más de probabilidades de desarrollar insuficiencia cardiaca que los que raras veces freían el pescado.

El pescado podría beneficiar incluso a las personas que ya han sufrido problemas cardiacos, según la asociación del corazón. Un estudio de supervivientes de ataque cardiaco encontró que aquellos a quienes les dijeron que comieran pescado dos veces por semana tenían un 27 por ciento menos de probabilidades de fallecer a lo largo de los dos años siguientes, en comparación con los que solo recibieron la atención estándar.

El pescado y el marisco contienen mercurio, apuntó la AHA. Y las mujeres embarazadas y los niños pequeños deben evitar ciertos pescados grandes que son ricos en mercurio, como el tiburón, el pez espada y la macarela rey.

Pero para la mayoría de los adultos, los beneficios de comer pescado superan cualquier daño potencial asociado con el mercurio, apuntó el equipo de Rimm.

Si no le gusta el pescado, ¿los complementos de aceite de pescado son un buen sustituto? No, según la AHA. En un estudio anterior, el grupo dijo que los complementos no se recomiendan para la prevención de la enfermedad cardiaca, debido a la falta de evidencias de que funcionen.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre los ácidos grasos omega 3.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Sonya Angelone, R.D.N., registered dietitian and spokesperson, Academy of Nutrition and Dietetics; May 17, 2018, Circulation, online

Last Updated: